X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Página de opinión

Javier Carrasco

Javier Carrasco es periodista

Foto: EFE
La nave de los locos

Yo no quería ser de derechas

Nací para ser un socialdemócrata templado y he acabado siendo de derechas a la fuerza. No tenía otra opción, mal que me pese. Con una izquierda peleada con la idea de España, ¿qué alternativa tenía? Por desgracia sólo la derecha ha captado la importancia de la cuestión nacional tras el lío catalán. Andalucía anticipa lo que sucederá en el resto del país  

Foto: EFE
La nave de los locos

Más élites y menos pueblo

España chapotea en la mediocridad. Las clases dirigentes, llamadas a dar ejemplo, no están a la altura del momento histórico. Sólo existe una mínima esperanza para un cambio de rumbo, y pasa por la aparición de unas élites seleccionadas entre lo mejor de nuestros adolescentes y jóvenes

noviembre

La nave de los locos

El feminismo de las hipócritas

El feminismo es un negocio boyante. Esta realidad no ha pasado desapercibida a profesionales avispadas que utilizan la defensa de los derechos de la mujer en su beneficio. Leticia Dolera, Gloria Lomana y Asia Argento son algunas de estas falsas feministas a las que sólo les mueve ganar dinero y poder

la nave de los locos

Jaque mate a la enseñanza

Hay que echarse a temblar. Otro Gobierno socialista amenaza con reformar la enseñanza. La experiencia nos dice que cada ley educativa del PSOE ha sido peor que las anteriores. Pedro Sánchez tiene a su alcance la hercúlea empresa de demoler lo poco que queda en pie del edificio educativo. Nadie duda de que lo conseguirá    

La nave de los locos

Quim, amor, arría la bandera

Amaga pero no da. El presidente catalán, correveidile del locuelo de Waterloo, nos tiene acostumbrados a sus soflamas diarias contra el Estado. Sigue empecinado en el cuento de una República imaginaria que sirve de nana para los niños catalanes. Es hora de que pase a los hechos y se convierta en el héroe o el mártir que necesitan los independentistas

La nave de los locos

De lo que conviene escribir

Antes de escribir hay que conocer el terreno que se pisa. Si escribes para contentar a la mayoría, arrancarás el aplauso fácil e incluso te darán algún premio oficial. Hoy los asuntos que complacen son, entre otros, la memoria histórica, el feminismo y la defensa de las innumerables minorías. Por supuesto, no tengo interés en ninguno de ellos. Así me va

octubre

La nave de los locos

¿Sexo? No, gracias

En los tiempos del #MeToo el sexo se ha convertido en una práctica de riesgo para los hombres. Mientras el temporal no amaine, lo prudente es la abstinencia. Si no quiere llegarse a tal extremo, conviene estar bien asesorado por un abogado antes de tener trato íntimo con una mujer

La nave de los locos

¡Que viene el lobo!

Amortizado el cadáver de Franco, al que ha exprimido hasta la última gota del oportunismo político, la izquierda busca un nuevo enemigo para reafirmarse. Lo ha encontrado en el minúsculo Vox. Ahora ha vuelto con el cuento de la derecha feroz que se comerá a los niños. Habrá ingenuos que aún se lo crean 

La nave de los locos

Extrañamos tanto a Cris

Es duro ser madridista en una ciudad hostil al madridismo. Desde los tiempos del ‘traidor’ Mijatovic no hay tregua para nosotros. Hemos adoptado un perfil bajo para no encrespar a los adversarios. Pero es hora de romper con esa discreción y confesar que extrañamos a Cristiano Ronaldo, a quien rogamos que vuelva aunque sea de utillero

la nave de los locos

En busca de Rafael Chirbes

Viajar a Beniarbeig y buscar la casa donde Rafael Chirbes vivió los últimos años de su vida. Hacer el camino que tantas veces recorrió con sus perros para llegar al pueblo. Sentarse en el bar El Moss de Segària donde bebía y hablaba con los paisanos. Y escribir la crónica de ese viaje como homenaje al gran narrador. Todo fue el último sábado de septiembre    

la nave de los locos

Contra las emociones

Hay que emocionarse y sentir. Es el espíritu de esta época inane. No conviene ejercitar el pensamiento ni la reflexión porque eso es de ser un aguafiestas. Si piensas acabarás no siendo feliz. Seamos, pues, felices con una sonrisa de emoticono  

septiembre

La nave de los locos

¡Tanta suciedad!

A sangre y fuego. Así debería actuar el papa Francisco en la cruzada contra la pederastia. Una purga efectiva y brutal contra todo religioso que haya abusado o abuse de un niño o un joven. Hay que conseguir que vivan el infierno en la Tierra. Sólo así la Iglesia recuperará la confianza de los católicos decepcionados 

La nave de los locos

El espíritu de la colmena

Cada nueva generación tiene menos metros para vivir. Los pisos se achican al tiempo que los precios se disparan. El alquiler como alternativa empieza a ser el privilegio de unos elegidos. Quizá la solución pase por los ‘pisos colmena’: vivir un poco apretados pero sin temor a ser desahuciados

la nave de los locos

Carta a un nuevo alumno de la ESO

Comienza otro curso escolar con el mismo discurso de las autoridades educativas, caracterizado por la autocomplacencia y la falta de realismo. Los profesores y los alumnos lamentan el final de sus largas vacaciones. Sólo los padres se muestran satisfechos de volver a la rutina. Yo pienso en los estudiantes que empiezan la ESO. A ellos va dirigida esta carta

LA NAVE DE LOS LOCOS

Bigotudos míos

Es la ley del péndulo: lo que se fue vuelve para ilusionarnos con la idea del cambio. Hace años regresó la moda de dejarse barba y ahora le toca al bigote, injustamente olvidado porque se asociaba con hombres carcas y autoritarios. Los peluqueros han tomado nota de los futbolistas, actores y modelos que se lo están dejando. Y yo, para no ser menos, también

agosto

LA NAVE DE LOS LOCOS

Los periodistas también mueren

Una generación de periodistas valencianos se apaga tras las muertes de Benigno Camañas y Vicente Verdú. Forjados en el oficio durante la Transición, creyeron en la prensa como garante de una democracia sana e hicieron del periodismo una forma de vida. Algunos fueron maestros de quienes sobreviven en esta hermosa y bastarda profesión

La nave de los locos

Las mujeres y la literatura

Marginadas del estudio y el conocimiento durante siglos, las mujeres se han tomado también la revancha en el campo de la literatura. Leen más y empiezan a vender más libros que los hombres. El poder femenino ha alcanzado a las letras. Se trata de una moda bendecida por el mercado. Falta por ver cuántas de estas escritoras perdurarán

La nave de los locos

¡Cuidado con los ‘desdobladores’!

Son una plaga. Allá donde vayas te los encuentras con su monserga del lenguaje inclusivo. Hombres y mujeres sin distinción, siguiendo el catecismo laico de lo políticamente correcto, te dan la tabarra desdoblando el género de las palabras hasta caer en el ridículo. El Gobierno presiona a la RAE para que dé carta de naturaleza a este desatino. Esperemos que los académicos se mantengan en su sitio      

La nave de los locos

Honrarás a tus padres

Viejos al cuidado de viejos. Es una escena habitual en los hospitales y en las residencias. España se va transformando, de manera callada, en un gran geriátrico. Muchos de esos ancianos, que ayudaron a sus familias en crisis pasadas, sufren el abandono de sus hijos y sus nietos. Y el Estado apenas hace nada por remediar este inmenso drama  

julio

La nave de los locos 

Barcelona después de la batalla

La vida sigue su curso en Barcelona después del lío que se montó en otoño. En julio viajé a la ciudad para pulsar el ánimo de mis enemigos del ‘procés’. Miles de banderas independentistas y lazos amarillos me recibieron. El lío va para rato. Más allá de la política, paseé feliz por sus calles como un turista más. De haber hablado catalán, me hubiera quedado a vivir    

La nave de los locos

Los nuevos puritanos

La corrección política está amenazando la libertad en España. En nombre causas como la igualdad entre sexos o el respeto a las minorías, el Gobierno promueve una política que invade la intimidad de los ciudadanos. Nos dicen hasta cómo tenemos que hablar, escribir y comportarnos. Esto es impropio de la democracia que dicen defender

LA NAVE DE LOS LOCOS

Cásate con Casado

La derecha española busca a su líder sin la mediación de una dedazo. El PP se ha apuntado también al discutible recurso de las primarias. Una mujer y un joven ambicioso se disputan el poder. Ella, Soraya, representa la continuidad de la nada política que fue Rajoy; él, Pablo, quiere ser el Thatcher de Palencia. Ganará él, por supuesto 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Un hombre llamado Renacer

Rena (acortamiento de Renacer) mendiga en el centro de Torrevieja desde hace seis años. Pasa el día sentado en un banco mientras vive de la caridad de los vecinos y los turistas. Siempre tiene un libro a su lado. Por las noches duerme en la pinada de Guardamar. Después de muchos meses hablé con él y descubrí que tenemos algo en común: la afición a la literatura y a la soledad. Desde aquí le deseo la mejor de las suertes

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Quién pagará todo esto?

El joven presidente Sánchez está decidido a tirar de chequera como el temible Zapatero, el socialista que le antecedió en el cargo. Ha anunciado algunas medidas, como la revalorización de las pensiones según el IPC, que traerán más gasto público. ¿Quién lo pagará? Nosotros, sin duda, con más impuestos. Sánchez quiere que le paguemos la fiesta con la que entretener a sus futuros votantes

junio

LA NAVE DE LOS LOCOS

Y ahora el bable

Asturias está dividida sobre la conveniencia de declarar oficial el bable. Si así fuera, sería obligatorio en la enseñanza y la Administración. Con el pretexto de defender una lengua minoritaria, otra comunidad autónoma elevará una barrera para los que quieran trabajar en su territorio. Sólo falta que Aragón le siga los pasos. España, poco a poco, va camino de ser un país medieval

La nave de los locos

Cervantes, proscrito en Cataluña

Cervantes tiene muchos amigos pero también detractores en Cataluña. Un homenaje al escritor no pudo celebrarse en la Universidad de Barcelona porque fascistas catalanes lo boicotearon. Es otro ejemplo de cómo la libertad vive amenazada en el Principado. Mientras, el nuevo Gobierno socialista regresa a la equivocada e inútil política de apaciguamiento con los independentistas

LA NAVE DE LOS LOCOS

Un guapo en La Moncloa

Llega el verano con su engañoso optimismo y estrenamos el presidente más guapo de la democracia. Su Gobierno es todo un guiño a feministas, gais y antitaurinos. Como es natural, no esperamos nada de este Ejecutivo con tan buena imagen, pero agradecemos que Sánchez haya cuidado la estética al elegir a sus ministros. A falta de un proyecto creíble, ellas y ellos nos alegrarán la vista

LA NAVE DE LOS LOCOS

Dulce hogar

Pablo e Irene han encauzado sus vidas gracias a la política. El caso no es singular. Los ha habido y los seguirá habiendo. De comunistas furibundos pasaron a ser leales críticos de un sistema del que se benefician. Su chalé, blanqueado en una consulta popular, es otra prueba de la doble moral de Podemos. La impostura de sus dirigentes no tiene límites: sus hechos nunca están a la altura de sus hermosas palabras

mayo

La nave de los locos 

Despedida y cierre

La derecha valenciana no tiene quien le escriba ni, previsiblemente, quien le vote. El PP ha quedado hecho unos zorros después de la detención del escurridizo Eduardo. Harían bien sus dirigentes en hacer tabla rasa de la organización y empezar de cero. Si no, seguirán los pasos de la desaparecida UCD

La nave de los locos

Lo terrible es hacerse viejo

Hacerse viejo es una práctica muy extendida. España es un país gagá. Esto tendrá consecuencias terribles para las pensiones y la sanidad pública pero los políticos, más pendientes en asuntos menores, no hacen nada por evitarlas. A los ancianos, decisivos para suavizar esta crisis, no se les reconocen los servicios prestados

La nave de los locos

Ciudadanos, nuestro partido objeto

Ciudadanos es el partido mimado por las encuestas. Si nos las creyésemos pensaríamos que el niño Albert está a las puertas de la Moncloa. Pero habrá que ser cautos. El PP, temeroso de perder, prepara munición contra el líder catalán. Habrá videos. La guerra será despiadada. Sin embargo, nada cambiará el sentido de nuestro voto: votaremos contra Rajoy, votaremos a Ciudadanos     

La nave de los locos

Marx no sería de la UGT

Cada vez se ven menos banderas rojas en el Primero de Mayo. UGT y CCOO, que han tenido un duopolio ‘de facto’ en la representación sindical, se han quedado sin crédito entre muchos trabajadores. Incapaces de ofrecer soluciones a la pérdida de derechos laborales, se agarran hoy a cualquier tabla para salvarse, sea el feminismo, los pensionistas o la defensa del independentismo   

abril

La nave de los locos

De la frivolidad como virtud

Se acerca el verano y toca rescatar la frivolidad del fondo del armario. Hartos de tanta seriedad impostada, vivamos la vida sin pretensiones, como algo liviano y agradable, deteniéndonos en la piel de las cosas y no en su engañosa profundidad. Ser superficial es una actitud virtuosa y hasta cívica, tal vez la única respuesta a las trampas del mundo     

La nave de los locos

En defensa del padre de la EGB

Los chicos de Compromís han vuelto a hacer otra de las suyas. Ahora la han tomado con el padre de la EGB, José Luis Villar Palasí. Van a retirar su nombre de seis colegios porque fue ministro franquista. Sectarios y decididamente ignorantes, pasan por alto que Villar Palasí puso en marcha un sistema educativo que fue de gran utilidad para dos generaciones de niños y adolescentes   

La nave de los locos

Me voy a hacer del PNV

El futuro de España está en manos del PNV. Estamos pendientes de la orientación de su pulgar. Si lo inclina, no habrá Presupuestos; si lo levanta, Rajoy habrá sobrevivido una vez más. En esta encrucijada histórica estoy a dispuesto a traicionar a todos haciéndome nacionalista vasco si así contribuyo al final de un Gobierno ridículo y mediocre      

La nave de los locos 

Estatuas y estulticia

Como la Historia nos disgusta, retiramos estatuas y cambiamos el callejero de las ciudades. Esa es la reflexión de cierta izquierda indigente que tiene a Ada Colau entre sus principales representantes. En lugar de mejorar la calidad de vida de las personas, idean estas zarandajas para entretener a sus votantes. Con dinero público, por supuesto

la nave de los locos

Miénteles

La actualidad, tan rácana en traer buenas noticias, nos alegró el día cuando conocimos la crisis de Facebook por la fuga masiva de datos personales. Facebook, Google y Twitter, arietes de la revolución tecnológica, aspiran a dominar el mundo y convertirnos en sus siervos. En este desigual combate sólo cabe defendernos con la mentira  

marzo

La nave de los locos

Moriré siendo felipista

Ha sido el gran político de esta democracia. Dueño de una inteligencia no siempre al servicio de causas nobles, Felipe González envejece entre los aplausos de la gente de orden que nunca llegó a votarle. Cierta izquierda, sin embargo, reniega de él acusándole de haberse derechizado, razón de más para nuestra admiración

La nave de los locos 

¿Nos hemos vuelto locos?

Media España lloró la muerte del niño Gabriel Cruz hasta el paroxismo. Nunca se había visto nada igual por idéntico motivo. Escenas de emoción, tristeza e ira. Muchos medios, con TVE a la cabeza, crearon un clima de irracionalidad que nada tiene que ver con la compasión. Era sólo morbo para ganar dinero. Lo único auténtico de esta historia macabra ha sido el dolor de los padres      

La nave de los locos

La rebelión de los abuelos

Lo que nos quedaba por ver es a los jubilados atacando al Gobierno conservador. Si los pensionistas, tradicional apoyo del PP, también le dan la espalda a Rajoy es que la situación pinta muy mal para los de la gaviota. Los abuelos se rebelan mientras la generación del ‘baby boom’ teme no cobrar su pensión. De este Estado timador cabe esperar cualquier cosa

La nave de los locos

De orgasmos femeninos y domingos felices

Siempre nos quedará Villena. El Ayuntamiento de esta localidad promoverá el Día del Orgasmo Femenino y los Domingos Felices. Por fin algún político piensa en el bienestar de los ciudadanos. Ahora falta que otros municipios tomen ejemplo y aprueben planes de felicidad para sus vecinos  

febrero

La nave de los locos

En el castigo llevarán la penitencia

Los socialistas valencianos han acabado siendo los tontos útiles de Compromís. Las leyes de Plurilingüismo y de la Función Pública, auspiciadas por los nacionalistas, dejan al PSPV en una delicada situación. Tienen todo que perder y nada que ganar con estos dos proyectos que dividen a la sociedad por causa de la lengua

La nave de los locos

La izquierda inútil

La izquierda está triste... ¿qué tendrá la izquierda? Los partidos que la representan sufren un ataque de melancolía. En la peor crisis económica que se recuerda, han sido incapaces de ganar apoyos entre los suyos. Es la consecuencia lógica de hacer políticas superfluas que no llegan a la mayoría      

La nave de los locos

Mi medio siglo se confiesa a medias

Debemos estar preparados para conmemorar 1968. Para unos fue el año que le quitó la caspa a la historia; para otros, el origen de los males presentes. Nací en aquel 1968 en un país que estaba en los arrabales del mundo. Y crecí —respetadme por ello— de la mano de Fofó y Mazinger Z     

La nave de los locos

¡Que vuelvan los corruptos!

Éramos ingenuos, felices y más delgados cuando gobernaba Camps. Ciegos que no veíamos la corrupción porque queríamos que la fiesta continuase. La fiesta, ya se sabe, acabó de mala manera, con los protagonistas en los tribunales. Pero hoy, ajenos a cualquier ilusión y esperanza, extrañamos aquel tiempo de necesario autoengaño  

enero

la nave de los locos

La puta soledad

Gran Bretaña tendrá una secretaría de Estado para la Soledad. Lo ha decidido la primera ministra Theresa May, lo que nos causa admiración a todos los solitarios del continente. España, que siempre lleva un siglo de retraso respecto a las naciones desarrolladas, da la espalda a una legión de desamparados —viejos, viudas, enfermos terminales, presos— que no tienen con quien hablar  

La nave de los locos

El desquite

La lucha contra la violencia machista está dando pie a una sutil caza de brujas contra los hombres. En nombre de una buena causa, las feministas radicales alientan la censura y el puritanismo. Combaten una injusticia, la histórica discriminación de las mujeres, con otra injusticia. Para ellas ha llegado el tiempo de la revancha     

La nave de los locos

España no tiene quien le escriba

España carece hoy de lo que más necesita para fortalecerse como país: unas élites culturales que construyan un relato que seduzca a la población, especialmente a los jóvenes. Es lo que han hecho los independentistas en Cataluña, y con éxito. Tomemos nota de ellos. Ese nuevo patriotismo debería empezar por la escuela  

La nave de los locos

Tarde memorable en Urgencias

El año no pudo empezar de peor manera: en las urgencias de un hospital alicantino. En una sala repleta de pacientes que tosían y vociferaban, presencié una pelea entre dos energúmenos. El espectáculo fue bochornoso. La policía tuvo que intervenir. Esto ocurrió sólo unas horas después del inicio del año, cuando todos nos deseábamos, con ingenuidad, mucho amor y mucha paz  

la nave de los locos

Otro gallego pasa a la historia

El lío catalán supondrá, a medio plazo, el certificado de defunción política de Mariano Rajoy. El fracaso de su partido en el Principado, tras una calamitosa gestión de la crisis forzada por los independentistas, se extenderá al resto del país. Tiene pie y medio en la historia. Si tuviera sentido común o una brizna de patriotismo, convocaría elecciones

la nave de los locos

¿Leerá Kiko Rivera a Marcel Proust?

La prensa del corazón es una manifestación imprescindible de la cultura popular. No la menospreciemos. Los cotilleos de los famosos y famosillos son el alimento espiritual de millones de amas de casa y de quienes no somos amas de casa. Hay que sacar pecho y admitir que leemos el ‘Hola’ cada miércoles. ¿Pasa algo?

La nave de los locos

Una proposición indecente

Me apunto a la reforma de la Constitución pero en un sentido contrario al que proponen los socialistas y Podemos. La nueva Carta Magna debería achicar el Estado de las autonomías, dejándolas en sólo once, devolver las competencias de educación, orden público y urbanismo al Gobierno central y eliminar el Senado y las Diputaciones. 

La nave de los locos

A los que admiro

Mi capacidad de admiración sigue intacta a pesar de la crueldad de los años. Admirar me mejora como persona. Siempre he buscado referentes a los que imitar. Me ha gustado arrimarme a los buenos, a los que cumplen con la tarea que les ha sido encomendada, haciéndolo con discreción, sin levantar la voz

la nave de los locos

Mil maneras de corromper el castellano

La corrección política y la invasión de palabras inglesas amenazan la salud del castellano. La publicidad, la moda y el deporte son algunos arietes de esta ofensiva peligrosa. Así vamos destrozando la lengua española, el tesoro más importante que tenemos como país    

noviembre

la nave de los locos

Nuestro último refugio

Cada vez lee menos gente. Se publica mucho pero se lee poco en España. Los lectores son una minoría menguante y amenazada en la que algunos  aún militamos con orgullo y coraje. Por eso son de agradecer películas como ‘La librería’ de Isabel Coixet, un testimonio de amor y gratitud a la cultura impresa     

la nave de los locos

Canallas admirables

¿Se puede ser un canalla y un genio del arte o la interpretación? Se puede, por supuesto. Mirad a Kevin Spacey. Al menos la mitad de la historia del pensamiento y la cultura está protagonizada por personas de dudosa catadura moral. Entre ellas hay usureros, pederastas, asesinos y maltratadores. A menudo el talento esté reñido con la virtud

la nave de los locos

Un penitente viaja al sur

El sur existe aunque le pese al norte. Más allá de Crevillent se alza una tierra que convive con dos almas: la alicantina y la murciana. La Vega Baja, comarca orgullosa, castellanoparlante y asilvestrada según sus críticos, es el verso suelto de esta Comunidad invertebrada, el lugar idóneo para un tiempo de penitencia  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Mi hijo no está motivado

Si su hijo está “desmotivado” piense que no está solo con su problema. Por suerte para usted, cada vez son más los adolescentes sin el más mínimo interés por los estudios. Una auténtica plaga moderna. Padres y profesores son incapaces de sacar algo en claro con ellos. Lo único que parece motivarles es la videoconsola, el móvil y a veces el fútbol  

octubre

la nave de los locos

El timo de la felicidad

La gente se empeña en ser feliz a toda costa. Si echas un vistazo a sus redes sociales, todos están con una sonrisa postiza. Ya va siendo hora de enmendarles la plana. La felicidad es un asunto discutible y pasajero en un mundo en el que existen, por desgracia, la muerte y la enfermedad. Ten el valor de no sonreír  

la nave de los locos

La posibilidad de una isla

En este país de todos los demonios, que de nuevo parece irse al traste, toca buscarse una isla para sobrevivir a tanto desatino. Esa isla puede ser la familia, los hijos, los amigos o una tarde de sexo y mentiras con un desconocido. Hay que ponerse a cubierto de los desastres del mundo, teniendo el placer como única e innegociable filosofía  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Una gran farsa

La crisis catalana, sustentada en unos malos actores que recitan diálogos aburridos y previsibles, es una pésima obra de teatro. Cada semana se representa un nuevo acto de esta farsa. Ninguno de los protagonistas se cree su papel. El público intuye el engaño de unos y otros, patalea y comienza a reclamar el dinero de las entradas

la nave de los locos

Adiós a todo eso

No hay posibilidad de retorno. No hay nada que negociar con los golpistas catalanes. Son ellos o nosotros. España ha de jugársela en Cataluña. Puede salir victoriosa o derrotada pero nunca aceptar la rendición que, bajo la palabra diálogo, preconizan algunos. Suceda lo que suceda, hemos de despedirnos del régimen constitucional del 78

la nave de los locos

Podemos, nuestro caballo de Troya

Despertaron la simpatía de gran parte del país y hoy son un peligro para la democracia. Podemos es un partido sin norte, en franca decadencia, que avanza hacia un descalabro electoral en beneficio de los socialistas. Su pecado fue ponerse del lado de los independentistas en la crisis catalana. ¿Alguien puede aspirar a gobernar un país que pretende destruir? 

septiembre

la nave de los locos

Que la vida iba en serio

He sido hombre de pocos pero buenos amigos. Me arrepiento de no haberlos cuidado como se merecían. En el camino he perdido alguno por esta razón. Ahora, cuando empiezo a hacer recuento de lo vivido, veo claro que la amistad es la manifestación más duradera de lo que entendemos por amor 

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Dónde estabais en los malos tiempos?

Los dos grandes sindicatos y la patronal CEOE se han puesto de perfil en la crisis catalana. Pertenecen a la Cofradía del Santo Diálogo, en la que todo equidistante aspira a ser admitido. Lo mínimo que podían hacer es defender al Estado que les paga con tanta generosidad  

la nave de los locos

La hora de la verdad

En Cataluña hay que elegir entre lo malo o lo peor. Si ha de producirse el choque de trenes, que sea cuanto antes, reduciendo en lo posible los daños de la colisión. Así sabremos quién tiene el verdadero poder para doblegar a la otra parte: si el Estado español o la Generalitat secuestrada por una banda de facinerosos     

la nave de los locos

Los polvos del señor Macron

Si los políticos españoles cuidasen su aspecto físico como el señor Macron, otro gallo nos cantaría. Lejos está de nuestro ánimo criticarlo  por su partida para gastos de maquillaje. Macron, el primer presidente metrosexual de la historia, sabe que para a gustar a un país hay que gustarse antes a sí mismo        

agosto

la nave de los locos

Yo sí tengo miedo

Cuando después de cada atentado alguien se refiere al islam como una religión "pacífica", me permito el sano ejercicio de la duda. Y me hago la siguiente pregunta: ¿Por qué en casi todos los países con mayoría musulmana se desprecian los derechos humanos? Algo debe de fallar en ellos. Más atentados como los de Cataluña romperán la convivencia

La nave de los locos

Diez años de ‘Crematorio’

El inicio la crisis, ocurrido hace diez años, coincidió con la publicación de ‘Crematorio’, la novela que consagró al valenciano Rafael Chirbes como uno de los grandes narradores de este principio de siglo. En aquella obra, Chirbes puso al descubierto las mentiras del llamado “milagro económico español”. Aún hoy seguimos recogiendo los escombros de la debacle que vino después

La nave de los locos

Reivindicación jocosa del rey emérito

Es hora de reivindicar la figura de don Juan Carlos, sometido a una campaña de descrédito desde su abdicación. Los que no somos monárquicos ni fuimos ‘juancarlistas’ tenemos, si cabe, más autoridad para hacerlo. Aun con sus muchas sombras y episodios sin aclarar, su reinado es de lo mejor de nuestra historia contemporánea.

La nave de los locos

Cuando el cine acude a nuestro rescate

A esas alturas he abdicado de muchas cosas pero no del placer de ir al cine. Atraído por las críticas, fui a ver ‘Dunkerque’, que narra el rescate de 400.000 soldados aliados en la II Guerra Mundial. Era la película que algunos esperábamos desde hace años, hecha con dinero, talento y sobre todo ambición

julio

la nave de los locos

La lentitud os hará libres

Os propongo un destino alternativo para agosto. ¿Porqué no vais a Castilla? A pequeñas ciudades como Soria, Ávila y Zamora. En ellas comprenderéis el significado de la palabra quietud. Caminar por sus silenciosas calles es un aprendizaje de lentitud. Os ayudará a reencontraros

LA NAVE DE LOS LOCOS

Cuídate

Frases como ‘Cuídate’ reflejan el espíritu de este tiempo que algunos detestamos en la intimidad. Ese ‘Cuídate’ resume la filosofía de Ikea, es decir, el ‘Hazlo tú mismo’, y la de nuestro triste Gobierno cuando nos anima a hacernos emprendedores. Nos están diciendo que, si vienen mal dadas, estamos solos, sin la ayuda de nadie

La nave de los locos

Tengo que ir a ‘First Dates’

Con el verano he dado un giro radical a mi vida. Ha sido una decisión meditada. De nada me habían servido tantas horas de cultura y estudio. Ahora quiero ser un hombre  de mi tiempo. Cuido y mimo mi cuerpo como nunca lo había hecho. Invierto mucho en él y le voy a sacar partido. Por eso me he inscrito en el casting de ‘First Dates’. Y no tengo dudas de que triunfaré junto a mi admirado Sobera   

LA NAVE DE LOS LOCOS

Se buscan catadores de naciones

El mes pasado, consultando un portal de empleo, encontré un anuncio sorprendente. “Se buscan catadores de naciones”, pude leer. Una fundación ofrecía ¡100 contratos! para seleccionar las naciones que figurarán en la nueva Constitución. Me inscribí y me cogieron. Ahora mi destino está unido a la España plurinacional

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Por qué me habéis hecho taurino?

Tanta sensibilidad con los toros y tan poca compasión con los seres humanos, antitaurinos. Vuestra respuesta cruel a las muertes de Víctor Barrio e Iván Fandiño me ha abierto los ojos. Yo, que nací para ser equidistante, para no mojarme ni en esto ni en aquello, me veo obligado a pasarme al bando de los taurinos

junio

la nave de los locos

Orgullo ¿de qué?

No creo que haya motivos para estar orgulloso de una opción sexual. Ser homosexual, bisexual o heterosexual es un accidente menor de la personalidad. Es más importante tu bondad, tu inteligencia o tu coraje. Convertir la homosexualidad en una seña de identidad es empobrecedor

la nave de los locos

Adiós, muchachos

El curso ha acabado. La misión está cumplida. Han sido nueve meses de clases pero al profesor le han parecido varios años. A su cabeza acuden, de manera desordenada, episodios hilarantes con sus alumnos, y otros que no lo fueron tanto. Ellos, sus muchachos, son lo único que merece la pena de este sistema educativo 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Huérfanos de Bimbi

Hemos perdido a Bimbi para siempre. Quienes fuimos sus clientes lloramos, y de qué manera, su cierre repentino. Otra cafetería de solera cesa en València. Ahora, cuando todavía no hemos aceptado el doloroso deceso, nos acordamos de otros cadáveres exquisitos de la hostelería local: del bar Goya, de Barrachina, de Noel, de Lauria

LA NAVE DE LOS LOCOS

Adiós emocionado a la izquierda española

Alguna vez voté a la izquierda porque creía que eran la mejor opción para defender los derechos de los trabajadores. Esa izquierda se fue distanciando de mí y de gente como yo cuando comenzó a coquetear, como hacen algunas mujeres de cierta edad, con un señorito sin escrúpulos, con el señorito chulo del nacionalismo

mayo

La nave de los locos

Ribó y los puritanos de izquierdas

Después de sufrir a los puritanos de derechas ahora nos toca soportar a los de las izquierdas. Con el señuelo de la política del ‘buen rollo’, estos catequistas laicos, entre los que el señor Ribó ocupa un lugar relevante, nos quieren convertir en buenos ciudadanos y demócratas. El nuevo y disparatado callejero de València es el último ejemplo

LA NAVE DE LOS LOCOS

Un maravilloso anacronismo

La prensa de papel está en edad de prejubilarse, a la espera de pasar al retiro definitivo. Las cabeceras nacionales son como zombis que siguen andando, no se sabe adónde, por la inercia de tantos años de influencia ya perdida. Pero yo no puedo entenderme sin el periodismo, ese oficio hermoso y homicida

la nave de los locos

Aún no os habéis enterado

Vosotros, los que disfrutáis de una posición privilegiada, no os habéis percatado de que el mundo cambió. El sistema político nacido tras la II Guerra Mundial se ha derrumbado. Si el futuro sigue pasando por más dosis de liberalismo tramposo, no hay salvación para la Europa que se felicita por la victoria del principito francés

La nave de los locos

Todos a la cárcel

Las cárceles españolas se han ganado una merecida fama en los primeros años del siglo XXI. Ese prestigio acreditado se lo deben a sus ilustres inquilinos, nada que ver con aquellos reclusos socialistas de los noventa. Si te toca Soto del Real se te hará la boca agua. Allí convive la ‘crème de la crème’ de la sociedad, el lugar donde se mueven los hilos del país

La nave de los locos

Mejor me callo

En España hay libertad de expresión siempre que no se abuse de ella, por si acaso. A la vista de nuestra historia, conviene no excederse en el ejercicio de este derecho. El Gobierno conservador aprobó una ley para que los ciudadanos nos manifestemos (en las calles y en las tribunas) lo justo y necesario. La nuestra es una libertad dentro de un orden

abril

LA NAVE DE LOS LOCOS

Los pijos son fenomenales

Los pijos como mi amigo Jacobo viven en un selfi eterno. Son la risa despreocupada del país, la alegría de vivir sin hipotecas ni angustias laborales en la que todo acaba siendo "fenomenal". Además crean riqueza. ¿A qué viene meterse tanto con ellos? 

La nave de los locos

La pupila azul de Azorín

Se cumplen cincuenta años de la muerte de Azorín. El desinterés de la mayoría de las instituciones por recordar al escritor de Monóvar contrasta con el despliegue oficial de actos para honrar la memoria de Miguel Hernández. A Azorín se le margina por franquista y a Hernández se le reivindica por antifascista

LA NAVE DE LOS LOCOS

En defensa de los hombres fracasados

Habría que reivindicar a esos hombres fracasados que se cuentan por cientos de miles, ahora que se lleva tanto defender a las minorías de cualquier color. No estaría de más acordarse un poco de esos varones blancos, heterosexuales, muchos de ellos parados de larga duración que votarían a Trump si pudieran

La nave de los locos

Las tribulaciones de un hombre ‘okupado’

Una familia de albano-kosovares había ‘okupado’ mi vivienda. El abogado, que lucía una prominente tripa, fruto del cobro de desmedidos honorarios, me hizo ver que el proceso de desahucio sería largo: en el mejor de los casos, nueve meses, y en el peor, dos años. Además, la minuta podría oscilar entre los 600 y 3.000 euros    

marzo

La nave de los locos

¿Acaso soy un fascista?

La palabra fascista, pese a tener un siglo a sus espaldas, goza de muy buena salud. Desde que te levantas hasta que te acuestas la oyes en el bar, en el trabajo, en el metro, en la televisión. Quienes hacen más uso de ella son los políticos y periodistas de izquierda. Fascista es todo aquel que no piensa como ellos

La nave de los locos

Si Valle-Inclán levantara la cabeza

España no tiene remedio o, para ser más precisos, no hay ninguna posibilidad de regeneración del actual régimen político. Es la España de siempre, el país en el que las élites castellanas y catalanas hacen causa común robando con la elegancia patriótica que se les presupone, la España del esperpento que Valle-Inclán retrató hace un siglo

La nave de los locos

Encontré mi karma

Aconsejado por Rosalinda, mi maestra espiritual, me matriculé en cursos para crecer en sabiduría interior. Cada semana asistía a un taller de ‘mindfulness’. También iba a Pilates. Comencé a salir con gente que amaba a la Humanidad —no tanto a sus semejantes—, comía acelgas, bebía zumo de tomate y se duchaba dos veces a la semana. Me había convertido en un hombre nuevo  

la nave de los locos

Un robot ha venido a vernos

Mi empresa acaba de fichar a un robot. Nuestro nuevo compañero está encantado con sus condiciones laborales: trabajará dieciséis horas al día de lunes a domingo; no tendrá vacaciones ni festivos y se ha comprometido a no cogerse la baja bajo ninguna circunstancia. Por si esto fuera poco, Willy se ha negado a hablar con el liberado sindical   

febrero

la nave de los locos

Dos por el precio de uno

Don Felipe se juega su destino en el Principado. Si Cataluña corta su cordón umbilical con el resto de España, la monarquía habrá dejado de tener sentido. La Corona será como un par de zapatos rotos y desgastados que habrá que tirar a la basura. Después de la independencia de Cataluña llegaría la República

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Qué os ha hecho el castellano?

En la Comunidad Valenciana aún se está a tiempo de evitar el monolingüismo que pretenden imponer, con astuta simpatía, el señor Ribó y la señora Oltra, dos pájaros de mucho cuidado. La política lingüística del nacionalismo valenciano imita a la llevada a cabo por el siciliano Jordi Pujol en la Cataluña de los años ochenta

la nave de los locos

Prohibamos el canto de los gorriones

El sueño del alcalde Ribó es una Valencia sin iglesias, ni toros, ni circos con animales; una ciudad sin corbatas ni coches, atravesada de punta a punta por locales vegetarianos y ateneos libertarios, en la que se sólo se hable valenciano y se prohíba toda muestra de tradición en aras de una falsa modernidad  

La nave de los locos

El chico del momento

Sostienen los entendidos que Carlos Soler puede ser un jugador de época. A mí lo que me llama la atención de este muchacho moreno y de ojos achinados es que sea el único futbolista del Valencia que va a la Universidad. Esto me tiene fascinado porque la mayoría de los futbolistas bordean el analfabetismo funcional 

enero

La nave de los locos

Los barbudos

El mal de no afeitarse está más extendido de lo que imaginaba. El jefe del Estado es barbudo como también lo es el presidente esfinge. Pero hay más. Si Rafael Ferrando y Bruno Broseta, dos hombres a los que se les presuponía una trayectoria intachable, se han dejado de rasurar, es que todo está irremediablemente perdido  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Siempre quise ser como Ciprià Císcar

La virtud de Ciprià Císcar es que nunca se fue; siempre estuvo ahí, en un segundo plano, actor en todas las conspiraciones de su partido y las instituciones por las que pasó. Lo admiro, esa es la verdad. Es la inteligencia al servicio de sí mismo, la ambición discreta de quien llegó y venció al paso del tiempo

LA NAVE DE LOS LOCOS

La recuperación va como un tiro

La fortaleza de la recuperación se mide por el ejército de pobres que pululan por Valencia. Nos hemos convertido en El Dorado, en la tierra prometida para tantos mendigos, pedigüeños, buscavidas, menesterosos, para tantos muertos de hambre. El gobierno nacional-progresista debería estar orgulloso de que la ciudad haya recuperado por fin su esplendor

la nave de los locos

Ser matador en Benidorm

En el centro histórico de Benidorm he descubierto al torero que puede salvar la fiesta. Cada día recibe las ovaciones de cientos de turistas.  Es todo arrojo y pundonor, no como esos figurones ya consagrados que, con sus apaños, caprichos y vetos, llevan a la tauromaquia a un callejón sin salida  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Yo sí veo cine español

Millones de espectadores eligieron el cine español como forma de entretenimiento en 2016. Hubieran sido más sin un IVA tan agresivo. La creciente aceptación de nuestro cine debería dejar sin argumentos a quienes maldicen, escudándose en prejuicios ideológicos, cualquier película si ha sido hecha en este país

La nave de los locos

Remember

Como hijo del ‘baby boom’, pertenezco a esa generación de millones de personas que nacieron en los sesenta o principios de los setenta. Ahora nos toca hacer un primer balance de los logros (pocos) y las derrotas (demasiadas). Caemos en el error de idealizar un pasado que no existió. El mercado, con su fino olfato, lo capta y lanza una amplia oferta de nostalgia para consumo rápido    

Foto: EVA MÁÑEZ
LA NAVE DE LOS LOCOS

Pesadilla de Navidad

Detesto la Navidad. En mi casa no pongo el árbol ni el belén. Parezco un mahometano. Además no me creo ese buen rollo, esa bondad prêt-à-porter, esa tregua un tanto forzada para quedar bien con nuestros enemigos en estas fechas tan entrañables. Cuento los días para que llegue el 7 de enero  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Juventud, triste tesoro

Veo a muchos de esos jóvenes sin saber qué hacer con sus vidas, trabajando en empleos mal pagados, en el mejor de los casos. No pueden emanciparse. Les hacen promesas que rara vez se cumplen. Son una juventud a la que se adula al tiempo que se le cierran las puertas, una juventud sin futuro

La nave de los locos

Recuerdo en sepia de una señora de Valencia

Rita se movía como pez en el agua en aquellas Fallas. Ejemplar de la derecha populista, la alcaldesa nunca le hacía ascos a estrechar la mano morena de un obrero de Benicalap. Era un animal político, todo temperamento y demagogia, sin una idea original en la cabeza, según sus adversarios. ¿Tendrá calle en Valencia? Me es indiferente, la verdad

noviembre

LA NAVE DE LOS LOCOS

El mundo será de los blandos

Vamos hacia una sociedad de blandos y ultrasensibles, de gente que a la menor contrariedad se derrumba, como esos universitarios yanquis que piden no leer a Shakespeare por la violencia de sus tragedias. No estamos preparando a los niños para las dificultades del mundo

LA NAVE DE LOS LOCOS

El hombre que nos abrió los ojos

Has sido tú, Donald, quien nos ha abierto los ojos a quienes creíamos tener todavía un pie en el siglo pasado. Es tiempo de despedidas. Créeme que no es fácil asimilar esta amarga verdad, la de que nada será como antes. Lo más doloroso es aceptar que lo que nos enseñaron no nos sirve para conducirnos en este tiempo de asesinos

La nave de los locos

Fabricado en España

Nada veo de malo en ser proteccionista si por tal se entiende primar la compra de productos nacionales. Cada vez más comercios colocan la etiqueta “Fabricado en España” en sus artículos. Comprarlos supone reconocer la labor de empresas que, con todo en contra, han sobrevivido a esta crisis. Con sus impuestos, contribuyen a mantener el país en pie

LA NAVE DE LOS LOCOS

Se acabó lo bueno

El año 2016 ha sido nuestra primavera de Praga. Nos creímos libres porque el poder se tomó unas vacaciones, pero ha vuelto para quedarse. Se acabó lo bueno, esa deliciosa interinidad que duró diez meses, cuando el presidente esfinge fue investido gracias a un oportuno cambalache

octubre

LA NAVE DE LOS LOCOS

No quedará nada de nosotros

Artistas como Ignacio Pinazo, de origen humilde, y burgueses con un barniz ilustrado hicieron posible, hace un siglo, que Valencia viviera un renacer artístico. Esa ambición se echa en falta hoy en nuestras élites, más preocupadas en salvarse a sí mismas que en el progreso de su ciudad

LA NAVE DE LOS LOCOS

‘Perrolatría’

Vivimos en la era de la ‘perrolatría’. Muerto Dios, muertas las ideologías, nos queda el perro como ídolo de nuestro incierto presente. El perro es el rey de la casa, el tótem de la sociedad, al que adoramos. Para tenerlo contento, no podemos privarle de ningún capricho

LA NAVE DE LOS LOCOS

Mercadona y el desprestigio de las corbatas

El señor Juan Roig, que tantas veces acierta, se ha equivocado en esta ocasión. El mejor escribano echa un borrón. El empresario más importante de Valencia yerra al liberar a sus directivos de la obligación de llevar corbata. Justificar este cambio "para ir con el signo de los tiempos" sólo contentará a los partidarios de eliminar cualquier signo de elegancia

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Por qué os divorciáis tanto, valencianos?

Siete de cada diez parejas se separan en la Comunidad Valenciana. Divorciarse es más sencillo que romper un contrato de alquiler. La legislación lo pone fácil. Los valencianos, con su mayoritaria inclinación a liquidar sus matrimonios, demuestran que son un pueblo moderno. Han interiorizado que vivimos en el imperio de lo efímero, donde lo duradero está desacreditado

LA NAVE DE LOS LOCOS

Vendo mi carné del PSOE

De ser un partido hegemónico, que hacía y deshacía hasta en el último rincón de España, el PSOE va camino de ser una fuerza irrelevante en política. Seguir militando en esta organización rota es un mal negocio. Me cuesta confesarlo, pero he decidido darme de baja. Ya pensaré si me afilio al PP de Feijóo o a Podemos

septiembre

LA NAVE DE LOS LOCOS

Cuando éramos felices con Eduardo

Desde el primer día, la honorabilidad de Eduardo Zaplana estuvo en entredicho pero, a diferencia de tantos compañeros de su partido, él nunca acabó procesado, de manera que o era honrado o muy listo, o ambas cosas. Aun con muchas sombras y trampas, su gestión política al frente de la Generalitat, comparada con la de su sucesor, parece la de un Carlomagno

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Por qué lo llaman ‘runner’?

Nunca hemos vivido una época en que la gente, gracias a las nuevas tecnologías, haya escrito tanto y tan mal, por lo general sandeces plagadas de faltas de ortografía y con deficiente puntuación, incluso por quienes se las dan de personas cultas o presumen de carrera universitaria. Uno de los principales riesgos para la salud del castellano es el abuso de anglicismos

LA NAVE DE LOS LOCOS

Mirad esos rostros de felicidad

Arriba, en las alturas, ajenos a las preocupaciones del común de los mortales, los burócratas comparecen cargados de estadísticas y leyes inútiles para informar de que la educación experimenta un notable progreso gracias a ellos. La realidad, ay, la realidad no tardará en desmentir a estos mercaderes de optimismo

LA NAVE DE LOS LOCOS

¡A por las cuartas!

Esta vez tampoco pudo ser. En las elecciones del 25-D, el PP mejoró sus resultados pero se quedó aún lejos de la mayoría absoluta. Los socialistas siguieron en caída libre, abrazados a la defensa de sus insobornables principios. Mientras, Unidos Podemos repitió el número de escasos y Ciudadanos retrocedió por su acuerdo con los conservadores. El presidente Mariano Rajoy estudia convocar los cuartos comicios el 16 de abril, Domingo de Resurrección

agosto

LA NAVE DE LOS LOCOS

Y Pablo Iglesias regresó del desierto

Un nuevo Podemos está en marcha, un partido que pagará todos los peajes necesarios al sistema para llegar al poder. Sin ese ‘aggiornamento’, sin ese viaje al pragmatismo, en parte ya hecho, Pablo Iglesias nunca tendrá opciones de presidir el gobierno del país. El PSOE de 1979, que hubo de renunciar al marxismo, es el ejemplo a seguir

LA NAVE DE LOS LOCOS

Días de veneno y literatura

Los libros son una extraña combinación de placer y veneno. Leer es ir bebiendo una pócima que va matando el cuerpo y la mente del hombre blanco que fuiste, alguien que caminaba encorvado por el peso de sus prejuicios y de sus rencores. Leer significa limpiar tu mirada para asomarte al mundo sin orejeras

La nave de los locos 

Vuelva usted mañana (al banco)

La banca sigue siendo una institución tan odiosa como necesaria. Por mucha campaña de imagen que se pague con nuestro dinero, suspende en la consideración de los ciudadanos, que no olvidamos las tropelías de personajes tan despreciables como Rodrigo Rato, ese pirata con perilla  

La nave de los locos

Borra al ‘ex’ de tu vida

Como soy de otra época, me cuesta comprender a personajes como David Beckham y Sergio Ramos. Ver cómo la tinta ha emborronado sus cuerpos me provoca rechazo. Siento decirlo así, pero me parece algo vulgar, chabacano, más propio de quinquis de que millonarios, pero lo cierto es que cada vez hay más quinquis millonarios, plebeyos que tiran de chequera. Y si no, miremos los estadios de fútbol   

LA NAVE DE LOS LOCOS 

¿A qué esperan para traicionarnos? 

La situación actual requiere que los partidos abjuren de sus principios y transijan con los límites de la realidad. Deberían aprender de algunos políticos de la denostada Transición. Adolfo Suárez, Manuel Gutiérrez Mellado y Santiago Carrillo traicionaron a sus partidarios para favorecer el paso de la dictadura a la democracia 

julio

LA NAVE DE LOS LOCOS

Es lo que hay

La frase “Es lo que hay” resume el espíritu de esta época. O lo tomas o lo dejas. Si no, otro lo hará por ti. “Es lo que hay” revela hasta donde hemos llegado después de ocho años de crisis. Es la asunción de la derrota por el trabajador, la aceptación de cualquier empleo, por miserable que sea, para sobrevivir 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Federico, 'mon amour'

Federico Félix es un claro ejemplo del empresario que trabaja para sí mismo y para su tierra. Por ese orden. Es un enorme ego, es la vanidad sin matices, pero al servicio de una buena causa como es el progreso de Valencia. Por eso es de los poquísimos dirigentes patronales por los que he sentido respeto y curiosidad como periodista

LA NAVE DE LOS LOCOS

Benidorm ya no es lo que era

Cuando rememoro aquella noche mágica en Benidorm pienso que todo aquel buen rollo se ha malogrado por culpa de unos políticos oportunistas. Entre mis amigos ingleses y yo se ha abierto un foso de incomprensión y recelo. Lo noto. Me empiezan a ver como si yo fuera un holgazán de la Europa del sur, un pedigüeño que vive de la sopa boba. Y eso sí que no

LA NAVE DE LOS LOCOS

Me voy a hacer analista político

El buen analista político defenderá, con aplomo y convicción, una opinión a las ocho de la tarde, cuando cierren los colegios electorales, y sostendrá lo contrario, con idéntica vehemencia, a las once de la noche, cuando ya se conozcan los resultados. Y lo hará con suma naturalidad, sin mover un músculo de la cara para no desvelar sus contradicciones

junio

LA NAVE DE LOS LOCOS

La vida sigue igual

Soy el hombre menos informado del país. No tengo ni idea de quién ganó las elecciones. Mi terapeuta me ha prohibido las noticias. En la calle todo sigue como lo dejé: los mismos pobres en las puertas de los supermercados; las mismas cabezas huecas mirando sus pantallas en el metro; las largas colas en los bancos, que practican el sadismo con sus clientes, y un joven ciclista que está a punto de arrollarme 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Recordad al flautista de Hamelín

Los de Podemos se presentan como “la sonrisa de un país” frente a la campaña del miedo. Admitámoslo sin rubor: no dan miedo, dan pánico. ¿Alguien sensato no lo tendría imaginando que Errejón, Oltra o Colau pudiesen acceder a nuestros datos como ministros del Interior o de Hacienda? Son, no nos engañemos, la versión 3.0 del Frente Popular

LA NAVE LOS LOCOS

Siempre nos quedará un cañizares

A falta de que los nuestros nos hagan más habitable la vida con políticas concretas y reales, nos hemos de conformar, mientras tanto, con algunas muestras de izquierdismo folclórico, siempre dispuesto a magnificar anécdotas recurrentes como la de monseñor Cañizares para tapar su impotencia al gobernar

LA NAVE DE LOS LOCOS

Jóvenes 'versus' viejos

Antes se hablaba de la lucha de clases y ahora de la lucha entre generaciones. Los jóvenes saben que se han quedado fuera del reparto del pastel y culpan a los mayores. A la larga, el resentimiento de los primeros hacia los segundos les llevará a cuestionar el pacto tácito de financiar las pensiones de los futuros jubilados

mayo

LA NAVE DE LOS LOCOS

Estancados

No avanzamos, en el mejor de los casos. Estamos estancados como los japoneses, aunque a más de uno le gustaría tener el estancamiento de la tercera economía del mundo. Sin un pasado en el que mirarnos ni un futuro en el que confiar, nos agarramos como zombis a un presente que no entendemos 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Que se besen

Me gustaría que nuestra derecha y el comunismo heredero de La Pasionaria se estrellasen contra el muro de la gente. Deseo que los extremos fracasen en estas elecciones, pero intuyo que no me llevaré esa alegría. Al final, el miedo de unos y la desesperación de otros llenarán las urnas

LA NAVE DE LOS LOCOS

Tres millones de soledades

Amigos y conocidos míos seguirán perteneciendo a la clase media unos meses más, siendo generosos un año. Pero si no encuentran pronto empleo, seguirán el camino de esos tres millones de personas que se han hundido en la pobreza durante la crisis, según un reciente estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y el BBVA

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿A quién votaría Cervantes?

Nunca sabremos a quién votaría Cervantes, ni siquiera si perdería el tiempo acercándose a las urnas. ¿Fue un hombre de orden, un reformista, un ácrata? ¡Quién lo sabe! Por mucho que leamos su maravillosa obra, nunca hallaremos pistas que nos permitan responder esta pregunta

LA NAVE DE LOS LOCOS

Fin, Fidel, fin

Gran orador como fuiste, largo en tus discursos, hablaste brevemente en el último congreso del Partido Comunista de Cuba. Demacrado y tembloroso, admitiste con humildad que a todos nos llega nuestro turno. La hora de la muerte. Lo dijiste tú, que ejerciste el poder con mano de hierro 

abril

LA NAVE DE LOS LOCOS

España en funciones

Ahí está España, madre para unos, madrasta para otros. Pesa sobre nosotros el pasado que divide, un presente en funciones y el futuro incierto de una nación que ha hecho suya la liquidez de este tiempo. País precario y posmoderno como el que más

LA NAVE DE LOS LOCOS

El arte de retirarse a tiempo

Retirarse a tiempo es un arte sólo al alcance de personajes que han sabido vestir la elegancia. El Papa Benedicto XVI fue uno de ellos. Deberíamos aprender de él. No hay que obcecarse con lo que fuimos y no volveremos a ser. Que se lo digan a Casillas o Enrique Ponce, por ejemplo

LA NAVE DE LOS LOCOS

Lo que podría (y no debería) ocurrir

No basta con condenar los atentados con palabras vacías y protocolarias hasta una nueva tragedia. Los líderes islámicos están obligados a pasar a la acción combatiendo, desde dentro, a esa minoría dispuesta a hacernos saltar por los aires

LA NAVE DE LOS LOCOS

¡Es la igualdad, estúpidos!

Ya no hablo de la igualdad de hecho sino de la igualdad ante la ley. Quienes promueven un referéndum en Cataluña, apoyan la reforma federal de la Constitución o se muestran partidarios de la excepcionalidad fiscal del País Vasco y Navarra son enemigos de la igualdad, se vistan como se vistan

marzo

La nave de los locos

Quitad vuestras sucias manos del castellano

Hay una generación de políticos que se ha educado en la más severa de las ignorancias. Sus palabras nos aclaran lo poco que han leído en sus vidas. Tanto da si son ‘rojos’ o ‘azules’, el empleo que hacen del castellano es lamentable

LA NAVE DE LOS LOCOS

 ¿Quién paga todo esto?

Si uno tiene la suerte de cobrar todavía un sueldo digno después de sufrir sucesivos recortes salariales en su empresa, comprobará que trabaja cuatro o cinco meses gratis para el Estado y sus terminales

La nave de los locos

Del beso del PCUS al miedo a Podemos

En el Parlamento, que han convertido en un plató de 'La Sexta', los chicos de Podemos interpretan sobreactuados una partitura muy previsible ya. Lo nuevo, en estos tiempos líquidos, caduca muy pronto. Han envejecido tan mal como Rodrigo Rato

febrero

La nave de los locos

La verdad o lo otro 

En el mes más decisivo del año, los políticos españoles esconden la verdad a los ciudadanos. Los actores principales de los partidos eligen “lo otro” para calmar a la población. Ocultan la verdad a un país que ha entrado en barrena

LA NAVE DE LOS LOCOS

Nada es lo que parece

La política española se ha convertido en un juego de tahúres del Manzanares en el que nada es lo que parece. Todo es engaño, disimulo, trapacería y pose; todo se reduce a unos intérpretes mediocres dando vida a papeles previsibles en una obra sin imaginación 

LA NAVE DE LOS LOCOS

España necesita un Gobierno de guapos

El país volverá a estar bajo el mandato de un presidente inexperto que tratará de embaucarnos con promesas gastadas. Lo peor de todo es que algunos le crearán y pensarán —¡Oh, incautos! — que el futuro Gobierno, sea el que sea, les ayudará en sus vidas

LA NAVE DE LOS LOCOS

No todo está perdido

La vida es algo más que una comandancia de la Guardia Civil visitada por calaveras sin arrepentimiento, figurones podridos, los mismos que nos vendieron un pasaje falso al paraíso hace sólo unos años

LA NAVE DE LOS LOCOS

Este es mi callejero para Ribó

Aplaudo que no se escatimen energías en este nuevo callejero que —no olvidemos—generará empleo en la industria de la chapa, lo que afianzará la recuperación de la que todos, en mayor o menor medida, nos vamos beneficiando

enero

LA NAVE DE LOS LOCOS

¡Ay de los vencidos (socialistas)!

El PSOE es un enfermo de esclerosis múltiple, un partido paralizado que paga ahora su falta de renovación de personas e ideas, sumido en divisiones internas y que teme cosechar más y contundentes derrotas electorales 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Pasen y lean

Los estrenos siempre suscitan nervios, cuando nos probamos ante unos desconocidos que lo ignoran todo de nosotros. Ha llegado el momento de tomar la alternativa en el mundo digital, pese a ser una criatura que se alimenta de papel y tinta

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email