X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Sacará disco tras el verano  

McKea: gloria y orgullo para el rap de barrio

17/07/2019 - 

VALÈNCIA. Delia tiene dos trabajos y una misión: dejarlos. De momento despacha en una herboristería y da masajes, pero, de forma simultánea, maneja un plan de vida alternativo basado en la construcción de una carrera musical. Fuera de los remedios naturales y los aceites balsámicos, cuando encuentra un rato para sí, Delia Segura se transforma en McKea y pugna por asaltar los cielos del hip hop nacional.

“Me lo dice todo el mundo: solo falta un peldaño”. En el último año, esta valenciana de 27 años ha facturado varios temas que –éxito en Youtube mediante– la colocan a las puertas de conquistar una escena mayoritariamente masculina. Quiere colarse por la brecha que en su día abrieron Ariana Puello y La Mala Rodríguez y, más difícil aún, devolverle al rap un poco de su esencia boombap.

“A mí me gusta el rap underground porque descubrí el estilo con SFDK, cuando Zatu era el Ingeniero y no el Niño Guey. Tenía unos 12 años, venía de escuchar mucho reggae, pero entonces me enganché a grupos como CPV, Triple XXX o Hablando en Plata. Escucharles me animó a pensar que podía iniciarme en el género y darle salida a toda la poesía que ya estaba escribiendo pero que mantenía guardada en un cajón”, rememora McKea.

Foto: ESTRELLA JOVER.

Escribía para desahogarse de una adolescencia complicada y al musicalizarlo alumbró un estilo de ganchos perfectos. “Mi situación familiar hizo que me criara en la calle, que tuviera que cuidar de mis hermanos como si fuera su madre. Mi vida no era como la de otros nanos, pero, por suerte, el rap hizo de psicólogo”, resume la artista valenciana, que todavía hoy sigue partiendo las instrumentales: “Rapeo duro porque es la manera más auténtica de contar las cosas que me hacen daño”. 

Hace unos meses, Delia, despojada de su alter ego, también contó esa experiencia en un aula. Se enfrentó a su propia rabia adolescente en el instituto que la vio crecer. “Me llevaron a una clase de chavales con problemas y me vi a mi misma ahí sentada. Sé que con 15 años es difícil entenderlo, pero les dije que saldrían adelante si le ponían ganas y empeño a aquello que les gustaba. Bailar, pintar, correr; lo que fuera. Que no se quedaran en el parque estancados”. 

El parque tienta cuando las oportunidades escasean y en los barrios periféricos las oportunidades tienden a cero. McKea les homenajea en ‘Gente de Barrio’: “Esa letra va dedicada a la gente que cobra una miseria y cuida de sus hijos teniendo absolutamente nada. Los barrios de clase obrera se van a pique”, enuncia.

Lo hace desde la experiencia de haberlo palpado en el Barrio del Cristo, Aldaia. “Yo jamás me fui del Cristo porque tengo a los míos ahí. Durante un par de años viví en Barcelona y sí, está bien salir de la zona de confort, pero pienso que como mi barrio no hay nada”, opina McKea. Y añade: “El barrio también me permite hablar de lo que me interesa, porque si ahora voy a Ruzafa tal vez me rodee de más arte, pero no servirá para hablar de la realidad que intento reivindicar. Quiero que mi barrio progrese y la manera de conseguirlo es reflejando su realidad desde dentro”.

Así, nacida del asfalto y orgullosa de sus herencias, la artista valenciana reconquista el espacio musical que en los noventa ocupó el flow de competición. Su última desfibrilación al corazón del rap clásico se llama ‘Tu Ya Sa’ y es puro vacile. Justo ahora, que se está perdiendo esa cultura. “Ahora muchos vacilan con lo que poseen. Enseñan el Rolex y la camiseta Gucci, todo falso, pero olvidan las buenas métricas y las frases potentes. Pasamos del rap de barrio al trap materialista en el que se farda de cochazo. Si yo saco un coche tengo que alquilarlo. Y me deja la cuenta tiritando”.

La última vez que sacó un coche fue en el vídeo de ‘Tu Ya Sa’ y la gente apenas reparó en él. Se quedó con el enigma de la bolsa, un Macguffin que recorre la canción desde el piso de la propia McKea hasta la mesa de un jefe malencarado. ¿Qué hay dentro? “No lo puedo decir: lo hicimos para crear expectativa y aún estamos en ello. Dentro de un tiempo sacaremos la bolsa a subasta por un euro o algo así. ¡Vamos a jugar un poco!”, exclama.

Foto: ESTRELLA JOVER.

Sí puede contar –lo adelanta para Culturplaza– que prevé sacar disco tras el verano, en septiembre u octubre. Lleva varios meses trabajando en ello. Tiene ya ocho temas terminados, más 'Pónmelo en el aire', que salió el 12 de julio, y ‘Tu Ya Sa’ que también entrará en la compilación. En total serán unos 12 temas producidos por Oskarklap –su dj habitual–. Después lo presentará en una gira junto con el rapero alicantino Luisaker.

¿Subirá entonces McKea ese último peldaño? “Ojalá, significaría poder vivir de la música. Creo que tengo canciones y nivel para conseguirlo, pero me falta un punto de exposición. Dentro de la escena siempre fui por libre y jamás me han aupado. Sin embargo, hay una cosa que tengo clara: el día que suba ese último peldaño sabré que habrá sido por mis propios méritos. Y entonces nadie me bajará de ahí”. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email