X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Un repaso a algunos de los artistas audiovisuales que están reinventando el género 

Música que entra por los ojos. Conoce a la generación valenciana del post-videoclip

22/09/2016 - 

VALENCIA. Mucho ha cambiado el videoclip desde aquel “Bohemian Rhapsody” de Queen que dio inicio al género a mediados de los setenta. De la televisión como canal de promoción masivo –con la MTV como mascarón de proa- hemos saltado al reino de Youtube y Vimeo en el ordenador y los dispositivos móviles. Han cambiado las cartas del juego, pero no la función de este tipo de producto como campo de experimentación para los artistas audiovisuales. Hoy, más que nunca, el video es una herramienta imprescindible para promocionar a cualquier banda de música, por desconocida que ésta sea. La música también tiene que entrar por los ojos.

Por supuesto, el desarrollo de la tecnología no ha afectado únicamente a los canales de difusión de la música, sino a los formatos con los que ésta llega al consumidor. Rockumentales, live tracks, after-movies de festivales, brand movies… Hablamos de un sector que no para de renovarse y que tiene buenos representantes en la Comunidad Valenciana.

Si nos centramos en el trabajo de directores independientes, es necesario deternos en el trabajo de Antoni Sendra, también conocido como Podenco. Su personalísimo estilo, basado en la combinación de diferentes técnicas –especialmente la mezcla de imagen real con animación-, le ha granjeado varios Staff Picks (digamos que son como los Oscar de Vimeo). “Para mi carrera Vimeo ha sido fundamental. Ser reconocido con un Staff Pick te hace visible a un nivel más internacional. Gracias a esta visibilidad he podido construir una pequeña audiencia para mi trabajo. El 90 % de mis clientes provienen de ahí directa o indirectamente”, nos explica. Sin ir más lejos, el jefe del departamento visual de Warner, que era uno de los seguidores de Sendra en esta red, le ofreció recientemente la posibilidad de grabar para Green Day un lyric video [género incipiente que se caracteriza por tener rotulada la letra de la canción].

Green Day “Revolution Radio”


“El videoclip es el género soñado para muchos profesionales de mi generación que, de algún modo u otro, hemos crecido con su inmensa influencia en el medio –explica Podenco-. Lamentablemente, es deficitario en la mayoría de las ocasiones, pero la rentabilidad no tiene porque entenderse solamente en un plano monetario… Muchas veces los videoclips sirven como terreno de experimentación. Ahí es donde un artista puede desarrollar su trabajo en libertad y exprimir al máximo su potencial. Hoy en día, dar con un punto de vista diferente como realizador es clave para abrir puertas y llamar la atención a proyectos comercialmente más atractivos”.

Jose Ábalos, fundador de la productora Uranes Films, coincide con su amigo y compañero de estudio de coworking en la importancia del videoclip como herramienta liberadora a nivel creativo. “Hoy en día el videoclip solo es rentable económicamente a niveles muy altos, pero es una manera de mostrar tu estilo personal. En otros tipo de trabajos como la publicidad no te puedes salir de las pautas que marca el cliente”. Ábalos ha dirigido y producido videoclips para bandas como Cuello, Gilbertástico y Siesta!, dúo musical que comparte él mismo junto a otro artista audiovisual valenciano, Jonathan Cremades (autor a su vez de videoclips de animación para bandas como Disco Las Palmeras!). El sello personal de Ábalos –surrealista, poético, inquietante y con un oscuro sentido del humor- queda perfectamente plasmado en “After”, un trabajo con el que logró el primer premio del festival internacional de Oporto en 2007. 

Siesta! “After”


El cineasta César Sabater -que en estos momentos prepara su primer largometraje, “Paella Today”- también ha hecho sus pinitos con el videoclip. “Taxi a venus” de La Habitación Roja, y los singles de Ramírez Exposure “How to get over a break up” y “My beloved beautiful girl” son ejemplos de ello. En el ámbito más underground también se mueven otros artistas de talento como Manuel Pascual (que ha trabajado para bandas como Jardín de la Croix) y Pablo Fernández Serrano, autor, entre otros, del último videosingle de Aullido Atómico, “Y aún preguntas por qué”. Y entre las generaciones más jóvenes y prometedoras encontramos a Pau Palazón, un licenciado en Bellas Artes cuyas piezas, basadas en la animación 2D o estilo 8-bits, se distinguen por un marcado carácter lisérgico.

“Taxi a Venus”, La Habitación Roja (por César Sabater)


“Colorado Springs” Jardín de la Croix (por Manuel Pascual)


The SaltitoS (por Pau Palazón)

Música en directo

Del mismo modo que los videoclips tienden a convertirse en ejercicios de estilo, la grabación de directos acarrea sus propias dificultades; entre ellas, el hecho de que no se controla la acción y de que “resulta absolutamente imposible trasladar a un video lo que un fan vive en directo”. Es la opinión de Iñaki Antuñano, cabeza visible de Kill The TV junto a Ferran Toledo. Procedentes del mundo del documental televisivo, ambos se han especializado en la grabación de videoclips de directos y after-movies para marcas como Jägermusic, y su presencia es habitual en festivales como el BBK, el Resurrection Fest, el Deleste o el Festival de les Arts. “Siempre hemos querido convertir nuestra pasión en nuestra manera de ganarnos la vida, pero no es fácil. Desde que todos podemos hacer un video con un móvil la cosa ha cambiado para mal, porque la gente tiene la idea de que la calidad no es lo primero. Para intentar reflejar lo que siente el público en un concierto necesitas una gran infraestructura de video y audio que nadie quiere pagar”, lamenta Toledo. Es por esto que, en ausencia de grandes presupuestos de realización, los profesionales tratan de reinventar los formatos audiovisuales para marcar distancias con el amateurismo. 

The Suicide of Western Culture


Salas de ensayo y otros escenarios peregrinos

Otra productora joven con gran potencial es Salto Mortal, formada por Leonardo Gómez, Jaime Bosch y Borja Vizcaíno. Este colectivo, que combina trabajos de publicidad con proyectos personales para bandas amigas, ha realizado piezas para artistas como Tumba Swing y Rolando Midi y su Orquesta Midi. Además, su videoclip para la canción de “Piscina Maracas”, de Teletexto, fue seleccionada por la revista Rockdelux como uno de los mejores videoclips nacionales del año pasado. 

Uno de los últimos proyectos desarrollados por Salto Mortal es la serie “V21” (nombre que hace referencia a la carretera de Valencia donde falleció en un accidente de tráfico la estrella del rock de los setenta Bruno Lomas). Se trata de directos y entrevistas grabadas a grupos jóvenes como Powerbalance, Wild o Kids from the Bowl en sus propios locales de ensayo, lo que confiere al formato un interés documental añadido (al fin y al cabo es en estos cubículos donde empieza todo). Esta labor de promoción del underground valenciano es muy similar a la que realiza el colectivo castellonense Forn Seasons. Acapvlco, Derrota, Gilbertástico o Capaje son algunos de los músicos que han protagonizado sus sesiones.

Y si las salas de ensayo son un lugar interesante para grabar directos, no lo son menos los cuartos de baño, provistos de una sonoridad muy peculiar en términos de resonancia, reverberación y absorción del volumen. La productora The Water Tapes lleva años registrando conciertos acústicos de infinidad de bandas nacionales y extranjeras en los servicios públicos de todos los garitos de Valencia, así como de festivales como el FIB o el Fuzzville. Por ideas nuevas no será.

Los Bengala 


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email