GRUPO PLAZA

Los precios suben un 20% ante la gran demanda y escasez de oferta

La obra nueva en Valencia, en estado crítico

Foto: EDUARDO MANZANA
12/07/2022 - 

VALÈNCIA. "La actual situación del mercado de la vivienda nueva en Valencia es crítica". Así de tajante se muestra la Cátedra Observatorio de la Vivienda de la Universitat Politècnica de València (UPV), que lleva meses alertando de la falta de suelo que existe en la ciudad y que está provocando un encarecimiento de los precios. Y, en su último informe, el escenario no es distinto. Es más, se agudizan sus consecuencias al caer casi hasta la mitad la oferta de obra nueva provocando un aumento del 20% en los valores medios.

Así consta en el informe elaborado por la Cátedra sobre el segundo trimestre de 2022, en el que pone el acento en la tendencia a la baja de las viviendas nuevas tanto en el 'cap i casal' como en su área metropolitana, mientras la demanda sigue muy latente. "La oferta sigue disminuyendo, un 41,9% menos -casi la mitad que hace un año- y se registra un aumento del 20% en el precio unitario en este periodo", advierte el documento.

De esta forma, si en el segundo trimestre de 2021 había en el mercado valenciano 432 unidades de obra nueva a la venta, en el mismo periodo de este año la cifra ha descendido hasta las 251, es decir, ese 41,9% menos. También respecto a los primeros meses de este año ha disminuido el número de inmuebles en el mercado casi un 13% al pasar de 293 a los 251 actuales. 

Además, desde el tercer trimestre de 2019 se evidencia cómo la tendencia ha ido a la baja paulatinamente pasando de las 780 unidades de entonces a 616 en el mismo periodo de 2020 hasta las 452 de los últimos tres meses de 2021. Y, a cierre de este ejercicio, las previsiones no son nada halagüeñas a la vista de la serie histórica y de la situación actual de mercado.

Y, obviamente, también decrece el número de promociones en marcha hasta junio de 2022: un 30,6% menos respecto a las que había un año y un 6,3% menos frente a los tres primeros meses de este año.

Según el informe, todo ello tiene un denominador común: la falta de suelo. "En Valencia tenemos un factor que es la ausencia de suelo urbano disponible para obra nueva, además de los excesivos plazos en tramitaciones urbanísticas", señala el director de la Cátedra, Fernando Cos-Gayón. "Nuestra máxima alerta ahora es la urgente necesidad de producir más viviendas para una ordenada absorción de la demanda existente", insiste. 

"La escasa oferta provoca el aumento de precios"

De lo contrario, los promotores valencianos ya advirtieron hace unas semanas que solo quedan suelos por desarrollar para "dos o tres años", lo que supondría unas 7.000-9.000 viviendas en València dado que la actual demanda absorbe 3.000 unidades al año. "Tenemos un grave y severo problema de falta de suelo", alertaban. El propio presidente de la asociación de promotores a nivel nacional, Juan Antonio Gómez-Pintado, aseguraba, en una entrevista con este diario, que aunque la falta de solares afecta a la mayoría de ciudades españolas, la capital del Turia tiene una "parálisis importante".

La consecuencia de esta situación es una tensión de precios que penaliza a los ciudadano porque "la paralización en la reposición natural de suelo está suponiendo que los vecinos de la ciudad paguen más por las viviendas nueva". "La escasa oferta provoca el aumento de precios: la actividad inmobiliaria sigue la tendencia que anticipábamos trimestres atrás porque hay una fuerte presión de la demanda", remarca Cos-Gayón.

Así, el precio medio en València se sitúa ya en los 2.663 euros por metro cuadrado, un 20% más que hace un año y un 4,6% más que hace tres meses. En el área metropolitana, también suben los valores. En concreto, en l' Horta Nord lo han hecho un 12%; en l'Horta Oest, un 10%; y en l'Horta Sud, un 37%. 

Foto: EDUARDO MANZANA

A este factor se le suma la incertidumbre creada por el alza de los costes de construcción que se han incrementado un 17% aproximadamente desde 2020. Esta coyuntura ha obligado a parar la comercialización de viviendas y retirar producto del mercado para reajustar precios de venta y hacer viable los proyectos, lo que aun ha disminuido más la oferta. No obstante, poco a poco se van retomando proyectos.

Los otros dos factores que están provocando este desequilibrio entre la oferta y la demanda es la desbocada inflación y la subida de los tipos de interés. "Ambas circunstancias provocan una mayor decisión de compra a corto plazo, pues el escenario de inflación es propicio para invertir en bienes raíces como la vivienda", señala el documento.

En el informe también se apunta a un alza en el precio del alquiler, un 11% en seis meses. De hecho, todos los distritos de la ciudad experimentan subidas entre un 2% y un 56%, destacando Quatre Carreres y Pobles de l'Oest. "Al haberse igualado las cuotas de hipoteca y alquiler, existe una mayor motivación para considerar la inversión inmobiliaria como refugio en esta coyuntura inflacionaria", apuntan.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme