GRUPO PLAZA

el calendario suma tres eventos del sector

Choque de trenes en la moda en València

Años después de la desaparición de la València Fashion Week, este mes de octubre coinciden en el calendario dos pasarelas: Clec y la nueva Mediterránea Fashion Week. A ellos se suma un Artenblanc al que le está costando arrancar

28/09/2022 - 

VALÈNCIA. Fue en 2015 cuando se celebró la última edición de la València Fashion Week. Los problemas económicos ahogaron un proyecto que se fue apagando poco a poco hasta su despedida, un adiós por la puerta de atrás sin grandes nombres. Su desaparición puso sobre la mesa el debate sobre si València era o no un foco lo suficientemente potente como para sustentar un evento de estas características, compitiendo con Madrid o Barcelona. Siete años después, València vive este mes de octubre una situación insólita: dos grandes citas de la moda se verán las caras al mismo tiempo: por un lado, la tercera edición de Clec Fashion Festival; por otro, la primera de la Mediterránea Fashion Week. Ambas, apoyadas económicamente por instituciones públicas, coincidirán en fechas en el último fin de semana de octubre, un ‘choque de trenes’ que marca una vuelta –con matices- a esa València de la Fashion Week, poniendo de nuevo sobre la mesa el debate sobre València como ciudad de moda.

“València volverá a tener una Fashion Week”. Así rezaba el comunicado de prensa que hace unas semanas enviaba la asociación de reciente creación Acumova (Asociación para la Cultura y la Moda Valenciana), que está detrás del proyecto Mediterránea Fashion Week, que aterrizará en el Hotel Las Arenas el próximo 28, 29 y 30 de octubre. Lo hace con un formato menor que una semana de la moda al uso, eso sí, una suerte de edición ‘cero’, de presentación, que viene amparada por grandes nombres del sector, como Isabel Sanchis, Modesto Lomba, Ángel Schlesser o Duarte, creadores que presentarán “colecciones exclusivas e inéditas”, tal y como informaron sus organizadores. La fotografía suma también a otros protagonistas, en este caso en bambalinas, la empresa ESMA Events, especializada en organización de pasarelas, y la agencia de modelos Carmen Durán.

“Existen desfiles en toda la geografía española, se apuesta por la moda y los diseñadores. Esto faltaba en València”, explica Silvia Gargut quien, junto a Sergio Puig, Mario Marrupe y Marta Gil, forma la asociación Acumova. Esta será la segunda aventura de la entidad, que echó a andar con la organización, en colaboración con el Ayuntamiento de València, de la exposición Moda de autor y su significado, que acogió el pasado mes de noviembre el Palacio de Cervelló. Ahora aterrizan con un evento que espera ser la puerta de entrada a una pasarela mayor en el futuro, un ‘experimento’ que no quiere competir con Madrid, explica Gargut, pero que sí quiere ser una alternativa a una agenda saturada en la capital. “No pretendemos hacer sombra, [pero] hay que tener en cuenta que Madrid o la 080 no es una plaza que abra las puertas a todo el mundo, también por fechas. Se trata de dar oportunidad a más diseñadores". Pero en ese camino no estarán solos.

Clec. Foto: EVA MÁÑEZ.

Su llegada abre el campo de los eventos de moda en València, que quedó desierto con la desaparición de la Fashion Week y que ahora no solo suma un evento, sino tres (todos apoyados por las arcas públicas). Dos de ellos, además, en la misma fecha: el último fin de semana de octubre. “Ha sido una coincidencia... No le viene bien a nadie. Para dos eventos que hay, qué rabia que coincidamos”, explican desde la Mediterránea Fashion Week. El ajuste de calendario –en el que entra la disponibilidad de espacios y diseñadores- les ha llevado a enfrentarse al Clec Fashion Festival, organizado en este caso por Dimova (Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana), que celebra su tercera edición el 28 y 29 de octubre en L´Hemisfèric.

Lo cierto es que esta coincidencia ha llevado a una competencia, buscada o no, por varias cosas. Por un lado, y quizá lo más evidente, por el público, pues ambas citas están dirigidas a un segmento similar o prácticamente idéntico, pero también por el acceso a ciertos servicios o talentos que tendrán que elegir dónde estar ese fin de semana. Por otra parte, está la cuestión de patrocinios y apoyo institucional, de hecho ambas citas han confirmado estar apoyadas económicamente por la Diputación de València. “La nueva pasarela de moda que llega a Valencia para quedarse, amadrinada por la Diputación de Valencia”, explican desde el Mediterránea. “La Diputación es nuestra máxima impulsora”, afirman desde Clec. La tercera, Artenblanc, viene avalada económicamente por la Conselleria. 

La llegada de la Mediterránea ha hecho temblar los cimientos del Clec, tanto que en un principio se llegó a plantear cambiar su fecha para no coincidir. Finalmente, seguirá adelante tal y como estaba prevista, aunque en un escenario de 'competencia' que, admiten desde la organización, les resulta incómodo. "Es un poco irreal que coincida en el mismo fin de semana dos eventos de moda [...] Estas situaciones de confluencia o enfrentamiento no son positivas para nadie", explica el diseñador Miquel Suay, presidente de la asociación Dimova e impulsor del Clec. 

El festival vuelve ahora con una tercera edición que quiere llenar de nuevo el Hemisfèric de moda, una edición que aterriza con una vuelta de tuerca al lema del pasado año: la Factory ahora es rosa. "Frente a los malos augurios que hay, nosotros vamos a apostar todo al rosa", explica Suay. Así, este año Clec regresa queriendo afianzar su plaza y aprendiendo de las dos experiencias pasadas, con una edición que concentrará sus actividades paralelas, como charlas y talleres, para evitar que se solapen en el calendario, y defendiendo su modelo de festival frente a la pasarela. "No podemos imitar a las capitales de la moda. Es imposible estar en ese mapa mundial. Por eso proponemos un evento en clave festiva". 

Artenblanc, el tercero en discordia

Artenblanc. Foto: EVA MÁÑEZ.

A esta explosión de eventos hay que añadirle un tercer actor que, aunque va algo más rezagado, también forma parte del tablero. Si bien la Diputación de València ya ha marcado territorio apoyando Clec Fashion Festival y ahora Mediterránea, fue la Conselleria de Cultura, a través de la dirección general de Cultura y Patrimonio, la que primero movió ficha generando un evento desde sus propios despachos: Artenblanc. La cita fue la primera en desembarcar en València tras la extinción de la Semana de la Moda, una iniciativa que se quiso alejar de su alargada sombra con un proyecto que se ubicaba en las tres provincias y que sumaba acciones de carácter divulgativo más allá del desfile. Sin embargo, su historia no ha sido sencilla.

Tras dos ediciones tratando de buscar su hueco, la Conselleria anunció la celebración de una tercera el pasado mes de diciembre, para lo que debía poner en marcha una nueva licitación que se ha encontrado con más de una piedra en el camino. Tras tener que frenarla por “problemas administrativos”, fue en junio cuando se retomó el proceso con la esperanza de iniciar los desfiles en septiembre (tal y como venía reflejado en los pliegos), pero ha llegado nuevo curso y no solo no hay calendario sino que la organización de Artenblanc no ha sido adjudicada. Tal y como confirmaron fuentes institucionales a este diario, ya se da por hecho que se tendrá que rehacer el calendario de actos marcado en el proceso de contratación.

Pero, ¿qué rol ocupa Artenblanc en el contexto de eventos de moda? Fue con la inauguración de Clec que surgieron las preguntas sobre la idoneidad o no de su colaboración, dos citas que para algunos eran complementarias y para otros una competencia innecesaria en una plaza como València. Así, declaraba Miquel Suay en 2021 en una entrevista con este diario: “Solo con media tarde del Clec es la misma actividad que tiene Artenblanc. Lo que me gustaría saber es la propuesta de valor que tiene Artenblanc, ¿cuál es la diferenciación para no alinearse con la plataforma del Clec, que lo que demuestra es un respeto hacia toda la cadena de valor de la moda? No veo por ningún lado el valor añadido o diferente que haga que esté justificado que haya dos citas”. Por su parte, la directora general de Cultura, Carmen Amoraga, defendía este mismo año: “Si no hubiéramos puesto la base en Artenblanc no hubiera habido Clec, porque desde Cultura no se hacía nada con la moda. Esto ha servido para que ahora convivamos con otras iniciativas como Clec y otras que llegarán”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme