X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DEL 18 de DICIEMBRE AL 8 DE ENERO

Agenda Hedonista para una Navidad disfrutona

Vienen días dulces... y salados

Por | 18/12/2017 | 7 min, 56 seg

VALÈNCIA. Más allá del brilli-brilli de los escaparates, el soniquete de los villancicos, los estampados de los jerséis y la misteriosa proliferación del acebo en las tiendas chinas, hay felicidad en la Navidad. Como somos hedonistas, ya sabes que nos estamos refiriendo a los festines. Que sí, que tus tías son muy pesadas, que tus antiguos compañeros del colegio intentan darte envidia, y que la digestión de la cena de empresa está siendo más larga de lo esperado, ¿pero acaso no es fantástico tener una copa que levantar entre las manos? Es tiempo de comida y bebida en abundancia, además de dulces exquisitos. Aprovecha para hacer la compra en los coloridos mercados, permite que te preparen el almuerzo, hornea galletas por la tarde y mójalas en una taza de chocolate bien caliente antes de dormir. Incluso cuando los renos de peluche amenazan con embestirte, saca tu espíritu disfrutón.

Mercados...

¿Has paseado por el Mercat Central de València en la mañana de Nochebuena? Tal vez de la mano de tu madre, incluso de tu abuela. Si no has correteado entre los puestos con tus primos, mientras los mayores se preocupaban por la cena, ¿qué tipo de infancia has tenido? 

La Navidad es una época especialmente bonita para visitar los mercados municipales de la ciudad, que tienen género en abundancia y grandes dosis de buen humor. Tanto da si es el de Russafa, como el de Rojas Clementesi eres de Patraix o del Cabanyal; hacer la compra durante estas fechas garantiza una experiencia en sí misma.

Otro de los grandes epicentros de la Navidad es el Mercado de Colón, que pese a no contar con puestos tradicionales, tiene una gran oferta restauradora. Además, durante estos días acoge el despliegue del Mercado de Belenistas, del 2 al 10 de diciembre, y el Mercado de Navidad Proa-artesanos, del 14 de Diciembre al 5 de Enero.

... y mercadillos

También es época de mercados ambulantes. Mientras paseas en busca de regalos, seguro que se te acaba abriendo el apetito. Puedes contentarlo en los dos restaurantes del Mercado de Tapinería, La Bernarda y Bar&Kitchen, cuando visites el Ho, Ho, Ho Christmas Market. Además de regalos muy originales, del 22 de diciembre al 5 de enero ofrecen un nutrido programa de workshops, talleres de cosmética y bailes clandestinos.

La Ciutat de les Arts i les Ciències (CAC) también aspira a convertirse en un punto de reunión social, con un programa de Navidad pensado para toda la familia, y especialmente atractivo gracias a los foodtrucks. Todos los días, desde principios de diciembre hasta el 7 de enero, la Navidad se propaga por sus siete edificios. Los puntos más destacados son el Paseo de Arbotantes del Umbracle y el lago del Hemisfèric, donde se ubica la pista de patinaje.

Talleres

Estar de vacaciones no te servirá como excusa para meter las manos en la masa. Si no sabes hornear galletas, es hora de que aprendas, en lugar de confiar todo el buen hacer a tus tías y tus abuelas. Algún día serás tú quien abastezca a los vástagos de la familia.

Desde la escuela de Nutt Consejo Nutricional seguirán ofreciendo talleres, que además estarán tematizados en las fiestas. Así, el viernes 22, se impartirá un curso de cocina navideña para evitar caer en los tópicos; el martes 26, enseñarán a preparar galletas a niños y mayores; y el miércoles 3 de enero, se centrarán en la preparación del Roscón de Reyes. Todas las citas tendrá una duración de 3 horas y precios desde 25 euros. 

Quien también han presentado su programación completa para el año que viene es Quique Dacosta a través de Mercatbar. Incluye una sesión sobre cocina del mundo (25 de enero), arroces (22 de abril), cocina mexicana (12 de abril), pescados (3 de mayo) y cocina para anfitriones (14 de junio). Las clases, que se imparten en Miele Cooking y están valoradas en 85 euros cada una, corren a cuenta de Ángel García, chef ejecutivo de Dacosta en València. 

Lecturas

Si quieres seguir aprendiendo, esta vez sobre los restaurantes que sí o sí debes visitar el año que viene, tienes una lectura imprescindible. Por supuesto, nos referimos al Anuario 2018 de Guía Hedonista. No solo constituye una publicación esencial para conocer los mejores restaurantes de la ciudad, sino que aporta claves únicas a cargo de grandes firmas. Es también un regalo perfecto puestos a sorprender a algún amante de la gastronomía (por 60 euros, se incluye en un pack con champán Rouger Pouillon & Fils Cuvee de Reserve 28).

También hay otros libros para regalar, que desde luego satisfarán a los amantes de la gastronomía. Casi todos ellos se pueden encontrar en MUEZ Gastrollibreria, un espacio singular en plena Plaza del Mercado, donde las tazas de café se combinan con los libros de culto, como Herbarium, Canaille, Anarkía o el tratado dedicado a Un buen bocadillo.

Lo imprescindible: calabaza y jamón

Hay alimentos que no pueden faltar en las mesas navideñas. Buen marisco, buenos quesos, además de carnes y pescados cocinados en deliciosas salsas. Entre los que tienen acento nacional se encuentra el jamón, protagonista de la mayoría de cestas de Navidad, pero también los hay de carácter valenciano, como la calabaza, con múltiples posibilidades.

Desde Biomercado Natural se han propuesto difundir la receta de la calabaza rellena al horno, tan típica de estas fechas navideñas, en un taller completamente gratuito. La tienda de alimentación ecológica, situada en Ángel Guimerá, invita a todos los interesados a presenciar una preparación guiada, que tendrá lugar el jueves 21, de 17 a 20 horas. 

Por su parte, Interjamón, la tienda de jamón de Trévelez con sede en Escultor Vicente Beltrán Grimal, ofrece cursos de cortador impartidos por profesionales. Con ellos aspira a evitar más de un accidente doméstico, de esos capaces de arruinar las celebraciones. Los hay tanto para aficionados como para hosteleros y las fechas pueden consultarse en su web.

Lo placentero: dulces y vinos

No seamos hipócritas: en la Navidad pecamos para luego redimirnos. Ahora bien, ¿acaso no son acciones que merecen el perdón? ¿Quién es capaz de resistirse al chocolate caliente en las noches más frías? ¿Es que cabe otra que regar las comilonas con los mejores vinos?

Los turrones son los auténticos protagonistas de estas fechas, especialmente en territorio valenciano, aunque hay una variedad infinita de repostería navideña. Es época de hacer una parada en Xocolates Vamm, de comprar bombones en Papua y de abandonarse a las tabletas de Utopick, donde también encontraremos el mejor chocolate para fundir.  

Las bodegas tampoco descansan, y no solo en lo que a producción se refiere. Algunas como Ladrón de Lunas aprovechan para abrir sus puertas a los visitantes, organizando visitas y almuerzos, durante las que comprar vinos y cavas. Concretamente el sábado 23, de 11 a 14 horas, la firma abre su tienda para abastecer a los rezagados que necesiten provisiones. 

Espacio 40 dejará pasar las fechas navideñas, pero el sábado 20 de enero, ofrecerá un curso básico de iniciación a la cata de vinos. ¿Que por qué te lo decimos ahora? Por que las plazas ya se están ocupado. La inscripción cuesta 50 euros e incluye, además de la propia actividad de aprendizaje, la cata de cuatro variedades, dos tintas y dos blancas.

Días de guerra, noches de paz

Seamos francos: en València siempre se come bien, pero es que además en Navidad se come mucho. Son momentos familiares, entre amigos o con empresas. Por esta razón, muchos restaurantes ofrecen menús especiales donde destacan lo mejor de su oferta a un precio cerrado. No solo pueden consultarse a través de la web de Turismo de València, sino en las propias páginas de los restaurantes y a través de las redes sociales. 

En cuanto a las fechas más destacas, la Navidad (donde las casas se abandonan a la paella y el puchero) y la Nochevieja (en la que una copiosa cena precede a las uvas), los restaurantes ofrecen atractivas propuestas para que no tengas que cocinar.  La Confederación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunitat Valenciana (Conhostur) y la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) ya han publicado la edición de su “Catálogo de Invierno”, donde podrás consultar más de 142 menús navideños.

Y si para cuando lleguen los Reyes, todavía te quedan fuerzas, puedes seguir comiendo a cuenta un buen mercado. Como todas las Navidades, el Cabanyal se llena de puestos, que además abren hasta altas horas de la madrugada el día 5 de enero. Es la ocasión perfecta para engullir sin límites por última vez, porque más tarde habrá que volver a regular el estómago. Espera, no... que todavía queda el Roscón. Pues nada, olvídalo. 

Feliz (y suculenta) Navidad

Comenta este artículo en
next