X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

archivo histórico

Fallas sin vallas: así era la fiesta en el cine de 1929

15/02/2016 - 

VALENCIA. Sin capacidad para registrar el sonido de los petardos ni color con el que mostrar los vivos tonos de los ninots. Con el punto de mira del actual gobierno valenciano en internacionalizar las Fallas y a pocos meses de conocer si la Unesco decide catalogarlas como Patrimonio de la Humanidad, lo cierto es que la intención global de la fiesta josefina es tal desde hace casi un siglo, tal y como se desprende de las primeras imágenes de cine y reportajes que esconden los archivos históricos y que, este año, han vuelto a ver la luz con motivo del ciclo 'Fallas de celuloide' celebrado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. 


Obra del director Joan Andreu Moragas, una de las piezas, restaurada por la Filmoteca en 1992, muestra fragmentos de dos reportajes sobre las fiesta de los años 1928 y 1929, imágenes de los principales monumentos y de los premiados, algunos festejos falleros y vistas de las calles y plazas del centro de la ciudad. Esta supone una de las piezas más antiguas que atestiguan en formato audiovisual la celebración de las Fallas. La pieza más antigua que se ha encontrado, sin embargo, se realizó con una década de anterioridad, el documental Valence: Fête traditionnelle des Falles (1917), de Pathé-Gaumont. 

Es el reportaje Valencia celebra su fiesta de las Fallas (1931) otra de las piezas más antiguas que forman parte del archivo de CulturArts. "De Madrid, Barcelona, y otras ciudades, llegan a Valencia trenes especiales completamente llenos de miles de almas, que acuden a la invitación de la ciudad hermana. La animación es extraordinaria, contándose por quinientos mil forasteros los llegados a la ciudad del 'Turia', para visitar las fallas (sic)", reza la pieza periodística. 


No solo eso, sino que, para todos aquellos forasteros que no conocen la fiesta, también cuenta con un tour por los lugares más característicos de Valencia y una definición del monumento para la historia. "Las fallas: tradicionales y típicos monumentos alzados por el humorismo inagotable del pueblo valenciano, bellos como sus flores, y cual ellas esfímeros, nacidos en el misterio brujo de una noche, para abrasarse, dos días más tarde, en la caricia satánica de una tromba de fuego (sic)". 

El reportaje muestra una vista panorámica de Valencia; las Torres de Serranos; la plaza del Ayuntamiento con las casetas de flores, el edificio de la Telefónica y el de Correos; el Mercado Central y la Lonja o Miguelete. Una fiesta pura, aunque muda y en blanco y negro, siendo gracias a los carteles de Fallas, cuyo primer representante fue creado en 1929, que sí se puede poner color a la fiesta josefina de hace casi un siglo.

Cartelería que marcó una época

Al borde de la Segunda República Española, el final de la década de los 20 con la consecución del nuevo régimen supuso un cambio no sólo político, también estético. Buena cuenta de ello dieron los carteles oficiales de Fallas, siendo José Segrelles el primer autor de una serie que este año continúa con el trabajo de Ibán Ramón, un primer encargo que vino a petición de la Sociedad Valenciana de Fomento del Turismo y que, por aquel entonces, ya ponía el acento en la internacionalización de la fiesta. La fantasmagórica imagen creada hace casi un siglo por el pintor de Albaida marcó una estética que, sin embargo, ha mutado casi en cada ejercicio, con cada nueva propuesta.

Precisamente, el de 1930, firmado por Vicent Canet y elegido por primera vez a través de un concurso público, dio un nuevo giro de tuerca, haciendo uso de la misma gama de colores pero, en este caso, centrando la escena en la iglesia de los Santos Juanes y con una sutil influencia art-déco que después exprimirían otros autores con una década de carteles que sacarían el jugo de las nuevas tendencias y que supondrían un claro punto de inflexión en la estética de la Comunitat.

No solo el art-déco y la modernidad que caracterizó al periodo de la Segunda República impregnan la ilustración, también al propio escudo del Ayuntamiento de Valencia. Curiosas son las adaptaciones hechas, entre otros, por Rafael Raga Montesinos en 1932, piezas que huyen del 'sorollismo' que más tarde volvería a los carteles de Fallas y que optan por la innovación.

L'Indult del foc

En la edición de 2016, la concejalía de Cultura Festiva ha querido rescatar el espíritu originario del proyecto 'l’Indult del Foc', propuesto por Regino Mas al Ayuntamiento en 1934, que es el origen, precisamente, de la primera Exposición del Ninot. Para ello, se ha programado una serie de actividades paralelas de carácter divulgativo y cultural con el objetivo de difundir los diferentes elementos patrimoniales del arte de las Fallas y la obra de los artistas falleros.

Se han preparado tres tipos de propuestas: el ciclo 'Fallas de Celuloide', que recuperó proyecciones de películas documentales históricas sobre la fiesta e incluye las piezas en blanco y negro Fallas de Valencia (1928/1929), de Joan Andreu Moragas, y Fallas en Valencia (1943), de Arturo Ruiz Castillo. El colore llega con las piezas Fiesta del fuego (1956), de Luis Torreblanca; Valencia en San Josep (1958) y Reportatge familiar sobre les les Falles (1961).

Por otra parte, la Ciudad de las Artes y las Ciencias acogerá una serie de mesas redondas bajo el título 'Testigos', con la presencia de expertos de la fiesta que permitirán profundizar en aspectos como las publicaciones falleras, los artistas míticos de la Sección Especial, o las Fallas en el mundo de la ciencia; y el ciclo de conferencias 'Xarrades'. 

Mañana 16 de febrero tendrá lugar la conferencia 'Ciencia y Fallas, Ciencia a las Fallas, Ciencia de las Fallas', impartida por Jesús Catalá, del departamento de Humanidades de la Universidad CEU Cardenal Herrera. La charla versará sobre el proceso de construcción del monumento desde un punto de vista técnico además de creativo, lo que convierte la falla en un artefacto tecnológico. Además, el cine volverá a ser el centro de debate con 'Les Falles en la Filmoteca Valenciana', una charla impartida por Nacho Lahoz que se celebrará el 20 de febrero.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email