GRUPO PLAZA

28 y 29 de mayo

Pablo Remón actualiza la España de provincias de Lorca en 'Doña Rosita, anotada'

El director y dramaturgo madrileño versiona libremente el clásico lorquiano, que se representará en el TEM

21/05/2021 - 

VALÈNCIA. Doña Rosita, anotada representa "una confluencia única de talentos", según indica un comunicado del Teatre El Musical. Se podrá ver la próxima semana (días 28 y 29, 20 horas). Por una parte, el legado de Federico García Lorca, cuya inabarcable influencia en los autores de las generaciones posteriores continúa viva. Por otra, Pablo Remón, "uno de los creadores más brillantes de los últimos tiempos", capaz de sacar adelante dramaturgias tan aplaudidas como La abducción de Luis Guzmán o El tratamiento a través de su propia compañía, y también de ser premiado en el Festival de Málaga por sus guiones cinematográficos o nominado al Goya por uno de sus cortometrajes como realizador. En Doña Rosita, anotada, Remón dirige por primera vez un texto concebido por otro autor. Y lo hace con la particularidad de que ese “otro” es uno de los escritores más universales que ha dado la narrativa española.

García Lorca publicó Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores en 1935, solo un año antes de su trágica muerte. En ella, el genio granadino relataba la historia de una mujer de provincias que se promete con su primo, y cuando él se ve obligado a emigrar a Argentina, ella decide esperarle, sin más. “Parece que no pasa nada, pero lo que pasa es el tiempo”, cuenta Pablo Remón, que aquí ofrece una versión libre adaptada a nuestros días en la que prevalece la crítica a ese “tiempo suspendido y ese aroma de España mesetaria a la hora de la siesta". "Es una especie de cara B de las tragedias lorquianas canónicas como Bodas de sangre La casa de Bernarda Alba. No hay muertes, venganzas ni crímenes, solo el poder corrosivo del tiempo que va arrasando los ideales de la juventud", añade.

La visión de Remón pasa también por reducir el número de personajes del texto original al trabajo de tres únicos intérpretes: Manuela Paso, Fernanda Orazi (la Rosita del título) y Francesco Carril, quien asume el reto de dar vida a todos los papeles masculinos de la pieza. “Es una visión muy libre que conserva la esencia de la obra de Lorca. Es mi lectura, cuenta la obra y al mismo tiempo cuenta mi relación con la obra”, indica su responsable. “Es una tragedia minúscula donde nada trágico sucede, a la vez que una comedia irónica sobre cierta sociedad española de provincias. Doña Rosita es la más chejoviana de las obras de Lorca”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email