GRUPO PLAZA

con su obra 'regreso al edén'

Paco Roca celebra su éxito en Italia

1/11/2022 - 

VALÈNCIA. (EFE) Bucear en la historia de la España del siglo XX es como entrar en "un agujero negro" que te atrapa. Así lo sintió Paco Roca cuando creó su aclamado cómic Regreso al Edén, una historia en clave familiar que presenta en Italia como un alegato por la memoria en tiempos de dictadura: "Mirar atrás nos ayuda" en el presente, sostiene en una entrevista con EFE.

"Lo que me interesa de la memoria es la búsqueda de la identidad. Es evidente que no existen unas únicas raíces y que es todo como un laberinto de raíces pero creo que mirar atrás nos ayuda a saber de dónde venimos y a comprender mejor el presente", alega en el marco de la feria Comics&Games de la ciudad toscana de Lucca (norte).

Roca (València, 1969), uno de los ilustradores más reconocidos de España, ha acudido a esta apacible urbe medieval para conmemorar los quince años de su obra más querida, Arrugas, estrenar Regreso al Edén y llevarse de paso el premio de Autor del Año.

El artista confecciona en esta última obra un fresco de la España de la posguerra partiendo una fotografía familiar encontrada por su propia madre, mostrando las estrecheces y penurias que su humilde familia tuvo que sufrir, como muchísimas otras, en el franquismo.

De este modo ha comprendido "mucho" de sus orígenes familiares, pero también ha dado continuación a sus indagaciones sobre la memoria, siguiendo la senda de otras entregas del pasado como Los surcos del azar (2013) o La casa (2015).

Porque, a su parecer, "en España en cierta forma tenemos olvidado todo lo que enmarca prácticamente desde la segunda República (1931-1939) hasta el franquismo" a pesar de que "forme parte de nuestras vivencias del presente", máxime en el actual contexto político.

Y esa desmemoria, apunta, alimenta "uno de los grandes problemas, no solamente en España, sino que se está dando en toda Europa": el revisionismo, tergiversar el pasado, y el auge de la ultraderecha.

"Esa revisión de la historia de algo que ya teníamos totalmente pasado, que incluso los historiadores llevaban décadas y décadas poniéndolo en claro, parece que ahora volvemos otra vez a cuestionarlo (...) y creo que es un error", defiende.

En este sentido, cree que como antídoto a esto también están la literatura, el cine y por supuesto el cómic, para llevar al público general la verdad académica y fiable de los historiadores, a menudo demasiado sesuda y encerrada en los grandes cartapacios del saber.

"La historia es una ciencia y se crea con hechos y con datos contrastados, y ese es el poder de los historiadores (...) Pero es verdad que esas investigaciones no llegan a la sociedad, se pierden un poco en ese debate muchas veces político", afirma.

No obstante, Roca, Premio Nacional del Cómic y poseedor del codiciado Eisner, advierte de que "hay que tener mucho cuidado con no convertir la obra en un panfleto político". Y para eso solo basta la honestidad artística y el rigor para "no manipular al lector".

Con esta ética, el dibujante trabaja ya en un nuevo libro sobre el periodo de la dictadura porque, reconoce, "es una especie de agujero negro en el que te metes para tomar una pequeña historia y quedas atrapado" en los recovecos del olvido.

El objetivo, reivindica, es "visibilizar a toda esa parte de la sociedad que no tuvo cabida en cuarenta años de dictadura en los que solamente se contó una parte del drama", de "escuchar a esa otra parte de la sociedad invisibilizada durante tanto tiempo".

Y a buen seguro cumplirá con su propósito habida cuenta del auge que el cómic ha experimentado en los últimos años, como demuestran festivales como el de Lucca, que en cinco días logra congregar a unos 750.000 seguidores en una ciudad de poco más de 80.000.

"El mundo visual vive un gran momento, es mucho más accesible a un público joven. Los cómics están en los colegios, museos, librerías generalistas, tenemos premios nacionales, un prestigio que de puertas para fuera nunca habíamos tenido", termina. Por eso, y por mucho tiempo, sus álbumes de la memoria seguirán copando las estanterías.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme