X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

directora del documental 'resistencia trans'

Claudia Reig retrata a las dos Españas transgénero

10/10/2019 - 

VALÈNCIA. Echar la mirada atrás es imprescindible para dar un salto. Claudia Reig, directora audiovisual, estrenará su trabajo Resistencia Trans (Barret Films) en la jornada inaugural de la segunda edición del festival Mostra La Ploma de otoño, que llegará la próxima semana al Centre del Carme Cultura Contemporània. Proyeciones de diferentes formatos y temáticas en torno a la diversidad sexual e identidad de género coparán una programación selecta, que dará comienzo con este documental sobre perspectivas de dos personas trans que toman las riendas de su vida desde decisiones opuestas: mostrarte como eres, o esconder tu verdadera identidad en el fondo del espejo.

"Conocí a Gloria y Carmen de manera diferente; son las protagonistas aunque entre ellas no se han conocido personalmente, aunque sé que se han escrito. A Gloria me la presentaron hace tiempo, y le hice un seguimiento durante casi dos años, justo en el momento de hacer su transición. Sin embargo, Carmen, que hizo su transición mucho antes, llegó a mí por una obra de teatro en la sala L’Horta, que me dio pie a investigar la situación durante el franquismo de las personas transexuales", explica Claudia Reig, que aborda aquí una cuestión en la que ha profundizado hasta aspectos muy personales.

La expresión machadiana de las dos españas se traduce en dos planteamientos de vida ante un mismo conflicto interior: asumir una identidad de género diferente a la que tienes al nacer, con la que te educaron, o quedar en la penumbra de tu propia vida. Así, el documental hace una intervención social a través del cine para acercarnos a una guerra que pocas personas se atrevieron a afrontar durante los años grises de la dictadura, e incluso ya en democracia. Ahora que las taquillas hacen colas interminables para ver Mientras Dure la Guerra (Alejandro Amenábar), el festival de Lambda se presenta con un guerracivilismo mucho más desconocido, que se muestra tal y como lo han vivido sus víctimas: la batalla de las personas transgénero frente a la sociedad.

Gloria quiere desmarcarse de Carmen, son polos opuestos de un mismo conflicto identitario, pero no pretenden convertirse en caricaturas. "El caso de Gloria está marcado por su entorno familiar, de tradición católica, en un pueblo como Manises, es por lo tanto una historia de cohibición; en cambio Carmen, que viene de Elche y se despredió de muchas cosas, tuvo un camino igualmente complicado", explica la directora sobre los caminos diferenciados para dibujar la identidad, que durante el filme parecen enfrentados.

"En un momento del rodaje surgió la duda de si hace falta llevar falda para ser mujer", explica Claudia Reig

La directora dialogó extensamente con Gloria durante los meses del rodaje, pero todavía hoy afirma desconocer "en qué momento de la transformación se encuentra" esa persona que marca el hilo conductor del documental. "Hay momentos en los que Gloria no sabe muy bien en qué punto está, se siente mujer pero no se siente suficientemente fuerte, por ejemplo, para ponerse una falda. Pero luego surge la duda de si hace falta llevar falda para ser mujer". Cuando se supera la batalla de la identidad, te enfrentas con la guerra de los estereotipos, un obstáculo que se trabaja ya desde el ámbito educativo y mediante planes integrales de igualdad.

"Realmente no tenía mucha idea de la lucha de estas personas, y la he conocido a través de rodajes muy íntimos en los que he comprendido la realidad; me ha hecho investigar terminología para entender el proceso de cambio de identidad, los propios estereotipos de género, o la teoría queer, que es algo mucho más avanzado y complejo", argumenta Reig, muy interesada por todos los asuntos con compromiso social.

Tanto es así que su filmografía hace un tratamiento del valor documental de las imágenes sin esconder una preocupación por perspectivas de género. Hace unos meses Reig presentaba En la Brecha, una cinta sobre la desigualdad laboral de género, mediante la que quedaba patente la situación de inferioridad de la mujer en diferentes puestos de trabajo. "Hay un paralelismo entre En la Brecha y Resistencia Trans, porque los dos trabajos tratan aspectos y ámbitos de desigualdad, problemas derivados de la identidad, por el género que nos determina como personas; sean mujeres trans o mujeres cis como en mi caso", afirma Claudia.

La proyección de este documental servirá para abrir debates. "Hablando con Gloria se nos planteó la pregunta de si para ser mujer hay que llevar falda", comenta Claudia. La respuesta evidente sería no; pero la sociedad de masas atiende a un lenguaje universal plagado de estereotipos. En ese contexto, es todavía más difícil plantearse si para cambiar de identidad sexual tienes de aparentarlo, o puedes ser una mujer o un hombre por dentro indistintamente de cómo te vistas, sumándote a lo que pudo ser solo una tendencia, el genderless. ¿El paso de cambiar de vestuario es necesario? ¿Compensa?

"El documental me hecho investigar terminología para entender tanto el cambio de identidad como estereotipos de género, o la teoría queer"

A Gloria no le compensaba, y prefirió ocultar algunos aspectos de su transformación para evitar caer en un mundo de prostitución, de agresiones diarias, y salió a la calle vestida como cualquier hombre, quizás disfrazada de lo que nunca fue. Carmen, en cambio, le echó coraje y se expuso al qué dirán desde bien joven. Fue valiente, y cambió de identidad para no contradecir ningún ideal, como dice el estribillo de la nueva canción de Fangoria, ‘Un Boomerang’, que precisamente invita a desprenderse tabús en busca de nuestra propia identidad.

En el documental también aparecen casos muy jóvenes de hombres trans, ante los que Claudia Reig anota diferentes tratamientos del mismo conflicto interno. "Están cambiando las generaciones y los jóvenes hoy tienen acceso a Youtube, conocen casos parecidos a los suyos y solamente necesitan unos padres que les defiendan; el problema no lo tienen los niños y las niñas, sino sus padres y madres".

El documental valenciano se iba a estrenar en la plataforma Filmin, pero la nominación en el certamen madrileño LesGaiCineMad, tras recorrer media docena de festivales internacionales como Diverso Film Fest (Colombia), Écrans Mixtes (Lyon) o Porn Film Festival (Berlín), ha retrasado la emisión global. Aun así, se emitirá en abierto a través de À Punt e 7 de noviembre.

El colectivo Lambda, promotor y organizador del festival Mostra la Ploma, que en esta ocasión se solapa con la 34 Mostra de València, también es coproductor del vídeo y ha colaborado con Claudia Reig en la búsqueda de casos reales, que documentan una realidad cada día más visible, pero sometida a ataques diarios. El visionado de Resistencia Trans "va a propiciar preguntas muy interesantes, como por ejemplo si la mujer, para serlo, debe mostrar feminidad, o cómo los roles de género afectan a nuestra propia identidad", aclara Claudia Reig. La cita ineludible con las creaciones audiovisuales de temas LGTB se prolongará hasta el 27 de octubre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email