Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

teatro talia

Celia Gámez se reivindica: la reina de la revista que conquistó a Alfonso XIII

La actriz Ivanna Rossi encarna a la vedette en una obra que quiere rescatar el género, aunque sin reinterpretarlo, a través de su vida y canciones 

24/02/2016 - 

VALENCIA. “Era la canción, el lujo y la picardía”. Con esta breve pero precisa definición, la periodista Rosa María Calaf informaba del fallecimiento de Celia Gámez, la reina de la revista, víctima de alzhéimer. Corría el año 1992 y la cantante sumaba callos tras una vida dedicada al espectáculo. Hija de emigrantes malagueños, murió en Buenos Aires, tierra que la vio nacer, pero de la que se tuvo que alejar para convertirse en esa estrella que acabó cautivando a Alfonso XIII.

Musa del teatro Maipo, la catedral de la revista porteña, con tan solo 20 años aterrizó en España, donde alcanzó la fama de la mano del mismo rey. Fue durante un trayecto en tren, de Barcelona a Madrid, que la familia real la escuchó cantar en uno de los vagones. Midas llamó a su puerta. Con El carnet de Eslava se estrenó en la revista, convirtiéndose en la argentina más española: del tango al chotis. "Cuando canto un chotis o un pasodoble yo me siento madrileña", confesaba entonces la propia Gámez. 

Reina en la República

Con Miguel de Unamuno o Jacinto Benavente coincidió en alguna que otra tertulia capitalina, una vedette que rompió esquemas y barreras. De hecho, y con la llegada de la República, fue votada como diputada sin haber presentado candidatura. Su lugar estaba en el Teatro Pavón, con Las leandras, donde cantó las celebradas El Pichi o Los nardos. Monarquía o República, nada se le resistía a la cantante, que siempre quiso marcar la diferencia. "Cuando actué la primera vez vi que había muchos hombres y muy pocas mujeres, entonces dije: qué cosa más rara. Me propuse intentar lograr que vinieran a ver la revista", explicaba en 1984 al periodista Pablo Lizcaino.

De la libertad a la censura, Gámez logró sobrevivir en tiempos revueltos gracias, en parte, a su manera de pasar de puntillas. "La censura me hizo poner muchos flecos y alargar las faldas". Por su compañía pasaron nombres como Concha Velasco quien, precisamente, participó en uno de los últimos homenajes a Gámez cuando ella estaba viva, celebrado en La Latina en 1984. Cuatro años después volvió de manera fugaz para participar el programa de televisión 'Más estrellas que en el cielo'.  

Luces y sombras, la soledad, los problemas económicos o la mala fortuna en el amor fueron la cruz de su biografía. El mito vuelve ahora a la vida con La Celia, musical dirigido por Emilio Sagi y escrito por Santiago Castelo, que pisa el Talía del 2 al 13 de marzo. La actriz Ivanna Rossi es la encargada de dar vida a Gámez, un personaje que desconocía antes de que le ofrecieran el papel. Aunque la producción dio sus primeros pasos en Argentina, la intérprete confiesa que la vedette nunca fue profeta en su tierra. “Es increíble lo poco conocida que es en mi país”, confiesa.

Revista clásica sin concesiones

Tanto es así, que sus primeros pasos para preparar el personaje no fueron otros que googlearla y buscar su discografía en Spotify. Rossi se enfrenta a una obra que es prácticamente un monólogo: no hay un minuto en el que desaparezca del escenario. Sobre las tablas realiza todos los cambios de vestuario, una biografía cantada para la que está acompañada de tres músicos en directo y cuatro bailarinas: Concha, Esperanza, Maruja y Lola.

“No se trata de imitar, sino de traer el estilo”. Rossi reivindica precisamente el género, una producción que rescata la revista clásica y que huye de adaptarla con visiones vanguardistas, como ha pasado en otros shows como el cabaret The Hole. El espectáculo es una oda a lo vintage, sin concesiones, lo que también supone la oportunidad de recuperar estas piezas, admite la argentina.

“No era una gran cantante, pero evidentemente tenía algo que a la gente le gustaba”, específica Ivanna, un montaje en el que, además, se han tomado la “libertad para añadir humor a una biografía que no lo tenía”. A diferencia de las obras homenaje a otras artistas que ha protagonizado, La Celia "es un espectáculo que nace de su vida, casi una biografía adornada con canciones y ordenada cronológicamente: Cuento la historia de ella, me pongo en su lugar y la música surge de forma natural".

Del papel, Rossi explica que "lo más difícil es adaptar los cambios que sufrió la voz de la cantante en 60 años", que pasó "de un tono alegre a uno más rasgado y maduro". "La interpretación es castiza al principio, con su acento argentino muy marcado, que después se le olvidó cuando empezó en la Revista". Tras pasar por los Teatros del Canal en Madrid y haber sido galardonada con el primer Premio Florencio Sánchez en Uruguay o el segundo Trinidad, La Celia pisa Valencia. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email