Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

calendario expositivo

Bajón de las convocatorias y casi el triple de presupuesto: así encara 2018 el Centre del Carme

20/01/2018 - 

VALÈNCIA. Atrás quedó el tiempo en el que el gerente del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV), José Luis Pérez Pont, defendía que la gran parte de la programación de su sede, el Centre del Carme, se debía componer de los resultados de convocatorias públicas. “Las convocatorias públicas garantizan el acceso democrático a los creadores y alejarnos de la República Bananera”, defendía durante una entrevista en Cadena Ser, un mensaje que reforzó desde que se pusiera al frente del organismo. En ese tiempo llegó a fijarse como objetivo que los proyectos expositivos compusieran el 80% del calendario, reservándose un 20% para él mismo. La tendencia, sin embargo, cambiará en el presente ejercicio con una programación en la que tendrán prácticamente el mismo peso los proyectos de convocatorias como los seleccionados por la dirección. “Los datos que di el año pasado son flexibles”, argumentó el gerente durante la presentación del calendario expositivo del Centre del Carme para 2018.

“Soy el director del Centre del Carme y del Consorci de Museus y tengo la función de programar”, continuó Pérez Pont, que justificó el cambio por los tiempos de producción que requieren algunos de los proyectos seleccionados por convocatoria y destacó que la sala Refectorio está dedicada expresamente a “colaboraciones de perfil institucional”. Precisamente, en este espacio se llevará a cabo este año, por ejemplo, una exposición en colaboración con el Instituto Polaco de Cultura en Madrid que mostrará algunas de las piezas de la colección de Krzysztof Musial; Mayo del 68 por los fotógrafos de France-Soir, una muestra organizada con el Instituto Francés, o Palabra sin toga. Miguel Hernández/Vicent Andrés Estellés, un proyecto expositivo organizado por la Direcció General de Política Lingüística i Gestió del Multilingüisme. Aunque sobre el papel este año baja el porcentaje de muestras por convocatoria, lo cierto es que el año pasado tampoco se dio ese prometido 80-20.

Con 2017 cerrado, fueron más de una quincena las exposiciones ‘marca Pérez Pont’, como el proyecto Valencia Capital Animal, L’Ànima de les dones llunes, I posquin you o el Premio Mardel de Artes Visuales. Este último, una iniciativa privada, regresará con su nueva edición al Centre del Carme en 2018 con una exposición en la que se podrán ver las piezas finalistas seleccionadas. Del grueso de la ecléctica programación destaca la apuesta que está haciendo el Consorci de Museus por el artista Daniel G. Andújar. Si en 2017 el CMCV patrocinó el proyecto Los Desastres de la Guerra, con el que el creador fue a Documenta 14 en Kassel, ahora acogerá en el Centre del Carme la muestra individual Sistema Operativo, en colaboración con el Museo Reina Sofía y La Virreina Centre de la Imatge, siendo su obra también parte del proyecto de la convocatoria 365 días en la Lonja de Alicante.

Okuda. Foto: EVA MÁÑEZ.

Esta muestra forma parte del bloque “mirada internacional” del Centre del Carme, que se completa con una exposición vinculada al mundo de las Fallas, una retrospectiva del santanderino Okuda, diseñador de la falla municipal de este año, así como una tercera dedicada a la alicantina Teresa Cebrián. Cabe destacar el importante aumento del presupuesto anual del Consorci de Museus, que ha pasado de 2.436.740 euros en 2017 a 4.304.800 euros, un montante que prácticamente se duplica este 2018. De esta forma, la partida dedicada específicamente a proyectos expositivos, tal y como especificó Pérez Pont, ha pasado de 855.850 euros a 2,12 millones, un aumento que se notará especialmente en la “acción territorial”, siendo en las próximas semanas cuando se presente un plan específico para la provincia de Alicante. El aumento de la colaboraciones, eso sí, no cambiará el seno del Consorci, que “se quedará igual que está”, es decir, con los mismos miembros, puesto que ampliarlo sería de una “complejidad ingobernable”, afirmó el gerente. 

Cultura expone sus compras artísticas

Una de las novedades que presenta la programación de este 2018 es la exposición generada a partir de las compras de obras de arte realizadas por la Conselleria de Cultura, un proyecto polémico marcado por las críticas de los galeristas por el modus operandi y por las tiranteces internas, siendo que el director del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), José Miguel G. Cortés, decidió no participar de la misma. Sin embargo, la rueda siguió girando con la compra de piezas por valor total de aproximadamente medio millón de euros, obras que pasarán a formar parte de los fondos de la Generalitat Valenciana y que, tal y como se anunció cuando se presentó a la comisión de compras, conformarán este año al menos cinco propuestas expositivas que llegarán “por lo menos, a las diez ciudades más grandes del territorio valenciano”. De esas cinco propuestas distintas ayer se conoció una, con vocación itinerante, que ocupará el Centre del Carme a finales de mayo.

La muestra se caracteriza por la “heterogeneidad de lenguajes y poéticas contemporáneas”, indican desde la institución, una exposición cuyo eje narrativo es el propio plan de patrimonio artístico valenciano. Con un total de 28 propuestas expositivas previstas para el presente ejercicio, tres de ellas se llevarán a cabo fuera de los muros del Centro del Carme. La primera, una muestra que repasa la carrera de la artista valenciana Monika Buch, una propuesta que quedó en reserva en la convocatoria Trajectòries pero que “hemos recuperado”, explicó Pérez Pont, y que en abril tomará la Fundación Chirivella Soriano; la segunda, Adsuara, Vicent y Peresejo: tres escultores mediterráneos entre la tradición y la renovación, que acogerá el Museu de Belles Arts de València; y, por último, la muestra colectiva Donde germinan los silencios, que ocupará la sala de exposiciones del Monasterio San Miguel de los Reyes.

Proyectos sociales y apuesta por los festivales

Con una convocatoria dedicada expresamente a seleccionar proyectos expositivos de ámbito social (Altaveu), este será de nuevo uno de los pilares de la programación anual. De esta forma, algunos de los proyectos que acogerá son Casa Hogar, organizada junto a Sant Joan de Déu. Serveis Socials, un proyecto que tiene por objetivo “dar importancia a la necesidad y al derecho social de crear un hogar”; Transitar espais. Memorias del pueblo gitano, una muestra comisariada por La Dula; Historias de VIHda, un proyecto divulgativo transmedia que cuestiona el tratamiento informativo convencional para tratar a las personas con VIH; Hijos del jardín, comisariada por Kairi Jemli y la asociación de jóvenes artistas precarios; y Creixem al Carme, que conectará el centro con alumnos de los colegios cercanos o la asociación de vecinos.

Historias de VIHda.

Completa la programación Constelacions d’un tot infinit y Suposa tot aço una possibilitat?, tercera y cuarta exposición del ciclo ‘Reiventar lo posible/Accionar lo imaginable’ del comisario Juan Luis Toboso; la retrospectiva de la fotógrafa iraní Shadi Ghadirian; Olga Diego, que también formará parte de la muestra de la comisión de compras de Cultura, presenta Jardín autómata, un proyecto inspirado en el Jardín de las delicias de El Bosco; una revisión del trabajo del canadiense Glenn Gould de la mano de la artista Marla Jacarilla; Cuestión de Fe-cuestión de trozo, primera exposición del ciclo ‘Totalidad e infinito’ de la comisaria Diana Guijarro; Oh, Monstruo!, de Eduardo Hurtado, y el proyecto Borders. Transversalidad y límites del diseño. El Centre del Carme acogerá también en 2018 las exposiciones colectivas Creación y pueblo, Elogio de la procrastinación-En construcción, Los algoritmo suaves y Artfulness. Sentir-Cuerpo-Nosotros.

Aunque Pérez Pont no detalló en la presentación de la programación de 2018 las actividades paralelas que ocuparán el Centre del Carme, sí declaró que seguirán apostando por potenciar los eventos en el presente ejercicio, una de las claves de su aumento de visitas junto a la gratuidad de la entrada. “La relación con los festivales ha marcado un punto de inflexión”, aseveró. De esta forma, el centro cultural ha pasado de celebrar un centenar de actividades a acoger 314 en el pasado año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email