GRUPO PLAZA

carratalá arquitectos se encargará, previsiblemente, del proyecto

Las naves de Mariano Cuber, un paso más cerca de ser el centro de artes escénicas Bombalino

30/12/2020 - 

VALÈNCIA. Uno de los proyectos culturales más ambiciosos de la ciudad de València da un paso más hacia adelante. Se trata de las naves de la calle Mariano Cuber, que bajo el nombre de Bombalino (en honor a Gabriel Fariza) quiere complementar la oferta de exhibición de artes escénicas en la ciudad a través de un centro de producción. Un local en el que las compañías que lo soliciten podrán desarrollar allí sus ensayos, ante la congestión actual de las salas para asumir este rol, con un acceso que se hará a través de un alquiler del mismo.

Según ha podido saber Culturplaza, la adjudicación provisional de la redacción del proyecto básico y de ejecución ha recaído en Carratalá Arquitectos, un estudio de sobra conocido en la ciudad, y que ha actuado en edificios como Tabacalera, La Nau, o el TAC de Catarroja. Para esta redacción del proyecto, se destinarán 114.953,41 euros y el plazo presentado por el estudio es de 62 días. El presupuesto total estimado para la puesta a punto del centro en los próximos años podría superar los dos millones de euros.

Cabe recalcar que se trata de la adjudicación provisional, a falta de que presenten la documentación requerida. Será entonces cuando la adjudicación pase a ser definitiva y quede todo formalizado. A partir de entonces, la concejalía de Acción Cultural se sentará con el equipo redactor del estudio para diseñar el proyecto, aunque para ello también contarán con las asociaciones profesionales de las artes escénicas de la ciudad, en un proceso participativo en el que visitarán las naves y harán sus aportaciones que podrán ser consideradas en el diseño del proyecto.

La relación de este nuevo espacio con las asociaciones es crucial, ya que -de hecho- la propia idea de un espacio de producción del que puedan disponer (es decir, que no esté únicamente ligado a producciones públicas) era una de las demandas del sector. Sin ir más lejos, el sector del circo lo ha destacado como uno de sus principales retos del próximo año. Por otra parte, cabe recordar que el nuevo equipo de la concejalía presentó en enero un proyecto diferente al que previó la anterior concejala, Maria Oliver, que pretendía que el local albergara una escuela de circo. Esta idea fue finalmente descartada porque, presupuestariamente, no era viable crear un centro de formación.

La obra espera ser desarrollada en los próximos año y la única fecha señalada entonces por la concejala Maite Ibáñez es 2024, cuando -según ella- el centro funcionará "a pleno rendimiento", un "horizonte razonable para que la actividad se inicie, pero, sobre todo, para que se haya conformado su viabilidad y modo de gestión”. La adjudicación del proyecto es uno de los primeros pasos y queda todo por hacer, pero este es uno de los importantes.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email