Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 5 de marzo y se habla de pablo hasel LA MANADA retail fusión bankia caixabank
GRUPO PLAZA

entrevista al PRESIDENTE DE LA Federación de hostelería de valencia 

Espinar: "No queremos más préstamos; la única válvula es la ayuda directa de la Generalitat"

23/12/2020 - 

VALÈNCIA. La hostelería se ha convertido en uno de los sectores más afectados por la pandemia de la covid, de eso ya no hay ninguna duda. Las restricciones de aforo, el toque de queda y una sucesión de medidas no previstas en los planes de económicos de bares y restaurantes para 2020 siguen apretando las cuentas de los hosteleros, que cada vez notan más el peso de la falta de actividad. 

Desde la Confederación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunidad Valenciana (Conhostur) y la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), Manuel Espinar lleva meses reivindicando la necesidad de un plan de rescate que inyecte liquidez a un sector que podría perder un 40% de su tejido en la Comunitat Valenciana por el camino.

Sin embargo, a pesar de que el Consejo de Ministros aprobaba este martes nuevas medidas para inyectar liquidez al turismo, la hostelería y el comercio, Espinar lamenta que no entre ellas no se encuentren las ayudas directas e insiste en que el sector no se puede seguir hipotecando con créditos ICO o subsistir con moratorias de impuestos. Por eso, deja en manos de la Generalitat el generar ayudas directas que den viabilidad a las empresas. 

- ¿Cómo ha afectado a la hostelería la restricción de medidas que fueron anunciadas la pasada semana por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig? Se adelanta el toque de queda a las 23 horas, a las 24 en Nochebuena y Nochevieja y se reducen las reuniones familiares a 6. ¿Es viable?

- Ha sido la última estocada que nos faltaba. El toque de queda a las 11 de la noche lo que hace es prácticamente cargarse la franja de cenas porque la gente, para salir y embutirse la comida e irse corriendo a su casa, no sale. Además, la reducción de mesas hasta máximo de seis personas en los días de fiesta ha sido un shock porque las familias no quieren separarse, quieren estar juntos, y al final se ha ido al traste. 

"Desde que se anunciaron las últimas medidas se han cancelado un 54% de las reservas"

Con esto estamos en un nivel de cancelaciones de aproximadamente un 54% de las reservas de una semana para otra para el día de Navidad, el segundo día de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Días que tradicionalmente se juntan las familias y se celebran en los restaurantes porque son mesas multitudinarias y en las casas casi se hace inviable poder juntarse. 

Desde el principio de la pandemia hemos dicho que los locales más seguros son los de hostelería. De hecho, el último documento del Ministerio de Sanidad publicado en diciembre refleja que solo un 0,6% de los nuevos brotes provienen del sector de la hostelería. Se nos ha demonizado y criminalizado con un mensaje totalmente erróneo, porque el espacio de la hostelería es seguro. Y hay otros muchos que no lo son y no se están demonizando como se está haciendo con nuestro sector.

- ¿Y qué van a suponer estas cancelaciones para el sector?

- Estamos hablando de pérdidas de facturación de unos 1.050 millones y más de 8.000 puestos de trabajo que no se van a contratar en la Comunitat Valenciana. 

- Este martes se reunían desde Conhostur y otros sectores como las grandes superficies o el comercio con la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, o la delegada del Gobierno, Gloria Calero. ¿Qué les han planteado?

- Nos han pedido que transmitamos a nuestros respectivos sectores la concienciación de que los aforos se respeten. Estamos en un momento delicado, crítico, y los últimos datos de contagios han sido más alarmantes. También está la mutación de la covid que no sabemos cómo va a afectar y la gente se está sugestionando, lo que hace que la demanda se retraiga. 

"La gente se está sugestionando, lo que hace que la demanda se retraiga"

De todas maneras, nosotros siempre hemos sido un sector solidario y lanzamos mensajes de que el aforo se debía respetar. También participamos de las medidas covid a nivel nacional junto con el Ministerio y el ICTE. Este martes le he reiterado al presidente de la Generalitat que nuestras medidas covid son las más estrictas de toda Europa y de ahí que los contagios que se estén dando dentro del sector sean insignificantes. 

- ¿A echado de menos más diálogo de la Generalitat con el sector para tomar las medidas?

- Lo hemos denunciado por activa y por pasiva, porque todas las medidas que se han tomado en nuestro sector han sido unilaterales. No han contado para nada con nosotros, sobre todo en el tema de Sanidad. Y este martes también se lo he reiterado al president de la Generalitat, porque llevamos un mes y medio pidiéndole que se sienten con nosotros porque necesitamos medidas de rescate urgente y, en este momento, puede ser que el 40% de nuestro sector desaparezca, y eso es una barbaridad.

"Necesitamos un plan de rescate urgente"

Somos 32.000 empresas en la Comunitat Valenciana y ese 40% son muchas compañías. Pero es que arrastraría a más de 80.000 trabajadores al paro. Necesitamos un plan de rescate urgente. De hecho, después de ver las medidas que se han aprobado esta mañana en el ministerio, donde las ayudas directas brillan por su ausencia.

No queremos seguir cargando la mochila, no queremos más préstamos, y la única válvula que nos queda para conseguir esa ayuda directa es la Generalitat. Y la Generalitat tiene que hacer un esfuerzo porque nuestro sector representa entre el PIB directo e indirecto más del 25% y no se nos puede dejar caer sin ningún tipo de ayuda.

- ¿Qué medidas debería tomar la administración?

- Hacen falta ayudas directas dependiendo del volumen la empresa y su volumen de trabajadores, y necesitamos también una ayuda directa a través del IVA, cuestión que tampoco ha contemplado el Gobierno absolutamente para nada. En el resto de países de Europa se mueven en una horquilla entre el 4 y un 6% con las rebajas que han efectuado. Alemania ha inyectado más de 10.000 millones de euros directamente en el sector de la hostelería. Francia está inyectando una media de 10.000 euros por establecimiento. 

Son ejemplos de países que su PIB en la hostelería representa mucho menos que en la Comunitat Valenciana. Aún así, han tenido el detalle y la deferencia, porque saben que son sectores estratégicos para el turismo para ayudarles a llegar a la meta y que los locales no se cierren y los trabajadores no se vayan a la calle.  

- ¿Va a abrir un nuevo escenario que se tengan que empezar a devolver créditos ICO y el fin de los ERTE? ¿Vendrán más cierres?

- Estamos llegando a los cinco millones de parados y como el tema de las ayudas no se materialice y los ERTE se amplíen a más del mes de enero, podemos tener un gran problema porque en el mes de febrero pueden empezar a caer despidos en cadena. 

- ¿Habría sido más prudente por parte de la administración planificar más? ¿Darles una serie de escenarios que variaran dependiendo de la incidencia?

- Todas las medidas se han tomado de un día para otro, exceptuando las últimas que nos han dejado un fin de semana y también sin contar con nosotros ni consultarnos. Y esto genera un gran problema en el sector que se materializa en el 54% de cancelaciones que comentaba. 

-  ¿Ve justo la reconversión del ocio nocturno en cafeterías o eso supone competencia?

- Nosotros somos un sector solidario. En la Comunitat Valenciana hay aproximadamente 1.500 empresarios de ocio nocturno. Había que darle una salida porque llevaban más de ocho meses cerrados. Las discotecas lo van a tener complicado, por un problema de arquitecturas e interiores, pero hay muchos pubs que sí se han podido reconvertir y de alguna manera se les puede ayudar a retomar la marcha y volver a tener contacto con su clientela, porque uno de los grandes problemas que se puede llegar a tener es la pérdida de los hábitos y el contacto con el cliente. Hacía falta reanudarlo. 

- ¿La reducción de alquileres al 50% para grandes tenedores supondría un alivio para el sector?

- Eso es un canto al cielo. Es una operación de marketing más que otra cosa. Va a afectar a un 3% del sector. 

- ¿Tienen más esperanza con la llegada de la vacuna? ¿Se ve un horizonte?

-El domingo empiezan los proceso de vacunación, pero el escenario de 2021 es un escenario muy complicado. No nos queda una pendiente, nos queda una pared y hay que escalarla. El último trayecto va a ser el más difícil. Estamos todos agotados. Financieramente no nos queda ni una gota de sangre y es el momento en el que se tiene que inyectar liquidez en el sector para que no desaparezca como mínimo ese 40%. 

- ¿Cómo ha visto la actitud del Ayuntamiento de València para con la hostelería durante la pandemia?

- Empezamos a negociar con el Ayuntamiento el tema de terrazas en el mes de abril. Sí que tuvimos nuestras dificultades porque nos encontramos con problemas con los vecinos, pero imperó la solidaridad de la acción vecinal, quienes veían que esa apertura se tenía que hacer dando oxígeno al sector, porque somos la zona cero de esta crisis, y la única válvula de escape que teníamos eran las terrazas. 

"Seguimos echando en falta la exoneración de impuestos por parte del ayuntamiento"

Se hizo un trabajo muy bueno por parte de ayuntamiento, nuestro y de vecinos y, por ese lado, fue satisfactorio. Seguimos echando en falta la exoneración de impuestos porque ahí no se ha hecho nada. También la falta de sensibilidad de cobrarnos dos meses -enero y febrero- de las terrazas. Es más el detalle que otra cosa. Sí que es verdad que el otro día se anunció ver de qué manera se exonera el impuesto de terrazas de 2021, pero tiene que ser completa de los 12 meses porque será un año complicado. 

- Se han aplicado recortes en terrazas de la Plaza de la Virgen y en Russafa. ¿Era el momento de empezar a aplicar la ordenanza ahora, cuando data de 2014?

- Si no se aplicaban podíamos llegar a consecuencias mayores con el tema de la ZAS pero sí que, de alguna manera, se podía haber alargado en el tiempo. Porque aunque llega el frío y se hace complicado consumir en terraza, al final era necesario un poco más de sensibilidad y alargarlo más.

- ¿Y la falta de turistas?

- La apertura de turistas en el verano, conforme está la situación, está complicado. Además, están todos los inconvenientes que están saliendo. De un día para otro nos hemos comido el tema británico y encima confinando a 20 millones de personas. Ahora tampoco está muy claro qué va a pasar con la vacuna. Imaginemos que no es compatible, vuelve a empezar. Sería una verdadera locura. 

Sí que es verdad que la Comunitat Valenciana a nivel nacional es la que mejor ha sabido conjugar lo que es la salud con la economía, porque al final no nos han cerrado, aunque el último toque sí ha sido un cierre encubierto, porque trabajar al medio día y no poder trabajar la franja horaria de la noche es muy complicado. Ya no teníamos viabilidad pero claro, ahora, sí que es un cierre encubierto. 

- ¿Qué hace a los hosteleros mantener abierto?

- Están trabajando aquellos que tenían liquidez y están aguantando o aquellos que tuvieron suerte o los que cogieron ICO, porque toda las perdidas que se están generando desde el mes de mayo se están supliendo con esos créditos. Cuando uno no tiene ya liquidez para poder sobrevivir ni suplir esas pérdidas, tiene que cerrar. Y es en el momento en el que estamos ahora. O llegan ayudas, o tenemos que cerrar y tampoco podemos pedir más dinero, porque hay que devolverlo. No sabemos cundo vamos a volver a las cifras que teníamos. El parking de hoteles, bares y restaurantes y de ocio que tiene la ciudad de Valencia se acoplaba al cliente local y al turismo. El primero sale cuando sale y el segundo no está. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email