X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

según un estudio de acierto

702,5 euros les costaría a los valencianos ver en el cine todas las películas nominadas a los Óscar

24/01/2018 - 

VALÈNCIA. Durante la última jornada Hollywood se ha convertido en el centro de todas las miradas: la Academia del Cine ha anunciado los finalistas a los Óscar. Unas nominaciones que guiarán a muchos espectadores en sus elecciones. Pero, ¿cuánto costaría ir a verlas todas al cine? Y más concretamente: en la Comunitat Valenciana. El último informe de Acierto dice ser de 702,5 euros .

El estudio ha tenido en cuenta la cantidad de cintas nominadas en esta última edición, un total de 44 si se hace referencia a las que han sido nominadas en distintas categorías, así como el precio medio de las entradas, 7,4 euros o el de las palomitas y golosinas. En concreto, solo por los tickets habría que pagar unos 325 euros.

Si se añaden palomitas y bebida para todas ellas, habría que desembolsar entre 170 y 220 euros adicionales a la larga. Y las golosinas saldrían por 66 euros. La investigación también ha estimado el gasto en gasolina para los que fueran en coche, que suma hasta 88 euros más. Y es que el espectador medio suele tardar entre 10 y 20 minutos en acudir a la sala; o sea, unos dos euros en combustible por trayecto.

Diferencia por provincias

La provincia también influye en esta cantidad. Y es que disfrutar del séptimo arte en Alicante supone un desembolso medio de 7,04 euros por entrada, casi un euro menos de lo que cuesta ir al cine en Castellón, 7,75 euros. A medio camino se queda Valencia, con un precio medio de 7,36 euros para un pase normal. Sin embargo, esto no acaba de reflejarse en la asiduidad con la que van sus habitantes al cine. De hecho, en Alicante "tocan" a 2,3 entradas por habitante, y en Castellón y Valencia a 1,7 y 2,6 respectivamente.

Por lo que hace a términos nacionales, existe una gran diferencia respecto de otras comunidades como Cataluña y Madrid, donde el coste de las entradas se dispara. De hecho, es en Barcelona donde se encuentran los tickets más caros de España: cuestan hasta 9,24 euros, frente a la media nacional que se sitúa en los 7,24 euros.

Diferencias en función de la edad

Precisamente el coste que lleva aparejado ir el cine ha provocado que muchos espectadores hayan abandonado esta forma de ocio en favor de otras actividades. De hecho y desde el año 2002, la tasa de penetración del cine ha pasado del 11,2% al 5%. Asimismo, casi la mitad de los españoles (49,7%) asegura no ir nunca al cine.
Gráfica de Acierto.com

No obstante, existen diferencias en función de la edad de los espectadores. Los jóvenes de 20 a 24 años son los que acuden con mayor asiduidad, en contraste con los mayores de 65, que van en salvadas ocasiones. Una situación que ha derivado no solo en el cierre de salas y en el descenso de los ingresos de este sector, sino también en la implantación de nuevas estrategias de “supervivencia”.
De hecho, son muchos los cines que, durante los últimos años han apostado por el 3D, por los descuentos, por mejorar sus instalaciones y por ofrecer a sus clientes otra serie de servicios destinados a favorecer su experiencia. En este punto la implantación de la realidad virtual y la renovación de las pantallas parecen la clave. Los expertos apuntan al abandono del modelo de proyección tradicional en favor de pantallas LCD u OLED 4K, en 360. Respecto a la VR, permitirá disfrutar de una mayor inmersión sensorial. 

Ir al cine a un precio asequible

Volviendo al precio de las entradas, desde la plataforma proponen algunas alternativas para que ir al cine resulte más económico. Comprar los tickets con antelación a través de una cuponera o similar, afiliarse a una cadena que ofrezca promociones específicas a sus socios sin costes añadidos- incluso hay abonos de teatros que incluyen el cine-, ir a sesiones matinales, consultar las promociones estacionales y buscar filmotecas y salas de barrio -de entidades culturales, teatros y demás- son algunas de ellas. Otras opciones son acudir el Día del Espectador y estar atento a la Fiesta del Cine, cuando la entrada suele rondar los tres euros. No obstante, y aunque esta suele elevar la venta de entradas, la última cerró con una caída del 37% respecto del año anterior. 

“Como sucede con la mayoría de las cosas -y especialmente con los seguros-, aquí comparar resulta fundamental”, comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com. “La red ofrece un amplio abanico de posibilidades para hacerlo que, a su vez, permiten a las personas con un presupuesto más ajustado seguir disfrutando de la cultura y ahorrar”, remata.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email