X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al estudio de castellón

Juárez Casanova: "El problema de las instituciones es que no hay una figura permanente dedicada al diseño"

20/11/2018 - 

CASTELLÓN. El diseño y la ilustración, la ilustración y el diseño. Si bien, Javier Juárez y Silvia Casanova se definen más pronto como "diseñadores gráficos", las creaciones de ambos han sido dominadas desde hace un par de años por las figuras gigantescas de una ilustración que podríamos definir como minimalista. Ambos creadores abrieron su estudio creativo en 2004 y desde entonces, a pesar de los altibajos que vive constantemente la profesión, no han dejado de trabajar. En efecto, sus obras se han convertido en un constante para carteles y folletos de instituciones públicas como la misma Generalitat, el Institut Valencià de Cultura o la Diputación de Castellón. Des del Festival de Jazz o de Música Antigua y Barroca de Peñíscola, la anunciación del topónimo de Castelló, la celebración de los recientes Premios Carles Santos de la Música Valenciana o incluso la imagen autonómica de Magdalena 2018: casi nada. Juárez Casanova no cree que, aun así, esta sea su mejor época profesional. Si bien están haciendo "lo que les gusta, cómo les gusta y con reciprocidad". 

Los castellonenses viven un momento de auge que coincide, además, con las cada vez más frecuentes llamadas a proyecto para profesionales. Una nueva práctica que parece estar empoderando al sector. Sin embargo, como bien se dice, no es todo oro lo que reluce y las buenas prácticas no se extienden a todas las vértices de la rueda. Hablamos para ello, de ilustración, diseño y de la relación entre ambas, con la pareja de creativos. [Sí, a pesar de la lluvia y del resfriado de uno de ellos.]

-Decíais en una entrevista de 2015 que las instituciones públicas dejan de lado a los profesionales con talento. Tiempo pasado, ¿Continuáis pensando que es así?
-Silvia: Por entonces las instituciones públicas no estaban contando con gente profesional.
-Javier: La comunicación era muy opaca. No sabías cuándo salían trabajos ni quién los había hecho, porque no tenías acceso a esa información. Y ha sido gracias a la iniciativa de las llamadas a proyecto que las instituciones ya recogen los portfolios de profesionales para hacer un trabajo específico. Antes, desde luego, el pastel no estaba tan repartido y veías que incluso repetían las mismas personas.
-Silvia: La llamada a proyecto es muy buena propuesta, sobre todo, para que las instituciones tengan un book del trabajo de los profesionales. Realmente funcionan como una bolsa de trabajo, porque quizá no has ganado una convocatoria concreta pero podrán tener en cuenta tu obra para un futuro. A nosotros mismos nos ha pasado que la Generalitat nos ha hecho un encargo directamente.
-Javier: Hemos pasado de que en València prácticamente no se nos conozca a que se cuenten con nosotros para diferentes proyectos.
-Silvia: Por lo tanto, sí, nuestra opinión ha cambiado, aunque hay cosas que se pueden mejorar.

-¿Cómo cuáles?
-Javier: El problema que tienen las instituciones públicas es que no hay una figura permanente que pueda seguir un criterio a la hora de seleccionar qué proyecto o a qué profesional se le puede encargar determinado trabajo.
-Silvia: Además, las llamadas a proyecto no son perfectas, sobre todo en el tema de la remuneración.
-Javier: Siempre he pensado que nacieron como algo provisional, para arreglar un vacío que había y que debían llenar. Lo ideal sería culminarlas con que dentro de las instituciones hubiera personal cualificado para seleccionar los proyectos.
-Silvia: Y sabemos de ayuntamientos que sí tienen a una persona de diseño especializada o a un asesor que sabe del tema. Por ejemplo, en Alella, municipio de Barcelona, donde ganamos una llamada a proyecto. Por un lado, estaba el ayuntamiento gestionándolo como jurado y trabajando junto a ellos había una figura que era una diseñadora gráfica, quien fue el medio de comunicación a la hora de desarrollar el proyecto.
-Javier: En Cataluña las llamadas funcionan de forma diferente, las gestiona y las alienta la Asociación de Diseñadores Profesionales, ya sea para sus socios o para todo el estado. Además, las candidaturas se presentan a través de un portfolio de trabajo y el comité selecciona a tres. A partir de ahí, facilitan una partida económica para que los profesionales presenten sus propuestas. Y ya de esas tres propuestas gráficas, eligen una.

Foto: ANTONIO PRADAS

-Habéis sido seleccionados para pintar uno de los ocho murales que redibujarán las fachadas del oeste de Castellón. ¿Cómo se gestó este proyecto?
-Silvia: A través de las mismas llamadas a proyecto. Agradecemos que desde Cultura del Ayuntamiento de Castellón hayan tenido esta iniciativa y forma de gestionarlos. Es un buen ejemplo para que otras regidurías lleven a cabo la misma forma de trabajar, porque no todas están haciendo lo mismo. Teníamos nuestras dudas, porque en principio creíamos que era para muralistas y nosotros somos ilustradores y diseñadores gráficos, pero después leímos las bases y vimos que podíamos dar el perfil. Estamos muy contentos, nos ha tocado un muro de 33,8 metros de largo en la avenida Vall d'Uixó. Y el importe de esta llamada es de 2.500 (iva incluido) para cada artista/ilustrador y todo el material necesario lo facilita el Ayuntamiento de Castelló.

-¿Cuándo empezaréis con él?
-Silvia: En principio debe estar antes de que acabe el año. Hemos tenido una reunión con el técnico de cultura, que nos ha pasado las características técnicas del proyecto y nos ha facilitado, también, el contacto de la asociación de vecinos para que participen en el proyecto.
-Javier: Aún no hemos empezado a trabajar pero lo ideal es que cada artista vaya a su ritmo. La idea era coordinarlos, hacer una especie de jornada, pero a parte de que los murales están muy dispersos, cada artista necesita su tiempo puesto que las paredes son muy dispares. 

-¿Será la primera vez que trabajéis sobre mural?
-Silvia: Javier trabajó de joven, en sus tiempos reivindicativos.
-Javier: Participé en unas jornadas de tributo a Miró.
-Silvia: Pero sí, básicamente es un proyecto nuevo para nosotros. En efecto, nos da mucho respeto, porque cuando trabajas sobre papel lo tienes todo muy controlado.
-Javier: Y es una obra exterior en tu ciudad, que es también un poco lo que te incentiva a hacerlo. Quizá, en otro lugar no nos hubiéramos atrevido. 

-¿Qué encargo es al que le habéis sacado más jugo?
-Javier: Quizá el de les Fogueres d'Alacant, porque fue la primera vez que nos llamaron.
-Silvia: Sí, ese fue un paso importante en nuestro trabajo.
-Javier: Por entonces las llamadas a proyecto eran una cosa muy nueva. Teníamos temor de que quedara todo en València porque también hay muchos artistas y muy buenos. Pensábamos que íbamos a estar siempre igual, esperando a que cayera algo para Castellón, pero el ver que se nos adjudicó un trabajo tan importante como es el de les fogueres, fue muy alentador. También cabe recordar que las llamadas a proyecto son un modo de trabajo, es como antes cuando llamabas a las puertas para presentar tu book.
-Silvia: Hay gente que las critica porque dicen que siempre se otorgan a los mismos, pero nosotros animamos a que todos los profesionales se presenten. Es una forma de mostrar también nuestro currículum.

"Nos ha costado veinte años encontrar nuestro estilo"

-Vuestros diseños gozan además de un mismo patrón y estilo. ¿Cómo se forjó la identidad Juárez Casanova?
-Silvia: Aunque de formación y de base somos diseñadores gráficos, a lo largo de nuestra profesión la ilustración siempre ha estado muy presente, pero es cierto que hace tres años nos redescubrimos.  
Javier: Antes la ilustración formaba parte del proyecto como un añadido, podía estar o no estar; ahora es la forma con la que nos sentimos identificados. Y ha sido de manera natural, por eso creo que está tan solido, porque no se ha forzado, no nos hemos querido copiar o subir al tren de algo, fue natural, nació un poco como una necesidad y ahora es el enfoque con el que vemos todos los proyectos de comunicación. Aún así, está claro que tener un estilo definido nos hace más visibles porque se nos reconoce, pero también el proyecto tiene cosas de los clientes. Por eso somos diseñadores ante todo o, también, podríamos decir ilustradores gráficos.

-¿Por qué esas figuras gigantescas?
-Javier: Es geometría pura. Cuando estamos ilustrando siempre terminamos quitando elementos, minimizando. Nuestra ilustración siempre tiene que formar parte de un folleto o un cartel, es una campaña. Por eso, realmente no estamos ilustrando sino diseñando. Las figuras tienen una razón de ser y los estiramientos una funcionalidad. 

-¿Aheleáis a veces reinventaros o es ya toda una marca?
-Silvia: Estamos muy felices, nos ha costado veinte años encontrar nuestro estilo. Conocemos a muchos ilustradores y no es fácil hallar una forma de trabajo que te identifique y que hable por ti.
-Javier: En trabajos más de diseño puro y que no son visibles, no queda patente nuestro estilo. En los encargos sí queremos crear un enlace afectivo con el receptor y es ahí cuando utilizamos nuestro estilo. 

-Vuestra trayectoria es extensa, pero ¿es, por este mismo, vuestro mejor momento profesional?
-Silvia: No me atrevería a decir que es el mejor momento.
-Javier: Estamos haciendo lo que nos gusta, como nos gusta y siendo aceptados. Entonces, a ese nivel sí, porque no todo el mundo lo puede decir.
-Silvia: Pero tampoco nos lo planteamos. Trabajamos con los pies en el suelo, teniendo en cuenta la situación laboral. Ser autónomo es una incertidumbre constante.  

Foto: ANTONIO PRADAS

"En Castellón se tendría que tener más en cuenta, y respetar, la figura del diseñador"

-También habéis ilustrado el cartel de la Magdalena en su versión de la Comunitat. ¿Repetirías? 
-Javier: No, no nos gustaría repetir, lo suyo es que haya diversidad. La Generalitat nos llamó el año pasado para hacer un cartel, no paralelo como se dijo, sino que representara a las fiestas, una manera de felicitar las fiestas a la ciudad de Castelló desde Generalitat.
-Silvia: Invitamos a la regidora de Fiestas del Ayuntamiento de Castellón a que hagan una llamada a proyecto o gestionen de manera no especulativa, como actualmente, su diseño. Hacen trabajar a mucha gente, muchas horas, para que solo uno se lleve "el pastel".
-Javier: La votación popular ha venido a rizar el rizo. La Magdalena es una fiesta muy arraigada y cuando les enseñan el cartel a los ciudadanos, pocos se meten con él, o el proceso de selección, porque lo que les interesan son las fechas y que eso huele ya a Magdalena. A nivel local esto está muy bien, pero si las quieres proyectar a nivel internacional, hace falta una imagen. Y eso es lo que no tenemos ahora mismo.
-Silvia: Nosotros estuvimos super orgullosos de colaborar y que se nos tuviera en cuenta para hacer un cartel para nuestro pueblo, pero lo que se ha hecho una vez no es lógico hacerlo dos veces.
-Javier: Y a nadie se le ocurriría volver a presentarse después de la que se formó. Hubo acusaciones personales y frases como que estábamos llenando Castellón de "monigotes". No sabemos si la Generalitat volverá a buscar a un diseñador o hará una llamada a proyecto.
-Silvia: Pero, por supuesto, en Castellón se tendría que tener más en cuenta, y respetar, la figura del diseñador. 

-¿Todavía hoy le repercute a la provincia la etiqueta de "hermana pequeña"?
-Silvia: Se está trabajando mucho desde las instituciones para crear territorio y para estar cada vez más unidos. Es muy complicado, pero sí se nota más cercanía.
-Javier: Hay voluntad. ¿Qué me gustaría que fuera más evidente? Sí, pero depende de demasiados factores.
-Silvia: También formamos parte de APIV, de l'Associació Professional de la Il·lustració Valenciana y es importante para lo que hablamos de hacer más territorio.


Noticias relacionadas

DISEÑO PARA EL PENSAMIENTO

Carta de amor al diseño valenciano

Por  - 

Nunca sabré cuándo el diseño valenciano entró en mi vida, porque probablemente ya estaba allí en aquellos efervescentes años 80 en los que, como los propios profesionales reconocen hoy, estaba todo por hacer

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email