X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CUENTA ATRÁS

Qué ganamos y qué perdemos si la paella se convierte en un emoji

El comité de expertos y técnicos está reunido esta semana en San Francisco y la decisión debería llegar en cuestión de días

11/05/2016 - 

VALENCIA. Llegó el momento para #PaellaEmoji. Esta semana, en San Francisco (California, Estados Unidos) se reúne el UTC. El comité técnico de Unicode, esa congregación ambigua que ha generado el lenguaje universal seguramente más usado del mundo, tomará la decisión para los 40 iconos que el pasado mes de enero se concretaron como nuevos candidatos. También sobre el rediseño puntual de alguno de los ideogramas que ya conocemos.

Directivos y técnicos en desarrollo y diseño de empresas como Adobe, Microsoft o Google, se toman esta semana para incorporar a ese lenguaje un número indeterminado de emoticonos. 40 eran los candidatos y, aunque en España no ha trascendido en exceso, dos ya se han caído de la lista: el del pentatlon y el del rifle. El primero contaba con el calor del 'año olímpico', pero no; el segundo, parece haber sido descartado finalmente por su posible vínculo e incitación a la violencia.

El comité, ambiguo y opaco, genera esta decisión para un alfabeto (el Unicode) que por otro lado es libre para su uso. Los vendors (las majors tecnológicas, como Android, iOS, WindowsPhone...) colorean esas propuestas, las adaptan a sus propios estilos -de ahí las distancias entre los símbolos de Facebook o WhatsApp, por ejemplo- y terminan integrando este lenguaje como un idioma más de los disponibles en los smartphones.

El impacto social

Y, con todo ello, una candidatura valenciana ha ocupado buena parte de la atención en España, pero también entre algunos de esos técnicos: la #PaellaEmoji. Esta campaña lanzada por el grupo La Fallera ha logrado difuminar este origen comercial para convertirse en una apuesta de consenso social, como refleja la siguiente fotografía en la que los ediles de la ciudad de Valencia y sus falleras mayores ayudaban a apoyar la propuesta. De hecho, es posiblemente una de las últimas ocasiones en las que se pudo ver a concejales del Partido Popular en una acción pública junto a los miembros de otros partidos del Gobierno local tras destaparse la 'Operación Taula'.

Pese a la cadena de acciones que desde que se han llevado a cabo desde diciembre de 2014, la de mayor trascendencia sucedió el pasado 11 de marzo con la celebración de la #PaellaEmoji Party. Una fiesta a través de Twitter que consiguió que el hashtag #PaellaEmoji fuese Trending Topic Nacional y Tendencia Mundial. Con más de 25.000 tuits, 45 millones de audiencia y casi 120 millones de impresiones en Twitter. Con repercusión especial en todas las capitales de provincia española, capitales europeas, americanas y latinas, desde Sidney a Estocolmo y de Nueva York a Tokyo, pasando por Shangai. Además, se sumaron a la fiesta a la #PaellaEmoji Party personajes influyentes como Arturo Valls, Màxim Huerta y Quim Monzó, y numerosos organismos y marcas. Incluso los diputados valencianos de Compromís-Equo, PSOE, PP e Izquierda Plural hicieron un acto de apoyo en el Congreso de los Diputados.

Todo esto no ha pasado desapercibido para los miembros del UTC, según Guillermo Navarro, miembro de La mujer del presidente, la agencia de comunicación que ideó y desarrolla toda la campaña: "les hace gracia. Hace ver que su herramienta se populariza sin límite y que es capaz de generar este tipo de propuestas", añade en declaraciones a Valencia Plaza.

Navarro confirma que esta es la semana para la decisión, "aunque desconocemos el día. Estamos alerta y el precedente de la anterior ocasión fue que lo lanzaron el jueves de esta semana de reunión por la tarde o noche, así que nos enteramos el viernes por la mañana". Esa podría ser la fecha. ¿Pero cuándo estaría disponible -en caso de que saliera adelante- en nuestros smartphones, dispositivos móviles y herramientas? Según Navarro, puede ser "cuestión de semanas o meses. De hecho, Android ya ha publicado todos su diseños al parecer tal y como los aplicará en caso de aprobación".

Él mismo le resta importancia a que en ese diseño se hayan colado "unos puntitos verdes y rojos". Podría ser una referencia a la verdura y/o al pimiento, pero en cualquier caso "evita que haya aparecido el chorizo, los guisantes, etcétera". Navarro es miembro del colectivo Wikipaella, algo que desde luego le ha servido para conectar conocimientos durante los últimos años y generar sinergias en torno a la potencialidad del plato. Con todo ello, cabe preguntarse:

Qué ganamos si hay emoji de la Paella

Navarro tiene claro que si se logra el objetivo "habremos incluido nuestra mayor aportación gastronómica en el mundo en el alfabeto más utilizado del siglo XXI". Resume que es "una pica en Flandes, reconocer que tenemos un elemento diferenciador cultural y que respeta que no es una olla con cualquier cosa". La campaña ha tenido distintos contactos -"en concreto, con técnicos de Adobe"- para evitar la delicada tergiversación de los cánones de receta que coinciden con las variables que contempla Wikipaella.

Aun así, esta portavoz advierte: "son bastante técnicos y rigurosos. Tienen que distinguirlo y saber que es identificativo, representativo y funciona dentro del lenguaje". El proceso pasa por la codificación en una versión de blanco y negro de la que parten todas las demás (el coloreado de cada uno de los vendors), pero a este criterio técnico se ha sumado en el caso de la paella "un movimiento popular". Preguntado sobre el feedback del comité técnico, Navarro asegura que "ha sido positivo. Seguimos los cauces normales, pero que detrás de la candidatura haya un apoyo masivo lo interpretan como algo divertido". Sobre la complicación de que venga auspiciado por una marca comercial, marca distancia: "no es el logo de una empresa ni una lata de Coca Cola, que no la aceptarían. Es un plato y una receta que no pertenece a ningún particular". 

El proceso llega a su fin tras viajes, listas previas, listas definitivas, acciones de repercusión social online, etcétera. ¿Qué perderíamos de no conseguirlo? "Nada", asegura, "porque nos volveríamos a presentar. Ahora hay mucha gente concienciada y volveríamos a intentarlo. 

Shallow Pan Of Food, ese será el nombre técnico que, si todo marcha como los implicados esperan, definirá dentro de Unicode al plato universal como uno de sus nuevos recursos. El 'movimiento' #PaellaEmoji vive su particular su cuenta atrás para convertirse en una realidad gráfica y universal.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email