X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

hasta que se resuelva el concurso para su dirección

La programación de otoño de La Mutant, en 'standby'

Previsiblemente, el nuevo puesto de dirección no se resolverá hasta pasadas las elecciones. Y la programación se tendrá que diseñar en verano

24/05/2019 - 

VALÈNCIA. Con La Mutant nunca se sabe. Aunque el espacio solo tiene cuatro años de vida (se inauguró en marzo de 2015), ha llovido tanto, que se ha encharcado. La gestión de Las Naves ha sido un dolor de cabeza continuo para el Ayuntamiento de València en esta legislatura: denuncias, conflictos laborales, un modelo de restauración que no acaba de funcionar... Todo sumaba, mientras la agenda cultural seguía funcionando. Y llovía tanto, que hasta se encharcó el auditorio, que permaneció sin actividad 17 meses. La reinauguración, delegando la gestión en el equipo de Teatre El Musical (TEM), parecía asegurar cierta estabilidad que, en efecto, ha tenido la programación de esta temporada.

Pero la burocracia se ha vuelto a topar con las ambiciones del sector cultural a la hora de disponer de un espacio que se ha sabido posicionar en la escena local. En septiembre, la presentación de la programación del TEM y La Mutant fue el contexto elegido por la concejala de Acción Cultural, María Oliver, para anunciar que se iba a crear la figura del programador, que sería elegido o elegida mediante un concurso público. Este fue aprobado por la junta de gobierno unas semanas después y el proceso se inició hace unos cuatro meses. Según ha podido saber este diario, se han presentado 12 personas a este proceso.

Foto: MARÍA SELVA

El proceso, previsiblemente, está a punto de concluir. Pero mientras, las iniciativas y la programación para otoño están en standby a la espera de que se sepa quién se encargará de diseñarla. Al menos, tres fines de semana podrían ser ocupados por proyectos que se desarrollaron con éxito el año pasado, y que previsiblemente podrían repetir: el Circuito Bucles de danza y los festivales de música MUV! y Truenorayo. Según confirman tanto promotores como la propia concejalía de Acción Cultural, ninguno de estos, como tampoco nuevas propuestas, han sido concretadas ni lo serán hasta la llegada de la nueva persona responsable.

¿Qué escenario deja esto? Pues que si el concurso se resuelve a principios de junio, tras las elecciones municipales, los diferentes proyectos y montajes no podrían empezar a rodar su logística hasta verano, acortando peligrosamente los plazos de organización. Según nos confirman algunos agentes culturales implicados en el pasado o en el presente en La Mutant, "a estas alturas, ya deberíamos empezar a tener varias cosas seguras para poder organizar las actividades bien". Y aunque calculan que no habrá sobresaltos, tampoco tienen la seguridad absoluta. Según confirma a Culturplaza el Ayuntamiento, este standby está siendo así pero no llegará a afectar "a los plazos habituales". Aseguran que el centro iniciará su programación de otoño la primera semana de octubre, "como todos los teatros de València" y que puede incluso "que sean los primeros en presentar su programación".

Foto: MARÍA SELVA

Para que eso sea así, la persona que se encargue de programar no debería gozar de muchas días de playa, porque le espera un verano para negociar con cada una de las iniciativas que quieren continuar la próxima temporada, además de atender todos los e-mails con propuestas de compañías y colectivos, y diseñar qué quieren programar como iniciativa propia del centro. No es imposible, pero seguro que algo apresurado. En poco más de tres meses, La Mutant deberá cerrar su agenda hasta diciembre, y las compañías, promotoras y colectivos, tendrán ese margen para sacar adelante sus propuestas, lo que puede estar generando incertidumbre entre el sector privado.

Pendientes de una posible mutación

Para más inri, las elecciones se desvelan cruciales para todo el complejo de Las Naves, porque los partidos políticos que aspiran a ocupar el Ayuntamiento de València tiene diferentes visiones de lo que podría ser el complejo de Las Naves en general, y por tanto, La Mutant en particular. La balanza innovación-cultura se va inclinando a un lado diferente incluso en los partidos del bloque de izquierdas, que han gobernado estos cuatro años. 

La idea de la actual concejala de Acción Cultural y candidata a la alcaldía por València por Podem, María Oliver, es la de que Las Naves sea un centro puramente cultural con una línea abierta, que pueda albergar no solo exhibición sino también producción y que estableza vínculos con otros espacios como Bombas Gens o La Marina, según explicó en una entrevista a Culturplaza el pasado mes de marzo. La parte de innovación la delegaría en el nuevo espacio de la ciudad, La Harinera. Y el camino contrario es el que propone tanto Compromís como PSPV-PSOE.

Con todo esto, incluso el nuevo puesto de programación del centro estaría a expensas del modelo que finalmente se concreta para el espacio. Mientras, el sector privado implicado en dar vida a Las Naves sigue esperando, yendo solo. Cuatro años, lo que ha llovido, y lo que queda por llover.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email