GRUPO PLAZA

la partida del ivam de 2016, a debate

Cultura mantiene sus irrisorios presupuestos frente a la debacle valenciana en los PGE

El Palau de les Arts sube ligeramente hasta los 600.000 euros mientras que el IVAM mantiene sus 171.000 euros, montante que no recibió en 2016 “por el anómalo funcionamiento de la administración”

5/04/2017 - 

VALÈNCIA (C.Garsán/AGENCIAS). El terremoto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 en la Comunitat Valenciana ha dejado temblando, aunque no ha tumbado, las cuentas en el apartado cultural regional, con cifras similares a las de 2016 pero todavía con cuentas pendientes y montantes sonrojantes con respecto a contenedores culturales del resto del país. Si bien, el Palau de les Arts Reina Sofía contará con una partida de 600.000 euros, un aumento con respecto a los 541.000 euros del pasado ejercicio, mientras que el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) repite con 171.000 euros para gastos de funcionamiento. Este último caso, sin embargo, tiene trampa, pues la partida de 2016 acabó en tierra de nadie –y desde luego no en los bolsillos valencianos- tras un error administrativo del que ya informó Cultur Plaza y que cortó lazos económicos de forma inesperada con el Ministerio.

Fue precisamente el pasado año cuando la pinacoteca fue ‘agraciada’ con un aumento presupuestario con respecto a los 156.000 euros recibidos en 2015, una alegría que duró poco. Cabe destacar, además, que la inversión en el IVAM es visiblemente menor cuando se compara con el resto de museos. Para muestra, un botón: el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) recibirá más de dos millones de euros. Es por ello que Compromís ha planteado una enmienda en la que reclama que se abone “con efecto inmediato” la subvención nominativa que se adeuda al museo y que “no le fue transferida por el anómalo funcionamiento de la administración, al no generarse el informe preceptivo del Ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas”. La coalición enmienda así la moción presentada inicialmente el grupo socialista con respecto a la financiación del gasto corriente y de la inversión de las instituciones culturales catalanas, que han visto severamente menguados los fondos estatales en los últimos años, indican.

“Desde Compromís entendemos que el caso del IVAM mucho más grave que el que plantean de las aportaciones del Ministerio a instituciones como el Macba, MNAC, Liceu, Fundació Joan Miró, Fundación Tàpies, Palau de la Música, Teatre Lliure o Mercat de les Flors, que han pasado de 20,6 millones de 2011 a 11,5 en 2016. En el caso del IVAM se dio un funcionamiento anormal imputable al Ministerio de Hacienda que no emitió un informe y que se tradujo en un daño a los valencianos y las valencianas y a la difusión y promoción de la cultura en forma de pérdida de una subvención nominativa de 171.088 euros, del que ésta institución debe ser resarcida”, remarcó el senador Carles Mulet. Tampoco la situación del Palau de les Arts es para echar cohetes si se compara con la inversión que reciben otros espacios, como el Teatro Real, que contará con 9,3 millones para el desarrollo de sus actividades musicales, además de otra partida adicional de 500.000 euros para la programación del 200 aniversario; y el Liceo de Barcelona, que tendrá una aportación ordinaria para sus actividades de 7,1 millones y una aportación adicional de 1,4 millones para necesidades de tesorería.

Cuestión de comparaciones, el alcalde de València, Joan Ribó, ha sido muy crítico ante una situación que “está peor que el año pasado”. Así las cosas, el alcalde crítica que Les Arts está a “años luz” de sus competidores, Madrid, Barcelona y Sevilla. En similares términos se expresa con respecto a la situación del IVAM, "que no llega a doscientos mil euros se encuentra lejos de la financiación que reciben el Reina Sofía (más de 42 millones), el Thyssen (más de 5 millones), o el MNAC (más de 2 millones) y el MACBA (más de 1 millón) de Barcelona". De igual forma, opina, el Museo de Bellas Artes de València "tampoco merece la atención del gobierno de Rajoy, que prefiere financiar otros museos".

En cuanto a los museos de titularidad estatal, aparece una partida para 2017 de 600.000 euros en la línea rehabilitación y quinta fase de ampliación del Museo de Bellas Artes de València, unas obras ya entregadas. En la memoria de objetivos del Organismo Autónomo Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos, dentro del Ministerio de Cultura, se nombra como uno de las metas de 2017 el inicio de las obras de ordenación y urbanización del entorno del Museo de Bellas Artes. También es de titularidad -y gestión en este caso- estatal el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí, que tiene pendiente desde hace años acometer la ampliación. Para 2017, los PGE contemplan 150.000 euros para esa intervención y la climatización y varias partidas para los ejercicios próximos (500.000 euros en 2018; 1,5 millones en 2019 y cuatro en 2019).

Mazazo a Fes Cultura

Vicent Marzà. Foto: EVA MÀÑEZ.

También desde la Generalitat Valenciana han criticado unos Presupuestos Generales del Estado que "continúan marginando" a los espacios culturales de la Comunitat "de forma reiterada e injustificable", haciendo especial hincapié en la situación del IVAM y Les Arts. “Por no hablar de inversiones en patrimonio, la partida que más crece en términos absolutos y relativos de nuestro presupuesto de Cultura, que recoge buena parte de las demandas de los ayuntamientos. Destinamos más de 6,6 millones de euros para la restauración, la puesta en valor, la promoción de actividades para dar a conocer nuestro rico patrimonio, la accesibilidad y la conservación de los bienes materiales e inmateriales. El Ministerio para todo el Estado destina 4,6 millones", indican desde la Generalitat, tal y como recoge Europa Press.

"La cultura es una herramienta de cohesión social, una herramienta generadora de igualdades y un instrumento de desarrollo económico, por eso se está impulsando el Plan Fes Cultura, que implica un aumento presupuestario año a año", concluyen. Lo cierto es que la importante inversión prevista por el plan estratégico presentado ahora hace un año por el departamento del conseller Vicent Marzà depende en gran medida de un espaldarazo del gobierno central que no llega. Preguntado por esta cuestión en una entrevista concedida por el conseller el pasado mes de febrero a Cultur Plaza, este respondía así: “O tenemos una financiación justa y podemos abarcar los objetivos que el pueblo valenciano necesita o no podremos abarcar todo aquello que realmente es necesario y es justo. No hablamos de grandes reivindicaciones, sino de justicia […] Estamos haciendo todos los esfuerzo para ello [llegar a los objetivos del plan], ahora necesitamos que demuestre el Partido Popular que no son antivalencianos”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email