Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

patrimonio industrial

Cultura aprueba la protección de Bombas Gens

La Dirección General de Patrimonio da el visto bueno a la petición local de reducir el espacio sobre el que se podrán realizar trabajos

17/03/2016 - 

VALENCIA. Si en julio de 2015 el alcalde de Valencia, Joan Ribó, verbalizaba su intención de facilitar los trámites para el inicio de obras y para ampliar la protección de la histórica fábrica Bombas Gens, no ha sido hasta esta semana que la Conselleria de Cultura ha emitido un informe favorable por el que el inmueble será declarado Bien de Relevancia Local. Esto supone que la protección pasa de la fachada, único elemento sobre el que no se podía actuar hasta ahora, al resto de naves.   

La Dirección General de Cultura y Patrimonio ha dado el visto bueno esta misma semana a las modificaciones de la ficha de ordenación estructural de edificio presentadas por la concejalía de Desarrollo Urbano y Vivienda, cambios que tienen como finalidad proponer una nueva ordenación de volúmenes de la parcela que, sin incrementar la edificabilidad, pone en valor la configuración arquitectónica original de la antigua fábrica, ubicada en la avenida de Burjassot y adquirida por la fundación privada Per Amor a l'Art, quien se encarga de su rehabilitación. 

"El proyecto presentado de recuperación respeta el modo constructivo, los materiales originales, la escala, la configuración y la organización del conjunto protegido", explican desde la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, liderada por Vicent Marzà. Así pues, la administración autonómica se ha mostrado "favorable" al cambio de catalogación por el que la histórica fábrica amplía su protección dejando atrás aquellos años de abandono en los que se planteó hasta su conversión en hotel

Construida en los años 1930 con diseño del arquitecto Borso di Carminati, el espacio se dedicó a la fabricación de productos de fundición. Se trata de uno de los escasos ejemplos de arquitectura industrial de esa época que permanece en pie. El conjunto está configurado por un grupo de naves industriales situadas en una manzana siendo su frente principal la fachada que recae a la avenida Burjassot, así como una vivienda plurifamiliar con fachada de similares característica a la anterior.

Centro social y artístico

Inmerso en un proceso de rehabilitación que se inició a finales de 2016, se espera que la renovada Bombas Gens abra de nuevo sus puertas antes de las Fallas de 2017. El complejo fabril pasará a ser un centro artístico, social y de investigación de la enfermedad de Wilson. El coste de las obras del proyecto de la fundación Per Amor a L' Art es de seis millones de euros mientras que el de la compra de la antigua fábrica fue de alrededor de tres millones.

Las cuatro naves serán diáfanas y albergarán el 'Bombas Gens Centre d'Art', una zona para exposiciones "de primera división", explicaron durante la presentación del proyecto sus gestores; el edificio nuevo que se va a construir contendrá un centro de día para niños en riesgo de exclusión social  mientras que en la villa se establecerán las oficinas de la fundación y la parcela contará con una zona ajardinada y un restaurante.

De esta forma, el edificio de nueva construcción contendrá un comedor, un piso para clases y en la cubierta se instalarán huertos. Estas instalaciones formarán un Centro de Atención al Menor en el que se darán comidas, actividades que permitan "que tengan las mismas oportunidades que los demás" y talleres artísticos o de jardinería. Todo ello, para niños de entre seis y 16 años en riesgo de exclusión social.

Por otra parte, las cuatro naves más la zona de jardín, que se concibe como "una sala expositiva más", acogerán proyectos artísticos de unos 100 autores y con el objetivo de mostrar los trabajos "en profundidad, yendo más allá y siguiendo su trayectoria", y las piezas de arte contemporáneo de la Fundación, que comenzó su colección hace años con el asesoramiento de Vicente Todolí. Las instalaciones fueron abandonadas en 1990 y en este tiempo han estado 'okupadas' y han sido víctimas de un incendio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email