GRUPO PLAZA

observatorio 2020

Las artes escénicas ya eran precarias antes de la pandemia

El 'Observatorio 2020. Informe sobre las artes escénicas en España' argumenta sobre la necesidad de cambiar el modelo sobre el que se sustenta el sector. Aboga por aunar esfuerzos entre las administraciones y las empresas privadas

13/05/2021 - 

VALÈNCIA. Las artes escénicas se encuentran en un momento de enorme precariedad. La pandemia ha truncado un crecimiento que, si bien venía siendo continuado desde 2013, se dio de bruces con el parón causado por la emergencia sanitaria. Sin embargo, ya en 2019 la situación era bastante inestable. El punto álgido de las artes escénicas fue en 2008, justo antes de la crisis financiera. A partir de allí, a raíz de la caída del consumo y de todos los presupuestos destinados a la cultura, el sector se fue precarizando. En 2013 la situación empezó a mejorar ligeramente, llegando a su mejor momento el pasado 2019. Hasta ahora.

Esta es la cuestión más preocupante que se extrae del Observatorio 2020. Informe sobre las artes escénicas en España: distribución, programación y públicos. Los datos recabados en una encuesta a 1.160 profesionales del sector han sido expuestos durante la mañana del miércoles en Fundación SGAE por el secretario general de la Academia de las Artes Escénicas Robert Muro y por el director técnico de la encuesta realizada Pedro A. García, una  presentación a la que también han acudido el presidente de la Academia Jesús Cimarro, el director del IVC Abel Guarinos, la responsable del Departamento de Estudios y Actividades Rosángeles Valls y el gerente de la Academia Luis Fas.

La conclusión más importante del informe ha sido planteada por Robert Muro: “En España, la cultura en artes escénicas es tan diversa y engloba a tantos profesionales, que en sus diferentes ámbitos no creen pertenecer al mismo gremio. Eso es una gran debilidad. Es indispensable crear una sola voz. Hay que crear estrategias comunes, a largo plazo, con vista a las próximas dos o tres décadas, en las que aúnen esfuerzos tanto el sector público como el privado”.

Foto: TATO BAEZA/SGAE

Caída y estancamiento

El estudio comparativo recoge información de cinco ciudades: Sevilla, Donosti, Madrid, Barcelona y València. Los datos son claros: en España, entre 2008 y 2019 ha habido una caída de casi un 28% de espectadores en artes escénicas. Esto, según Muro, hace que una de las mayores preocupaciones de los encuestados sea “el desarrollo de las audiencias”.

La recaudación del sector en 2019 a nivel estatal fue la mayor en más de una década, pero la tendencia de los últimos dos años mostraba cierto estancamiento en el crecimiento. Muro apunta que “por ello, hay que tener muy en cuenta la base desde la que se debe trabajar”, es decir, no hay olvidar esa ralentización previa a la pandemia.

A nivel valenciano, el único sector que mejora sus cifras en 2019 respecto a 2008 es el del teatro, con un aumento del 31,4% en la recaudación. No obstante, ni en teatro todas las cifras son buenas, puesto que tanto la asistencia ha disminuido en un 5% a lo largo de estos años y el número de representaciones un 40% (pasando de alrededor de 6.000 en 2008 a 3.600 en 2019). Por su parte, en danza y lírica todos los datos arrojados son negativos: entre 2008 y 2019, en danza la recaudación cayó un 52%, la asistencia un 45% y el número de representaciones la friolera de un 60%. En lírica los datos son casi peores, cayendo la recaudación hasta un 70% y la asistencia un 58%.

En la presentación, Muro ha recalcado en varias ocasiones que hay que tener presente que “estos datos son previos a la pandemia” y que “por lo tanto, debe haber un cambio de base. La situación es muy peligrosa. Si se vuelve a las políticas de 2008 o a las de 2019, no salimos. Estamos ante una oportunidad única”.

Encuesta

La otra parte del informe, expuesta por Pedro A. García, ofrece datos sobre la percepción de los valencianos acerca de la situación de las artes escénicas. Un 66% de los encuestados en València define la situación como “mala o muy mala”, con un porcentaje, según explica García, “seis puntos mayor al resto de España”. No obstante, en comparación a las encuestas realizadas dos años antes, la impresión general es que “la situación ha mejorado más que en el promedio total de España”.

Foto: TATO BAEZA/SGAE

Por lo que respecta a las prioridades, destaca la importancia de mejorar la financiación a nivel valenciano (un 60% de los encuestados) y el desarrollo de los públicos (59%). La Situación Laboral también es prioridad para el 47% y la Fiscalidad para el 38%. Al respecto del desarrollo de públicos, García se sorprende de que los profesionales conciban que este hecho es responsabilidad, “en primer lugar, de las autonomías; en segundo, de los gobiernos locales; en tercero, de las instituciones educativas; y solo en cuarto y quinto lugar, del gobierno central y las empresas privadas”.

Conclusiones

Al final de la presentación del Informe, Muro ha destacado algunos de los problemas principales del sector de las artes escénicas: “El desajuste entre la oferta y la demanda, la naturaleza endogámica del mercado autonómico y la gran competencia del resto de la oferta de ocio”. También destaca que “el sector, actualmente, se mantiene activo por pura resistencia, y que está en una de las peores situaciones en las últimas décadas. Es indispensable una conjugación de esfuerzos desde las administraciones y el sector privado”.

El secretario general de la Academia ha concluido adelantando que el informe que se presentará para el año 2021 “tiene un enfoque más estratégico. En él, se plantearán cuestiones como comparativas europeas, se analizará si el modelo de Sociedad Limitada sigue funcionando o si habría que trabajar en un modelo de cultura en el tercer o cuarto sector… Y también se hablará de las normativas europeas, a las que tendremos que adaptarnos: medio ambiente, género y tecnología”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme