Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

LA FUNDACIÓN HORTENSIA HERRERO DONA LA ESCULTURA DE MANOLO VALDÉS

'La Mariposa' se queda en Alicante

25/01/2018 - 

ALICANTE. La Mariposa se quedará para siempre en Alicante. Así lo ha decidido la Fundación Hortensia Herrero, que adquirirá la obra de Manolo Valdés y la cederá a la ciudad alicantina. La presidenta de la Fundación, Hortensia Herrero, lo ha comunicado al alcalde de la capital, Gabriel Echávarri, y a partir de ahora se le buscará ubicación definitiva.

La escultura de Manolo Valdés La Mariposa se encuentra de forma temporal en el Paseo de La Explanada, a la altura de la Rambla Méndez Núñez, donde está previsto que permanezca hasta el próximo 23 de marzo. Con esta son tres las esculturas del artista Manolo Valdés que ha comprado la Fundación Hortensia Herrero y cada una de ellas estará en las tres capitales de provincia. En València, por votación popular se eligió La Pamela, y en Castellón, la elegida por la Fundación fue Mariposas.

Esta y otras cinco piezas más formó parte de una exposición que el pasado junio se instaló en la balsa de agua de la Ciutat de les Arts i les Ciències de València. La muestra fue impulsada por la fundación presidida por Hortensia Herrero, quien se comprometió a adquirir una de ellas para cedérsela a la ciudad de València. En la elección participaron los 41.538 visitantes de la exposición. La ganadora, La Pamela, se instalará de forma definitiva en La Marina de València. La segunda y tercera de las esculturas mejor valoradas en esa votación popular son las elegidas para Castellón y Alicante.

Valdés creó su escultura a partir de aluminio recubierto con pintura de epoxi. Con un peso de cinco toneladas, la consideran todo un ejemplo de la forma de trabajar del escultor valenciano pues tiene su origen en un paseo que dio por el neoyorquino Central Park, donde vio una mariposa revoloteando sobre la cabeza de una mujer. El escultor trasladó esa imagen a su estilo particular basado en el diálogo con la historia del arte, ya que el rostro de la escultura está basado en la pintura de Matisse, y la apropiación de objetos de la vida cotidiana.

La exposición de la que La Mariposa formaba parte incluía las piezas Los Aretes, La Diadema, Mariposas, La Doble Imagen y La Pamela. Todas eran grandes cabezas cuyos tocados están compuestos por muy diversos motivos y formas geométricas. En ellas, Valdés refleja su inspiración en los objetos que le rodean y los incorpora a unas obras que beben de la tradición de la pintura española.

La exposición de obras monumentales es una constante del artista, quien ya ha llevado sus obras a lugares tan emblemáticos como el Palais Royal de París, el Jardín Botánico y la avenida Broadway de Nueva York o el castillo de Chambord en el valle del Loira.

La obra de Valdés forma parte de la colección permanente de museos tan importantes como el Metropolitan de Nueva York, el Centro Pompidou de París, el de Bellas Artes de Boston, el de Houston, el National Art Museum de Pekín, el Museo de Israel, el MOMA de Nueva York, la Hispanic Society de America, el Estatal de San Petersburgo, el Rufino Tamayo de México, el Reina Sofía de Madrid, el Guggenheim de Bilbao o el IVAM, entre otro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email