X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La ciudad y sus vicios

L’Horta Sud Connection: Viccarbe, la causa por la que los empleados de Google se sientan en butacas de Beniparrell

La tradición del mueble de Beniparrell sirve de centro neurálgico para una de las compañías mundiales de diseños interiores más celebradas. La historia de Víctor Carrasco Berlanga, esto es, Viccarbe

21/10/2017 - 

VALÈNCIA. Beniparrell, Camí El Racó. Las posibilidades de que en ese enclave de la València de l’Horta Sud se fraguen conexiones con la sede de Google enNueva York o Londres, con las oficinas de Yahoo en San Francisco, o la sede central de Apple en Singapur tienden, evidentemente, al infinito. Tenemos las pruebas.

Hace apenas unos días Google presentaba su última oficina en Nueva York, los cuarteles generales de la compañía con vistas al High Line park y al río Hudson, ocupando dos antiguos edificios de la National Biscuit Company.Oficinas, salas de reuniones, cafetería y estudio de fitness. Mucha luz y colores vivos pululando como caídos de una paleta. Entre la viveza de los muebles las mesitas (llamadas Shape), las butacas (llamadas Penta) y los pufs (de nombre Season mini) conectaban Beniparrell y la Gran Manzana. 

Hace algo más, cerca de dos décadas, VíctorCarrasco Berlanga presentaba su proyecto final de carrera como futuro ingeniero de diseño industrial. La universidad, siempre aportando soluciones,juntó sus nombres y apellidos para etiquetar la memoria: Vicarbe. El trabajo acabaría en Cum Laude. El nombre,evolucionado a Viccarbe, terminaría siendo el de su propia compañía de diseño interior y de mobiliario, ubicada desde 1999 en Beniparrell como contagio de la tradición neurálgica para con el mueble. 

Cerca de Beniparrell Carrasco comenzó haciendo prácticas de verano en fábricas de mobiliario clásico. La tradición como origen de una rebelión. En esas mañanas intensas se gestaba la fantasía de “crear productos icónicos, atemporales, mediterráneos, confortables y asequibles”. La realidad: hacía modestos muebles para compañeros de universidad. Entonces nombró a su compañero de colegio desde los seis años, Daniel Bendito, director general de una empresa dando sus primeros pasos.

Fruto de la coincidencia generacional los caminos de Viccarbe, su competencia para generar piezas potencialmente idóneas para salas de espera y espacios de mundo contemporáneo, se alinean con los de diseñadores cuyas carreras comienzan a impulsarse: Piero Lissoni, Jean MarieMassaud, John Pawson, Jaime Hayon, Patricia Urquiola..

De la alianza entre la asturiana Urquiola (recién abierto su estudio en Milán) y Viccarbe nacerá Last Minute, el taburete convertido en best seller, un “icono contemporáneo” que sentará frente a una barra, en cocinas, salas y terrazas a miles de ciudadanos. El primer gran impulso para la compañía valenciana.

En un viaje en avión Víctor Carrasco Berlanga y el diseñador Jaime Hayon se encuentran, desconocidos entre ellos. Cuenta la leyenda que Carrasco se fija en el atuendo colorido de Hayon. El vuelo progresa y al aterrizar saldrán de la terminal siendo buenos aliados, aunque ellos todavía no lo sabían. Uno de los diseños fundamentales de Hayon para Viccarbelo protagoniza la serie Aleta.Sillas, taburetes y butacas inspiradas en la aerodinámica y las formas marinas del Mediterráneo. 

La silla Aleta acaba de ser seleccionada por la revista AD Francia como uno de los mejores diseños del año. De una manera soterrada es una apología del valor luminoso de València como hábitat fértil para el diseño contemporáneo. Hayon, uno de los creadores más respetados en el mundo, estableció su base en Valencia como epicentro de sus movimientos universales.

El caso de Viccarbe, sin viajar más por su trayectoria, vuelve a servir de recordatorio para quienes siguen viendo el entorno valenciano como un campo agreste incompatible con el progreso. O un enclave lejano para competir de frontera a frontera. Igual ya es hora de refutar los complejitos y prejuicios propios…

En todos estos años la compañía se ha mantenido en Beniparrell, atrincherada en las posibilidades que da la personalidad circundante. Fruto de las inseguridad perpetuas se les pregunta por qué València: “por las influencias que ejerce la luz en nuestras colecciones,la cual se ve reflejada en nuestra pasión por los colores, la calidez de los materiales que empleamos y el cuidado por los detalles, en nuestro sentido del humor y la manera en la que cuidamos a nuestros amigos”.

Y sí, esa otra Valencia poco ostentosa apostando por “el amor por el diseño como herramienta para diferenciarse”.

El viaje sigue. Viccarbe vende el 85% de sus muebles fuera de España, en cerca de 70 países. Sus piezas han formado parte de proyectos arquitectónicos como la sede de Microsoft en Finlandia, las oficinas de LinkedIn en Nueva York, las de Yahoo en San Francisco, la sede central de Apple en Singapur, Google en Londres y Nueva York, la Universidad deMonterrey… 


Noticias relacionadas

DISEÑO PARA EL PENSAMIENTO

Carta de amor al diseño valenciano

Por  - 

Nunca sabré cuándo el diseño valenciano entró en mi vida, porque probablemente ya estaba allí en aquellos efervescentes años 80 en los que, como los propios profesionales reconocen hoy, estaba todo por hacer

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email