GRUPO PLAZA

diseñadores emergentes

De la pasarela a las redes: las nuevas formas de monetizar la moda de nuevo cuño

Miguel Becer, ganador del ‘Who’s On Next’ de Vogue y diseñador de Mané Mané, destaca el papel de Internet como generador de beneficio más allá de mera promoción

20/11/2015 - 

VALENCIA. La brecha generacional entre las marcas de moda consolidadas y las de nueva creación han dibujado una industria cambiante que parece ir por dos caminos distintos. Parece, sí, aunque el objetivo final no cambia: lograr la ansiada viabilidad de las compañías. El joven diseñador Miguel Becer, alma máter de Mané Mané, fue ayer el protagonista de los Fashion Days celebrados por la escuela de arte y diseño Barreira, convirtiéndose por un momento en 'coach' de los jóvenes estudiantes de diseño. 

Los 100.000 euros que se embolsó gracias al premio ‘Who’s On Next’ de Vogue España han servido para impulsar una firma que apenas comienza a dar sus primeros pasos. Tras haber desfilado en la pasarela EGO para jóvenes talentos de la Mercedes-Benz Fashion Week en Madrid, Becer se prepara para cruzar el charco, pues la tienda Opening Ceremony de Nueva York, "el buque insignia de la moda", comercializará algunos de sus diseños a partir de 2016.

Su desembarco en Estados Unidos le ha llegado casi sin buscarlo; él se encargó del diseño e Internet hizo el resto. "Pusimos en nuestro circuito habitual, que es nuestra página web e Instagram, nuestra última colección, inspirada en María Antonieta. Fue así como se interesaron por nosotros", cuenta el diseñador de Mané Mané. Ahora que prepara la producción de su primer pedido americano, Becer reflexiona sobre los nuevos canales de comunicación y, por ende, de negocio. Mientras que hace algunos años se ponía en duda su efectividad desde el punto de vista económico, en Mané Mané han despejado la incógnita.

"Nosotros comenzamos con la tradición de hacer desfiles y fue el año en el que no tuvimos la opción cuando empezamos a tirar de otros recursos. Al final, las plataformas online nos han dado un mejor resultado, es un canal infinito", añade. El joven creador vive ahora dedicado a su propia empresa, tras haber pasado por los talleres de Ángel Schlesser, Amaya Arzuaga y Bimba y Lola. 

Su transformación de diseñador de pasarela a creador de la era digital también se vio en la forma de presentar su productos. Aunque parezca una obviedad, ver que su ropa se podía mostrar más allá del movimiento de la modelo al andar abrió un nuevo mundo de posibilidades para el cacereño. "Siempre he contextualizado mis colecciones en un escenario. Ahí empezó a crecer de verdad Mané Mané, sin corsés, a definir su identidad". Quizá sea porque cursó el bachillerato tecnológico, los construcción de los decorados para sus fotografías son vitales. No en vano, el diseñador de hoy en día ha pasado a ser un "hombre del Renacimiento".

Aunque hace tiempo que Becer dejó de ser un diseñador emergente, tampoco puede ser calificado de consagrado. Es en esta fase de su carrera, en una empresa que comienza a despegar, que ha tirado de los recursos digitales para llegar a donde no puede con otros medios. Por eso destaca la necesidad de que confluya la creatividad y el carácter comercial. Lo tiene claro: sin público no hay producto.

En cuestión de economía, y aunque celebra haber recuperado la inversión de sus colecciones, lamenta que el gobierno español no dé el apoyo que se merece la industria, como sí pasa en otros países europeos. "Cuando entrevistan a Simone Rocha siempre se congratula por las ayudas de la administración británica, como pasa en Francia, mientras que en España no hay nada. Por otra parte también tiene el punto de que te hace buscar tus propios recursos y no acomodarte".

Del minimalismo al 'magic chaos'

“Para que se escuche un susurro tienes que gritar”. Esta frase no es de Miguel Becer, sino de Miuccia Prada, a pesar de que se ha convertido en la guía de la nueva etapa de su empresa. Más es más. Aunque sus primeras colecciones tenían un punto minimalista, casi nórdico, este movimiento tan solo le sirvió para tantear el terreno. Poco tiene que ver el Mané Mané de ahora de la firma de colecciones pasadas, aunque apenas hayan pasado tres años. O quizá lo que ha pasado es que se ha encontrado a sí misma. Sea como fuere, Miguel Becer se ha desembarazado de corsés para hacer colecciones divertidas y arriesgadas.

"He caminado hacia el magic chaos, al todo vale. Hay que impactar para que luego el público diluya la idea". Aunque en su concepto es explosivo, no renuncia al volumen y proporción. Prueba de ello es la colección que creó basada en Goya y la Duquesa de de Alba, donde el tul de seda y los lazos de raso eran protagonistas. 

Ese exceso ha venido de la mano de la tradición. La primera colección que creó en el contexto del 'Who's on Next' de Vogue se nutre de todos aquellos impactos visuales que recibe desde pequeño. ¿La premisa? "Se nos tenía que ir la olla". De esta forma, metió en una coctelera varios elementos folclóricos que, después, diseccionó y sumó a una serie de formas modernas. En una de sus piezas, además, ha hecho uso de tejidos como el Damasco, típicos de la indumentaria valenciana. "Las niñas estas vestidas de jarrón al revés son impresionantes. Me encanta el folclore", bromea.

A pesar de que lleva pocos años en la industria de la moda, ha entrado por la puerta grande, apadrinado por Vogue y por una Anna Wintour a la que conoció en su viaje relámpago a Madrid. De la leyenda sobre la imagen de reina de hielo de la editora, le quita hierro al asunto. "¿Cercana? No nos dio un achuchón. Es una persona tremendamente comprometida con el producto y con la industria", explica. Con la mirada puesta en sus proyectos internacionales y en su próxima colección, tampoco quiere renunciar a la parte divertida de un mundo que adora desde pequeño. "Qué difícil es crear algo que no puedes imaginar". Por cierto, una pista sobre sus próximas prendas, aunque descarta vestir a hombres, la androginia llamará a su puerta.



Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email