Hoy es 24 de febrero y se habla de incendio campanar retail incendios valència INCENDIOS VALÈNCIA
GRUPO PLAZA

¡A FLORECER SE HA DICHO! 

Instrucciones para brotar: 21 propuestas creativas con las que renacer en primavera

De Japón a Italia, de Vivaldi a Antònia Font, de Jane Austen a Mia Hansen-Løve. Porque la primavera siempre vuelve

24/04/2023 - 

VALÈNCIA. Ya ha tomado posesión de sus dominios en plenitud. Ya la tenemos invadiendo alcorques, terrazas y relojes. La primavera es una arrolladora certeza en nuestras calles y en nuestras vidas. La estación en la que ser un poco cursi no solo está permitido, sino que se convierte casi en una obligación moral. La estación de bajar la guardia ante el cinismo y dejarse embaucar por las explosiones florales y sus periferias sensitivas (¡cómprate ese ramo, cómete esas fresas, vete un rato al parque a leer bajo el sol y a fingir que en eso consiste la existencia!).

En Culturplaza somos unos incautos: sabemos que los horrores del cambio climático nos quieren robar estos meses (véase las ausentes lluvias de abril) y convertirlos en una versión extendida de las asfixias estivales. Pero no vamos a dejarnos torcer el brazo por el inminente apocalipsis medioambiental. Por el contrario, nos lanzamos a defender los dulces entusiasmos que la ficción nos tiene reservados para esta época del año. Aquí somos de la escuela de Rohmer: queremos un cuento por cada estación.

Y si algo tenemos clarísimo es que, por muy devastador que haya sido un invierno, la primavera siempre vuelve. Como un recordatorio de que nada es tan grave, de que todavía se puede recomenzar. Como una promesa de posibilidad. En nuestra ambición de recopilar las primaveras más fascinantes que nos ha dejado la creación ajena, hemos reunido a un comité de expertos en la materia. A continuación, sus recomendaciones para la estación del renacer. ¡A brotar se ha dicho!

Lucía Ros
Dacsa Produccions

Mi primera propuesta es El perro del hortelano, de Pilar Miró. No hay nada que me recuerde más a la primavera que una buena comedia de enredo y más si es una adaptación de una obra de Lope de Vega, en verso, con trajes pomposos del siglo XVII y rodada en un palacio portugués. La obra maestra de Pilar Miró es deliciosa, luminosa, bulliciosa, romántica y caótica. Como la primavera, vaya.

'Emma'

El siguiente título es Emma, de Autumn de Wilde. Curiosamente, otra película que me recuerda a la primavera también podría considerarse una comedia de enredo y, casualmente (o no), también es una adaptación al cine de un clásico de la literatura. Jane Austen criticaba como nadie a la sociedad de clase media-alta a la que pertenecía camuflándose en la comedia romántica y puede que con Emma firmara su obra más ligera. Autumn de Wilde hizo justicia al lado más juguetón y a las ansias de celestina de su protagonista con una puesta en escena fresca. Si la pudiéramos oler, seguro que olería a flores.

En el plano musical, pienso en Anda estragar-me os planos, de Salvador Sobral. Con su bellísima y particular voz, habla de cómo está aburrido de la rutina y la tranquilidad y necesita que alguien le estropee los planes y le acompañe a bailar. Salir del aburrido invierno y entrar en la espontánea primavera y todo ello, con una melodía que, efectivamente, invita a bailar.

Y acabo con Sunflower vol.6' de Harry Styles. Sí,  lo sé. Los girasoles no son flores de primavera, pero esta canción de Harry Styles habla sobre los inicios del romance, ¿y qué hay más  primaveral que eso? Plantar nuevas semillas en la melodía y besos en la  cocina. Los últimos 30 segundos hacen que quiera salir a dar botes por el campo rodeada de amapolas y margaritas.

Raquel Bada
Directora de Bamba Editorial

Una recomendación imprescindible es La casa junto al mar, de May Sarton (y también su bibliografía anterior: Anhelo de Raíces o Diario de una soledad, si la primavera te empuja más hacia el campo). Tanto su escritura, marcada por su deseo de cambio,  de encontrar las 'malas hierbas' para dejar espacio a lo nuevo, como las ediciones de Gallo Negro evocan esta estación. En La casa junto al mar, escribe a modo de diario después de cambiar de la campiña en New Hampshire por la costa de Maine. El mar aquí es un personaje más. Sarton registra poéticamente como experimenta esa renovación de su vida y su trabajo en ese nuevo lugar. "Es esencial que se experimenten las verdaderas alegrías, que el amanecer no nos deje impasibles" escribe. 

Esta primavera también leo a Gloria Fuertes en Lo que pasa es que te quiero. Se trata de un volumen con la poesía más romántica de la autora, que descubre Julia Viejo en esta edición tan cuidada para Blackie Books. En la portada vemos a la escritora con su gran amor, Phyllis Turnbull. Una antología llena de la pureza de Gloria, que llega a través de un centenar de poemas. 

Y, como lecturas previstas, tengo ganas de descubrir El arte de contar la naturaleza, que Luci Romero publicará próximamente en Barlin Libros. En él explora el 'nature writing' y lo que nos ofrece en este mundo acelerado. 

En lo visual, recomiendo seguir la programación del mítico Cinestudio D'or. Ayuda a desquitarse de esa obsesión de no haber llegado a tiempo a los estrenos de este invierno.

Jordi Sapena
Músico, Salve Monstera es su último trabajo

Una de las películas que más me recuerda al periodo de la primavera es Un amour de jeunesse, de Mia Hansen-Løve. Aunque no transcurre por completo en primavera, sí recoge el espíritu de esa estación, igual que si pienso en el verano me viene Call Me By Your Name

Cromáticamente es muy potente y tiene esa luz tan característica de la primavera, en la que los días se alargan, las tardes se hacen casi infinitas… Siempre se habla de los amores de verano, pero creo que también son importantes los amores de primavera (los de Pascua, incluso), que a veces son más fugaces, más efímeros y más intensos que los estivales. La obra nos habla de la historia entre Camille y Sullivan, de ese amor juvenil tan fuerte que comparten. Luego, él desaparece de su vida y  ella se queda muy marcada por ese romance. 

Para mí, constituye una imagen muy potente de lo que es la primavera y el amor: algo en lo que siempre eres principiante. Además, me encanta cómo termina, con ella va al río, se le vuela el sombrero y suena The Water, de Johnny Fynn y Laura Marling. También me recuerdan mucho a la primavera dos de las canciones de Violeta Parra que suenan en la cinta, Volver a los 17 y Gracias a la vida

Muriel Villanueva
Autora de llibres com Un pianista en un celler (Sembra), Paula i el colibrí (Bromera), El ball de les estornelles (Adia edicions)

Quan pense en aquesta època de l’any, immediatament recorde Viure sense tu, d’Antònia Font. És la meua cançó preferida del grup i per a mi representa una imatge molt potent, com una tauleta al sol a l’hora del vermut amb la persona que més t’agrada. El “primavera i trinaranjus” de la seua lletra és quasi un lema per a molta gent, una manera d’entendre la vida. 

Me han robao la primavera, de Maio i Carla Collado. Una cançó que s’ha publicat fa pocs dies. Són dues dones molt empoderades, molt joves i que estan fent molt bona música, amb nous conceptes. Aquesta ‘primavera robada’ no deixa de ser una metàfora, sempre amb la mirada endavant. Quina és eixa primavera robada, potser la joventut?

Esmorzar sobre la gespa, d'Edouard Manet (1863). Existeixen moltes imatges d’esmorzars sobre la gespa a quadres i pel·lícules, però aquesta m’agrada especialment. Crec que és una idea que associem de forma automàtica amb la primavera. 

El llibre Primavera d'Ali Smith (Raig Verd). El títol forma part de la seua tetralogia de les estacions i parla de la primavera com una metàfora de l’esperança i l’apertura. 

Raúl E. Asencio
Director editorial de La Caja Books

He estado revisando las baldas de mi estantería  y me he encontrado con La semilla y el corazón, una antología de poesía japonesa editada por Alba. No es en sí mismo un libro ‘primaveral’, pero algunos de los poemas tienen un ‘kigo’ o ‘palabra de estación’ que fijan temporalmente el poema y muchos de ellos, claro, ocurren o están situados en la primavera.

Lourdes Toledo
Autora de títols com Amèrica endins (Bromera), La inquietud (Pagès), Lluny d’Amèrica (Bullent)...

És un lloc comú, però, sense dubtes, la música que més relacione amb aquesta època de l’any és La Primavera de Vivaldi.

D’altra banda, la primavera està plena de llibres. En general, el cicle de les estacions és un tema molt present en literatura de no-ficció, com els dietaris de Miquel Pairolí (Gavarres) o Les hores, de Josep Pla (Destino). Si parlem de ficció, tenim, per exemple, La primavera romana de la Senyora Stone, de Tennessee Williams (Bruguera). Va ser un escàndol quan es va publicar perquè narra les aventures d’una dona alliberada. Un altre clàssic és La consagración de la primavera, d’Alejo Carpentier (Alianza), que va suposar un nou art revolucionari dins del panorama literari llatinoamericà, una altra manera de dir. No és una novel·la fàcil de llegir, però va obrir nous horitzons. O L'Agnese va a morir, de Renata Viganò (Afers). Està situat a Itàlia durant l’ocupació nazi i mostra el contrast de la vida dels mateixos partisans durant la primavera i l’hivern. Als episodis de la primavera tot és més fàcil, s’organitzen millor, tenen els ànims més amunt; a l’hivern tot es fa cru, tot és mort i desolació. I és així, la primavera ho fa tot més amable.

En l’àmbit fílmic, fa poc vaig veure The Quiet Girl. Encara que està ambientada en estiu, com és l’estiu irlandés, ens recorda més a l'atmosfera de la nostra primavera: la gran bellesa de la natura, eixe despertar a una vida més agradable…

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas