Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

agenda cultur plaza

Los 'Ángulos del vacío' del Centre del Carme se rodean de música

20/12/2016 - 

VALENCIA. Con motivo de la exposición Ángulos del vacío, el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana con la colaboración de Bodegas Chozas Carrascal, ofrece hoy un concierto interpretado por la soprano Isabel Monar, acompañada al piano por Concha Sánchez-Ocaña. La actuación, que tendrá lugar hoy a las 20 horas en el Centre del Carme, se convierte en la primera de una serie de actividades que acompañarán a la exposición de Encarna Sepúlveda y Carolina Ferrer, que se podrá ver hasta el 5 de febrero, el primer proyecto instalativo de ambas en conjunto, pensado expresamente para la Sala Refectorio del centro cultural.

Al concierto se sumará el próximo mes de enero un recital de la poetisa Lola Andrés, y  la presentación del catálogo de la exposición, que tendrá lugar el 11 de enero en la Sala Capitular del Centro del Carmen. Ángulos del vacío indaga en las obras de Carolina Ferrer y Encarna Sepúlveda, dos trayectorias pictóricas paralelas que aparentemente no se han cruzado más que en lo cotidiano, en el espacio compartido del estudio. La contemplación de sus respectivos trabajos nos conduce a enfrentamientos clásicos en el mundo del arte, dualidades que aparecen cíclicamente entre razón y caos, equilibrio y tensión, contención y drama (clasicismo/naturalismo, pop-art/expresionismo, figuración/abstracción).

Sin embargo se podría decir que Sepúlveda y Ferrer comparten un mismo ideario, una filosofía común que ha hecho posible que por primera vez aceptaran esta propuesta de proyecto conjunto, el que se materializa en Ángulos del vacío. El título ha funcionado como punto de partida de esta experiencia artística, en la que ha colaborado la poeta Lola Andrés, sintetizando en él una ideología común (plástica, vital, cotidiana) y componiendo una serie de poemas que las artistas han integrado en la exposición. La poesía convive en el antiguo refectorio con una instalación de grandes dimensiones, realizada exprofeso por las artistas para este espacio; una pieza que integra al espectador gracias a su escala y a diversos recursos plásticos, geométricos y lumínicos: la repetición, el reflejo y la penumbra de una luz irreal, desconcertante, onírica. 

Desde el antiguo Refectorio se accede a la sala Contrafuertes para continuar la visita con el trabajo individual de cada artista. Carolina Ferrer y Encarna Sepúlveda han planteado su trabajo como una sorpresa que busca trasladar al espectador a otra dimensión, la que logra la luz negra al iluminar la enorme instalación geométrica de tubos fluorescentes y espejos que envuelven al visitante hacia un horizonte infinito. Encarna Sepúlveda y Carolina Ferrer se conocieron a mediados de los años ochenta en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos, en Valencia. Desde entonces sus trayectorias artísticas apenas se han cruzado, coincidiendo en exposiciones colectivas y en alguna colaboración puntual. En estos años dedicados exclusivamente a la producción artística, han compartido el espacio del estudio, conservando su independencia creativa mientras sus carreras se consolidaban.

Sus obras se hallan dispersas en numerosas colecciones, tanto privadas como públicas, y en museos como el Instituto Valenciano de Arte Moderno, el Museo de Arte Contemporáneo de La Coruña, la Fundación Antonio Pérez de Cuenca o las valencianas Fundación Chirivella Soriano y Bancaja. De su currículum destacan premios, becas y menciones recibidas de diversas instituciones, como la beca Alfons Roig (2000, Sepúlveda; 2002, Ferrer) y la Beca Pollok-Krasner Foundation (Ferrer, 2013).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email