X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

'La resistencia de ello/Azul como naranja'

Fuentesal & Arenillas vuelven a Luis Adelantado jugando con opuestos 

La galería también inaugura una muestra de David Ferrando Giraut y dedica la sala Boiler Room a presentar la obra de Yvonne Robert

12/11/2018 - 

VALÈNCIA. Fuentesal & Arenillas vuelven a Luis Adelantado con  un  nuevo proyecto que tiene como título La resistencia del ello/Azul como una naranja y que presentan en el espacio principal.

La exposición es una continuación del trabajo que mostaron en la galería bajo el título Why Animals Travel (2016), y que siguieron en la Blue Project Foundation de Barcelona con Gameshow/Playshow (2018). Para esta exposición presentan una nueva línea de investigación partiendo del carácter instalativo de su práctica que tensiona las posibilidades del espacio expositivo.

El nombre Azul como una naranja no sólo se refiere al color predominante en sus obras, sino que alude a un poema del poeta francés Paul Éluard donde reflexiona sobre las problemáticas del lenguaje, la forma en la que denominamos las cosas y cómo el significado de las mismas puede cambiar según quién lo lea.

En esta ocasión siguen trabajando con el azar y el juego en la práctica artística como elementos necesarios para erosionar patrones de su contexto inmediato y dotarlos de nuevos significados. Durante ese proceso de resignificación siempre aluden a una dualidad tanto teórica como material, que confrontan en aspectos como el dibujo y el vacío, o la presencia frente a la ausencia. Proceso que siempre realizan partiendo del dibujo y lo trasladan a distintas materialidades, intentando encontrar los puntos de encuentro que complementan a los juegos de opuestos que proponen.

David Ferrando trae una reflexión sobre la tecnología y la Historia

En la primera exposición de David Ferrando Giraut en Luis Adelantado, que se enuncia bajo el título La part maudite, el artista continúa investigando sobre la relación entre el desarrollo tecnológico y la historia. A lo largo de su producción ha desarrollado una investigación sobre las posibles tensiones entre la ciencia y la naturaleza y cómo éstas se materializan en nuestra cultura visual.

La part maudite se refiere al título del libro publicado en 1949 por el antropólogo francés George Bataille. Este último sostiene que la economía se basa en el derroche de bienes y no en la producción de los mismos. Ese exceso de recursos naturales produce una explotación desmesurada de los mismos hasta su agotamiento, cuya extracción siempre ha estado rodeada de condiciones de trabajo enajenantes. Así, esa parte maldita a la que se refiere es la tendencia humana hacia el despilfarro y el exceso que tiene como fin la destrucción propia.

La extracción desmedida de recursos se ha destinado a la producción de imágenes del poder. Si nos situamos en el escenario actual, a pesar de la aparente inmaterialidad de las imágenes en la era digital, su producción también se realiza de manera parasitaria debido a que se genera con tecnología fabricada a partir de la explotación de recursos naturales. Es en esta coyuntura en la que se detiene David Ferrando Giraut, en el residuo inmaterial y su repercusión medioambiental como consecuencia de la simbiosis producida entre naturaleza y ciencia.

La abstracción de Yvonne Robert, en la sala Boiler Room

En Colour me, Yvonne Robert presenta sus trabajos más recientes, una serie de acrílico sobre lienzo con motivos abstractos, donde predomina la relación entre la forma y el color, el expresionismo y la reducción máxima. Su producción permite un acceso a la pintura de forma intuitiva sin la necesidad de una contextualización de su trabajo en un lugar concreto, haciéndolo así único. El lenguaje pictórico que desarrolla es una manera de liberación expresiva que trata de alejarse de las formas convencionales. Con esta intención, la artista busca establecer una relación con el espectador en la que —a través de las formas pictóricas de sus obras— éste pueda construir un imaginario propio.

Yvonne Robert llegó a la pintura de forma experimental desarrollando un lenguaje cercano a la abstracción, siempre muy influida por los colores del mundo de la moda y las redes sociales. La naturaleza cambiante de sus obras demuestra que para ella la pintura no es algo estático sino que lo gestual cobra un peso fundamental en su desarrollo creativo. Así, genera un conjunto de imágenes personales —que  comienza  a través  de  sus  dibujos  preparatorios— y que se van transformando a medida que construye sus composiciones. Para Yvonne «El desafío es producir una imagen reducida sin que parezca común».

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email