GRUPO PLAZA

proyecto Nollamap

Una aplicación para evitar la extinción del mosaico Nolla

La barcelonesa Casa Batlló, donde se encuentra una excelente muestra del mosaico Nolla, ha sido el escenario elegido para presentar oficialmente el proyecto

15/10/2021 - 

VALÈNCIA. La aplicación NollaMap mapeará la presencia de la cerámica Nolla por todo el mundo con la misión de difundir, proteger, conservar y compartir este patrimonio arquitectónico y evitar así su desaparición. Este proyecto original del Centro de Investigación y Difusión de la Cerámica Nolla cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deportes de España y València Capital Mundial del Diseño 2022 y el asesoramiento de ARAE patrimonio y restauración.

Inspirado en la industria inglesa, fue un producto reconocido por su innovación que logró superar a sus modelos de referencia. Toda su producción es original de la población de Meliana (Valencia), donde el empresario Miguel Nolla la inició en 1860, y en el s. XIX se convirtió en uno de los elementos decorativos más destacables del modernismo español. En Barcelona, estas piezas pueden verse no solo en la Casa Batlló, sino también en otras construcciones emblemáticas del Eixample como la Casa Burés. En su ruta por la geografía española revistieron suelos de lugares como el Palacio de la Magdalena de Santander, la Iglesia de Santa Ana de Triana y el Palacio de Villagonzalo de Madrid. Haciendo honor a su origen, lucen mosaicos Nolla relevantes instituciones valencianas como el Ajuntament, el Teatro Principal, el edificio de Correos, el Palacio de la Exposición, el Mercado Central, además de numerosas fachadas del barrio del Cabanyal. 

“El mosaico Nolla fue uno de los motores de la revolución industrial española de finales del siglo XIX”, ha destacado Xavier Laumain, arquitecto experto en patrimonio y presidente del CIDCeN. “Con su característico diseño y el saber hacer del oficio, fue capaz de traspasar todas las fronteras.” Se exportó a todo el mundo y por ello todavía se pueden encontrar magníficos ejemplos de estas alfombras cerámicas de originales diseños multicolores desde Buenos Aires hasta Santiago de Cuba, pasando por capitales como Lisboa o Moscú. “Estas teselas, colocadas pieza a pieza por hábiles mosaiqueros, tuvieron una especial implantación en España, por supuesto, pero también en todos aquellos territorios que a finales del s. XIX y comienzos del XX tenían relaciones comerciales con nuestro país”, explican Ángela López y Vanesa García, codirectoras del proyecto. 

Mapeado colaborativo de alcance internacional

Hoy, sin embargo, este mosaico es un patrimonio en peligro de extinción y, 150 años después, no existen fabricantes de mosaico Nolla y resulta urgente rastrear y fijar todas las coordenadas marcadas con su geométrica huella. “Hacemos un llamamiento a todos a que se fijen en los maravillosos suelos que pisamos y completen el mosaico localizando ubicaciones de este icono del diseño y patrimonio valenciano.

La aplicación pone de manifiesto la importancia de la sociedad civil en la salvaguarda y difusión de este patrimonio. Es una App gratuita y muy intuitiva para el usuario que tiene detrás a un amplio grupo de profesionales expertos que verifican los datos antes de publicarlos. Con ella vamos a crear un mapa mundial altamente colaborativo que acercará a la sociedad el infinito abanico de mosaicos Nolla —en suelos, fachadas, zócalos, mobiliario...— y documentará los hallazgos de curiosos de los cinco continentes. Tras apenas unos meses en pruebas, el mapa digital ya incluye un centenar de localizaciones en países como Portugal, México o Brasil.”

Conocer el pasado y el presente del mosaico Nolla para salvaguardar su futuro

La cerámica Nolla es un material de altas prestaciones inspirado en productos y tecnologías inglesas de la segunda mitad del s. XIX. Fue el primero de estas características introducido en España y su composición, así como la cocción a altas temperaturas, la convierten en la precursora del gres porcelánico actual. Caracterizada por sus pequeñas piezas monocromáticas de infinitas combinaciones geométricas y figurativas, este tipo de cerámica estaba teñida en masa y su proceso de fabricación la hacía altamente resistente tanto a la rotura como al desgaste.

El Centro de Investigación y Difusión de la Cerámica de Nolla (CIDCeN) custodia varios catálogos originales de la época y un muestrario de piezas, diseños y patrones que se encuentran a disposición de maestros restauradores como Salvador Escrivá. Asimismo, esta entidad fundada en 2015 contribuye a corroborar la autenticidad de los pavimentos y asesora acerca de su recuperación y mantenimiento.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email