X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

de la lonja a las fallas

Valencia, ciudad de patrimonios: balance de una carrera entre éxitos y polémicas

8/12/2016 - 

VALENCIA. Hora de hacer balance. Ayer se cumplían 20 años desde que la Lonja fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, un aniversario que coincide con la reciente declaración de las Fallas y el fin de Valencia como capital de la seda, título que ha ostentado durante este 2016. En este contexto, el presidente de la Red Internacional Plataforma UNESCO Rutas de la Seda, José María Chiquillo, y el presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda, Vicente Genovés, presidieron un encuentro con el fin de reflexionar sobre el camino realizado y los retos y oportunidades de futuro, bajo el lema 'Valencia, capital mundial de la Ruta de la Seda'-'Valencia, ciudad de Patrimonios UNESCO'. En el coloquio, celebrado en el propio museo sedero, sus impulsores quisieron contestar a esa pregunta que muchos se hicieron después de que la Unesco seleccionará las Fallas (¿y ahora qué?) y también relataron cómo se gestionaron alguno de los "momentos críticos" vividos en los últimos meses, especialmente por lo que respecta a las alegaciones presentadas por una plataforma antitaurina. 

A las Fallas y la Lonja, también se suma la celebración por el 35 aniversario desde que el Colegio del Arte Mayor de la Seda fuera declarado Monumento Artístico Nacional, distintos elementos cuya suma unen cultura, patrimonio y turismo, dejando un significativo legado de siglos de historia cuya tradición con el comercio de la seda data de 1474 en pleno centro de Valencia. En el caso del reciente camino de la fiesta valenciana, Chiquillo destacó que dicha designación ha permitido llevar a cabo un trabajo de “lobby diplomático” entre los diferentes países que están presentes en el Programa UNESCO Rutas de la Seda y que, a su vez, forman parte del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. "De los 24 países que votaban, 11 estaban vinculados al programa de la Ruta de la Seda", indicó Chiquillo, un "impulso final a la candidatura" del que quiso destacar los puntos fuertes y, también, reflexionar en torno a los puntos flacos de tantos meses de trabajo. 

Los puntos flacos

· Las alegaciones presentadas por la plataforma Carles Pinazo, que recogió cerca de 25.000 firmas que avalaban la campaña ‘Fallas sí, pero sin tortura’, pusieron entre las cuerdas la candidatura para ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La entidad forzó a la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana a desvincularse de la tauromaquia que, aunque actualmente no se hace, años atrás había sido promocionada a través de los canales oficiales de Junta Central Fallera. Estas alegaciones, presentadas en septiembre, generaron un “momento crítico” y “a punto estuvieran de dar al traste con la candidatura”, explicó José María Chiquillo durante el coloquio para hacer balance del proceso. El político destacó que esta cuestión habría supuesto un problema mayor si entre los países que votaban “hubieran habido países nórdicos, más sensibles con el maltrato animal”.

Foto: Eva Máñez.

· La polémica en torno a la ‘Normativa de protocolo y actuación para las falleras mayores de Valencia y sus cortes de honor’ tampoco pasó por alto para el delegado de la Unesco. El documento, ahora sin efecto hasta que se debatan sus modificaciones a lo largo de las próximas semanas, especificaba cómo debía ser el escote o largo de la falda portadas por las falleras en los actos donde visten de particular y, además, daba el poder al acompañante de JCF a obligarla a cambiarse de ropa en caso de que considere que no es adecuada. Chiquillo defendió que, a pesar de la “mala prensa nacional e internacional”, la mujer tiene un papel “nuclear” en la fiesta, siendo el expediente sobre igualdad de género “uno de los primeros elementos que pone en valor” el comité seleccionador. Aunque el elemento que realmente puso en peligro la candidatura fueron las alegaciones antitaurinas, indicó Chiquillo, destacó que sí fue necesario, ya que corrió “como la pólvora”, que se trataba de una “anécdota interna de uso doméstico”. “El papel de la mujer y su voz es fundamental en la fiesta”. Este asunto, en cualquier caso, está lejos de haber cerrado capítulo pues, el propio concejal de Cultura Festiva y presidente de JCF, Pere Fuset, declinaba ayer hablar de las medidas para depurar responsabilidades que se podrían adoptar por la polémica, un asunto que solo planteará ante "el público fallero".

· El presidente de la Red Internacional Plataforma UNESCO Rutas de la Seda también quiso agradecer a todos aquellos que han puesto su granito de arena para que esta candidatura pasara a ser una realidad. De igual manera, también reivindicó a mucho de los que, a su juicio, no se ha destacado lo suficiente. Así, aunque reivindicó el carácter no político, sino cultural del procedimiento, sí quiso destacar la figura de la exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá, fallecida el pasado mes de noviembre. "Hay que poner en valor la implicación personal y el amor de Rita Barberá tanto por el proyecto de las Fallas como por el de la Lonja. Es de justicia su reconocimiento y puesta en valor desde Unesco España", manifestó. Junto a ella también tuvo palabras de agradecimiento a Federico Mayor, director general de la Unesco entre 1987 y 1999, y a Justo Nieto, quien en su discurso como mantenedor de la exaltación de la Fallera Mayor de Valencia 2003, Vanesa Lerma, “lanzó el guante” al mundo fallero para que se iniciara el expediente. Entre las numerosas entidades e instituciones citadas durante la charla, quiso ensalzar especialmente la labor del secretario autonómico de Turismo, contando, a modo de anécdota, que el acto de celebración "estábamos en un rinconcito Francesc Colomer y yo".

Los puntos fuertes

· Valencia, en tanto que Capital Mundial de la Ruta de la Seda 2016 y, ahora, con las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, busca alargar su atractivo cultural potenciando distintas actividades que no hagan de esta catalogación flor de un día. "Hasta 2020 hay que seguir trabajando". Así las cosas, si el proyecto generado en colaboración con la Agencia Valenciana de Turismo se extiende hasta ese año, los eventos más próximos en el tiempo ya están definidos. De esta forma, en 2017 se llevará a cabo un encuentro mundial de museos de la seda, que unirá a nueve espacios expositivos de ámbito internacional; un encuentro de universidades y un encuentro con Federico Mayor Zaragoza, director general de la Unesco entre 1987 y 1999, pues Valencia "está en deuda con él", añadió Chiquillo. "Él creó el programa de la Ruta de la Seda estando en la Unesco. Mantenía una relación personal y humana con la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá e hizo un lobby por Valencia y los valencianos se lo tenemos que reconocer".

Foto: Eva Máñez.

· “Es una campaña de marketing gratuita”, señaló Chiquillo. Efectivamente, aunque el ‘sello’ de Patrimonio de la Humanidad no repercute directamente en el aspecto económico –dicho de otra manera, no supone ningún tipo de ayuda- sí puede ser un impulso a la imagen de la fiesta. “El hecho de liderar la capitalidad de Valencia en la Ruta de la Seda en 2016 ha permitido posicionar a la ciudad y a la Comunitat en el mapa de las rutas internacionales de intercambio cultural; siendo éste, un proyecto esencialmente turístico que ha servido para hermanar culturas, potenciar la economía y tender puentes”. De esta forma, Chiquillo quiso destacar el papel de la Agencia Valenciana de Turismo e indicó que en la página web de la Unesco ya se ha traducido la festividad de las fallas en cinco idiomas -español, inglés, francés, ruso y chino-, lo que tendrá repercusión en el turismo.

· “Sin duda, los 200 años de historia de esta fiesta se debe a los falleros y falleras y a las comisiones falleras que han hecho posible que, generación tras generación, Valencia disfrute de un espacio cultural único y universal a través de una fiesta popular que cohesiona, une, se vive en la calle, es de los ciudadanos y se hace y mantiene por las personas”. Con estas palabras, José María Chiquillo quiso ensalzar el carácter popular de la fiesta y una candidatura completo, con pocos flecos sueltos. “Precisamente el marcado carácter generacional, el importantísimo papel que desempeña la mujer en las Fallas desde la Crida hasta la cremà y la esencia participativa de nuestra fiesta han hecho posible que las Fallas sean reconocidas como Patrimonio".

· Preguntado también por si las Fallas, al ser Patrimonio, no podrán modificar el día de la Cremà para que caiga en fin de semana, ha indicado que "la fiesta tiene una protección que se celebra del 14 al 19 de marzo y se celebra en torno al patrón de San José". Esta protección, como no podría ser de otra manera, también tiene mucho que ver con la producción sedera. “La seda está viva en Valencia gracias a las Fallas”. Valencia cuenta con 600 años de tradición sedera, una riqueza heredada que tiene mucha fuerza en la indumentaria, que ha permitido la supervivencia de la industria actual. Vicente Genovés, Presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda, ha reforzado las declaraciones de Chiquillo al incidir en que “todo el trabajo realizado para poner en valor la seda como elemento importante y participativo ha hecho posible la designación de Valencia como Capital Mundial de la Ruta de la Seda. Un nombramiento que ha permitido trabajar con representantes de diferentes países, solicitándoles su apoyo a la hora de valorar la candidatura de las Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email