GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

Cómo sobrevivir a 2022 sin ser un idiota

5/01/2022 - 

VALÈNCIA. Como cada enero nos toca hacer balance, nos toca analizar lo que ha pasado en 2021 y pensar qué vamos a hacer con nuestras inversiones en el 2022, si debemos cambiar algo o dejar las cosas como están. Así que lo primero es analizar 2021, un año que ha sido especialmente bueno para los índices americanos con el SP500 haciendo un 26,89% y el Nasdaq un 21,39%. Por supuesto Europa lo ha hecho peor, y así el Eurostoxx ha cerrado con un 20,99% y el Ibex35 con un 7,93% (¿hay algún inversor que aún invierte en el Ibex35?) Todos los años se inician con la promesa de que Europa batirá a los índices americanos. 2021 tampoco fue el año, veremos 2022.

Algunas cosas curiosas e interesantes de 2021 han sido estas cinco:

  • Por primera vez en muchos años el índice S&P 500 bate al Nasdaq, la tecnología lo ha hecho bien pero el primero lo ha hecho mejor. Quizá las grandes alzas de 2020 tienen algo que ver, pues veníamos de precios ya altos. Sin embargo, lo que creo realmente es que detrás de esto están los inversores, que ya miran de reojo las posibles subidas de tipos y su  impacto en las empresas que necesitan mas financiación para crecer y que tienen valoraciones estratosféricas. Ya se sabe, cuando el retorno libre de riesgo aumenta hay que empezar a discernir entre aquellas compañías que realmente aportan algo al inversor a cambio del riesgo que asumen y las que no.
  • Nuevamente la inversión indexada a bajo coste es la ganadora frente a la selección activa de valores. Casi ningún inversor activo (yo mismo) ha podido batir el S&P 500, algo que a la industria de hedge funds americanos empieza a pesarle. Por otro lado, la mayor rentabilidad se acumula en muy pocos valores. Todo aquel que se ha dejado fuera de la cartera Alphabet, Apple, Tesla o Nvidia -y ha apostado por empresas mas pequeñas- ha perdido dinero invirtiendo en tecnología, sobre todo si estaba expuesto a China. A modo de ejemplo citar al gigante Paypal, que ha bajado un 19% en 2021; o el de la tan cacareada Alibaba, cuyos problemas con el Gobierno chino le han hecho perder cerca de un 50% de su valor. Es muy conocido el axioma de "no inviertas en contra de la FED"... y yo añadiría "ni en contra del Gobierno chino". Hay que meterse en la cabeza que los políticos no tienen una mente económica sino política y sus incentivos son otros.
  • Las cotizadas 'value' -con las energéticas a la cabeza- han resurgido de sus cenizas y han dado muchas alegrías a sus accionistas.
  • Los nuevos millonarios tiene 20 años, invierten en criptos desde su habitación y no entienden los miedos de sus padres. Yo les doy la  bienvenida al juego.
  • La inflación ha venido para quedarse y vamos a tener que convivir con ella mucho tiempo. Esto nos va a poner las cosas muy difíciles. Vienen tiempos complicados para mantener el poder adquisitivo de nuestros ahorros y frente a esto la inversión inmobiliaria va a ganar adeptos.

Seguro que hay mas cosas, pero estas cinco me parecen puntos para reflexionar. Y ahora, ¿qué podemos esperar de 2022? Este es el trabajo fácil pues aquí cabe todo. Como decía Warren Buffett "pregunta a cinco economistas y obtendrás cinco respuestas diferentes, seis si uno fue a Harvard". Sí. Adivinar qué va a pasar en la economía y qué harán los mercados no es difícil, es imposible y además creo que es inútil. Dicho esto con seguridad tendremos inflación galopante -los procesos económicos no se acaban de la noche a la mañana- y habrá que estudiar sobre cómo invertir en estos entornos. Y con seguridad y unido a esto tendremos un debate acerca de una posible subida de tipos, que traerá volatilidad a los mercados. Mucho mas que la vivida en 2021.


Pero no creo que esto sea lo importante, lo importante es saber cómo afrontarlo y para ello funcionan los mismos principios que siempre han funcionado:

  • Necesitamos invertir en empresas capaces de obtener rentabilidades superiores al 10% con el dinero que se invierte en su negocio; así que ahora más que nunca debemos empezar a mirar el retorno sobre equity, pues muchas compañáis no cumplen este punto y, repartan dividendos o no lo hagan, nos causaran pérdidas a largo plazo.
  • Necesitamos tomar decisiones fundamentadas, claras y con visión de largo plazo. Largo plazo no significa tener pérdidas y esperar eternamente a que el valor suba, hay cotizadas que a largo plazo crean valor y otras que lo destruyen; por tanto, hay que saber diferenciar unas de otras y si hemos invertido en las primeras -en la buenas- la volatilidad no debe importarnos.  ¡Cuan difícil es saber que estamos en unas y no en otras!
  • Necesitamos paciencia, que no significa esperar a que los valores suban, sino muchas veces esperar en liquidez hasta que la oportunidad aparezca.
  • Y si todo esto nos parece difícil, que lo es, debemos indexarnos y olvidarnos. Mucho menos cool pero más rentable.

En todo caso, y por último, necesitamos claridad, pues como apunta Joel Greeblatt "escoger acciones en la bolsa sin una idea clara de lo que estás buscando es como entrar en una fábrica de dinamita con una cerilla encendida. Puedes sobrevivir, pero sigues siendo un idiota".

Lorenzo Serratosa es cofundador de la EAF valenciana Kau Markets y presidente de Substrate AI

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email