X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en el 'CICLE DE LA DONA’

La Dramática Producciones estrena 'Si duele no es amor' en la Sala Russafa

25/02/2019 - 

VALÈNCIA. Sala Russafa acoge este fin de semana el estreno absoluto de Si duele no es amor (1, 2 y 3 de marzo) dentro del ‘Cicle de la Dona’. La formación valenciana La Dramática Producciones está detrás de esta pieza escrita y dirigida por Irene González, quien también sube a las tablas como intérprete junto a Jose Terol y Jose Torres.

A diferencia de otras obras sobre la violencia de género, esta propuesta ofrece una mirada diacrónica “me pareció muy interesante no contar este tema desde el presente, sino hacer poner frente a frente a personajes del pasado con otros del 2019”, comenta González.

Y esa vista atrás se posa en Juana I de Castilla (conocida como Juana La Loca) y su esposo, Felipe el Hermoso. “Creo que es un buen referente para establecer una comparativa entre la agresión que se ejercía hace siglos y la que siguen viviendo muchas mujeres actualmente. Juana fue un personaje muy vejado por los hombres de su vida, no solamente por su marido Felipe, también por su padre e incluso por su hijo”, explica la autora sobre esta monarca que pasó gran parte de su vida confinada en el palacio de Tordesillas para impedirle reinar.

La obra transcurre en un abandonado solar donde se encuentran los tres protagonistas: “Es un espacio inhóspito, con dos bancos que, dramatúrgicamente, representan las dos épocas que se reúnen sobre el escenario”, explica González. Intentando recrear la sensación de vacío y desolación interna de los personajes, se cuida una puesta en escena delicada y llena de contrastes, que cuenta con el sello de La Dramática Producciones y sigue la estela de montajes anteriores, como Flores Azules, Premio del Público de Sala Russafa al Mejor Espectáculo de Compañía Valenciana en 2018.

Si duele no es amor tiene la intención de hacer que la audiencia reflexione sobre la importancia de educar sobre la violencia de género porque, a pesar de las denuncias, las campañas y y la toma de conciencia de una parte de la sociedad,la compañía recalca que el problema sigue tan vigente como hace siglos.

Según cifras oficiales, el año pasado 47 mujeres fueron asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas. Y González recuerda que desde el 2003 han sido casi 1000 los asesinatos, sin contabilizar otro tipo de agresiones y violencias. Por lo que, aunque no pueda establecerse una comparativa con épocas históricas precedentes y aunque actualmente existan leyes a favor de la equidad de género, la autora sostiene que “si las mujeres seguimos sufriendo agresiones y muriendo, es que no ha cambiado nada”.

Esta pieza se incluye dentro de la programación dedicada a las formaciones valencianas y del ‘Cicle de la Dona’, que continúa el 6 de marzo con la charla Mujeres que cuentan. Las Mujeres en las series de TV, impartida por la profesora de Historia del Cine de la UV Áurea Ortiz y la poeta Luci Romero. El 7 de marzo será el turno del monólogo cómico Mari Palante!; Sefa Bernet dirige este tierno y divertido espectáculo sobre la vida de las mujeres en un barrio cualquiera del siglo XXI. Y la programación culmina con una subversiva versión del Julio César de Shakespeare. Del 8 al 10 de marzo vuelve al escenario de Sala Russafa esta tragedia adaptada y dirigida por Chema Cardeña, que nació en uno de sus talleres de interpretación y que ahora interpreta la formación valenciana Trece Teatro, en la que las actrices dan vida a los papeles masculinos de este clásico.  

Nueva sesión del Arte de Conocerte

Óscar Cortés, productor teatral y terapeuta Gestalt, reta a los asistentes a seguir un camino poco transitado para el autodescubrimiento a través de la pieza El Arte de Conocerte (2 de marzo).

La Sala Russafa alberga una nueva sesión de esta fusión entre artes escénicas y espacio de reflexión donde los asistentes pueden participar sobre el escenario, como actores, o desde la butaca, como espectadores.

Con la premisa de una problemática que los intérpretes desconocen hasta que suben a las tablas y que se ven en la necesidad de resolver, echando mando de las técnicas de la improvisación pero también de la empatía y de sus propias experiencias, van saliendo a la luz prejuicios,  problemas, fobias y miedos de los participantes. Todo ello contribuye a que cada sesión sea única y una oportunidad para autodescubrirse.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email