X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

previa al festival júpiter

Los creadores de Castellón radiografían la escena del arte glocal

14/11/2018 - 

CASTELLÓN. Como un lugar lleno de "juegos y pitorreos terapéuticos" presentábamos hace una semana a  Júpiter, una nueva feria de arte post contemporáneo que aprovechará la proyección mediática de la otra cita artística de la temporada en Castellón, Marte, para ofrecer más arte, más artistas y otros enfoques de la misma. No obstante, aunque la "risa y la diversión" serán uno de sus grandes ejes temáticos, también el debate y el análisis son los ingredientes con los que sus creadores han querido abrir la antesala de la galería Arte Blanco, espacio donde se desarrollará la actividad del 16 al 30 de noviembre. 

El pintor suizo Paul Klee decía que "el arte no reproduce lo visible, simplemente, lo hace visible". Sin embargo, ¿es este más invisible que nunca? ¿Se ha desvirtuado su razón de ser? Junto a Yvonne Bacas y Jerónimo Uribe, creadores de Júpiter; y los artistas, Antonio Chacòn, Ana Beltrán Porcar, Laura Avinent Ulalalau y Lola Ramos desde Castellón Plaza nos atrevemos a analizar en qué punto se encuentra la creación artística, cuál es su relación con el mercado, cómo es su relación con los propios espectadores (a nivel global) y con la sociedad castellonense, y qué ocurre internamente entre el gremio. Porque sí, el arte está en constante movimiento, pero muchos amantes del talento apuntan a su enésima muerte. 

Vayamos primero hacía el arte post contemporáneo: ¿Cuál es su papel?

-Jerónimo Uribe: El arte contemporáneo debería reinventarse otra vez, rehacerse. Todo lo que hay debería tirarse a la basura.
-Ana Beltrán: Hombre todo no.
-Jerónimo Uribe: Todo, porque el concepto del arte contemporáneo está en manos del mercado; únicamente ha servido para especular y para lavar dinero. Lo que tenemos que hacer ahora es llenarlo de contenido, puesto que lo han vaciado. El arte, al final de cuentas, es para enriquecer nuestro interior, para volver a lo que somos y, sin embargo, nos ha orillado a lo banal. Además, ha creado mucha distancia con el pueblo, se ha convertido en un gueto donde unos solos participan y eso no está bien. En tiempos donde hay tanta duda y tanto conflicto, tiene que acercarnos para humanizar. Así que, cuando hablamos de arte post contemporáneo es ese que va más allá de la superficialidad, del que quiere volver a la esencia. De hecho, en cualquier feria de arte -de cualquier parte del mundo- lo que nos venden son discursos. Hay obras muy valiosas y artistas, pero parecen de usar y tirar. Las ferias apuestan por los talentos emergentes, artistas menores de 35 años que están de moda una temporada y fuera. ¿Qué pasa con esa gente que tiene tanta experiencia y sabiduría y tanto que ofrecer? El mercado los rechaza, que no el arte.
-Ana Beltrán: Ha habido un momento en el que todo valía y cualquier cosa servía para exponerla. El arte tiene que tener un discurso por él mismo y no se debería de explicar. Yo pinto porque es mi manera de expresarme, si además he de redactar lo que he querido decir, el sentido se acaba porque para eso están los escritores que hacen novelas o los comisarios que estudian cómo crear un discurso conjunto. Las explicaciones pueden ir paralelamente pero no tendrían que ser tan necesarias y obligatorias.
-Jerónimo Uribe: Uno lanza su mensaje y el receptor tiene que recibirlo y responder. Y ahí es cuando la obra se realiza al cien por cien.

Foto: ANTONIO PRADAS

-¿Cómo habría que escapar de la mercantilización?

-Antonio Chacòn: Se debe sacar el arte del circuito de mercado donde está ahora, porque las ferias al fin y al cabo están para lo que están. Si los sacamos de las jaulas puede ir a mejor. Obviamente, no estamos en contra de que el artista tenga que vivir de lo que hace, eso faltaba, pero si vas a una feria de arte- ponemos por caso Arco- el que menos se beneficia de todos los ingresos es el autor. En efecto, hay muchas galerías que trabajan con el 85% de ganancias para ellos y el artista termina pagando para participar. Aquí mismo en Castellón ocurre que no valoran todo el trabajo que hace un artista para llevar su obra a una exposición. El ayuntamiento se hace la foto, alegan que están apoyando la cultura y ya. Además, para más inri tienes que pagarle dándole una obra.
-Ana Beltrán: Pero lo llaman donación, aunque lo tengas que pagar, porque muchas veces ni se considera que el artista se esté gastando su dinero, no se dan ni cuenta. No se hace a mala fe, se ha asimilado y está tan interiorizado para que así sea. 
-Yvonne Bacas: Habría que empezar a saber decir que no.
-Ana Beltrán: Incluso todo esto va en detrimento de la obra, porque si tienes que trabajar paralelamente de camarero para hacer la exposición, esa obra va a perder calidad, ya que no le dedicas el suficiente tiempo. De igual modo, tampoco puedes estar estudiando e investigando, porque estás utilizando tu proceso experimental en otra labor que te dé de comer. Pero, también, como dice Yvonne, nosotros tenemos que saber decir que así no podemos trabajar. 

El individualismo vs la cooperación entre artistas 

-Ana Beltrán: Lo bonito de Júpiter es que hemos estado viendo en todo momento lo que hacían los demás y eso normalmente no pasa.
-Yvonne Bacas: Decidimos apostar por un proyecto donde los artistas sí se comunican y dialogan.
-Lola Ramos: Hemos creado como un vínculo gremial y eso es muy difícil porque normalmente en los colectivos, y más en una misma actividad y sobretodo artística, el ego está muy a flor de piel. Y aquí no; aquí estamos todos aportando lo mejor de uno, viendo la obra del otro, criticando con respeto y admiración, y poniendo en consideración lo que se nos expone. Deberíamos hacer colectivos, hay que decirle a la gente que esto puede ser, nos podemos llevar bien y enriquecernos los unos a otros.
-Ana Beltrán: Algo que tampoco suele ocurrir es que hemos compartido todo el proceso de creación. Y suele ser muy complicado porque te da temor por si el otro tiene una idea mejor.
-Yvonne Bacas: Hay momentos de soledad porque es así el artista, pero dialogar es básico para crear un discurso.
-Jerónimo Uribe: Los artistas somos los termómetros de la sociedad, por eso tenemos que absorber y comunicar al resto de la sociedad lo que ocurre en el exterior. Para ello, tenemos la obligación de mejorar como receptores para poder transmitir.
-Laura Avinent: Por eso es importante el arte, porque da una explicación a lo que tú tienes dentro. De ahí que nos emocionemos al ver una obra. De repente, hay algo que te llega directamente al estómago y lo necesitas ver cada día.

Foto: ANTONIO PRADAS

-¿Hay una falta de autoconcienciación por el arte?

-Lola Ramos: Seguro que hay una frase que la habréis oído todos que refleja muy bien lo distanciados que estamos el público y el artista: “Yo no entiendo”. No, eso de yo no entiendo significa que tienes miedo a decir lo que te provoca o lo que te gusta o no de una obra.
-Ana Beltrán: El problema es no plantearse un poco más.
-Antonio Chacòn: La cultura y la creatividad son un músculo que tienes que desarrollar, porque aunque no te dediques al arte te ayuda en todo. Ocurre lo mismo si haces deporte.
-Jerónimo Uribe: El proceso creativo es una necesidad vital en los seres humanos, lo que pasa es que unos lo hacemos como medio de vida, pero es una actividad que debería ejercitar todo el mundo. Genera conexiones que te hacen mejor persona, más generoso, más amoroso, más vital, más sensible, aunque esto último es una arma de doble firmo porque te hace más abierto a la belleza pero también a la desgracia.
-Ana Beltrán: La creatividad se puede aplicar a todo y todo el mundo puede disfrutar del arte. Lo que hace falta es autoconciencia y la obligación de pararte a sentirlo. La gente necesita aprender y naturalizar esos discursos, porque les ayudará ser más creativo y para cualquier otro aspecto de la vida. 

¿Qué ocurre en Castellón?

-Laura Avinent: Necesitamos mucho apoyo económico, de espacio y de promoción. Pero como el arte no produce dinero directamente, no interesa.
-Ana Beltrán: La promoción que se hace del mismo falla, porque en una inauguración siempre van los de siempre. Además, como hemos dicho hay mucha falta de interés, nos llenamos de decir: “Es que está muy lejos”. Tengo muchos amigos que considerar que aquí no se hacen cosas, y sí que hacen pero la gente no va porque no hay interés. Es innegable pues que hay una falta de comunicación, aunque eso puede ser problema de ambas partes.

Foto: ANTONIO PRADAS

-Jerónimo Uribe: Tampoco hemos entendido que los creadores y la gente que hace cultura son el escaparate de la ciudad. En Castellón se habla mucho de que hay que fomentar el turismo porque la región tiene una gastronomía muy importante, pero el turismo sin reclamos culturales importantes no funciona. Ha de haber, además, una promoción artística, un reclamo. Tú vas por la ciudad y no te encuentras con ningún turista haciendo fotos de nada. Artistas y creadores hay muchos y muy buenos pero no les dan promoción adecuada.
-Lola Ramos: También es cierto que las instituciones no tienen toda la culpa, la tenemos nosotros.
-Yvonne Bacas: La responsabilidad de las personas que gobiernan es apoyar el tejido cultural de donde se están desarrollando como políticos; es básico y se tiene que hacer de una manera global. Pero también los artistas tienen que buscarse su hueco, no solo en la ciudad que viven, sino también tienen que aprender a moverse, a no tener miedo. Hay que visitar otras manifestaciones culturales que se den en, por ejemplo, Madrid o València, para crecer y empoderarse.
-Jerónimo Uribe: Los responsables primeros somos los creadores. Tenemos que entendernos entre nosotros, saber qué queremos aportar y salirnos de esta situación tan reducida y personal a la que acostumbramos estar, para crear un compromiso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email