X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de Alexis Marí APV puerto de valencia retail à punt MESTALLA
GRUPO PLAZA

inicio de obras

El IVAM replantea su jardín tras detectar la ausencia de mujeres en su proyecto expositivo

El museo ampliará la plantilla en 2019 para hacer frente a la subsede de Alcoi

11/10/2018 - 

VALÈNCIA. Andreu Alfaro, Ramón de Soto, Miquel Navarro, Vicente Ortí. Estos son algunos de los nombres que, allá por 2017, anunciaron desde el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) como cartel definitivo para su jardín de las esculturas, rebautizado como Pati Obert. El proyecto, sin embargo, se retrasó más de los esperado, tiempo que ha servido a sus gestores para repensar una propuesta expositiva sobre la que han detectado un problema: la falta de mujeres. Efectivamente, el listado de obras que se expondrán en el jardín no incluye ninguna artista, un aspecto que choca con la filosofía de un IVAM que ha generado una línea de trabajo específica tanto en el aspecto expositivo como en la política de compra de nuevas piezas. Es por ello que, con la cuenta atrás en marcha, el museo ha tomado la decisión de repensar el anunciado listado de esculturas con el objetivo de incluir mujeres entre los autores que formarán esta exposición al aire libre, cuya inauguración se espera coincida con el 30 aniversario del museo, que celebrará en febrero de 2019.

Aunque todavía no se ha determinado quién completará el listado de artistas que formarán parte del Pati Obert, el museo trabaja por generar su propuesta definitiva de cara a la apertura del jardín, cuyas obras comenzaron hace una semana. Son Cosmos 62, forma libre (1962), de Andreu Alfaro; Luna sobre prisma (2001) y Cara llana (2001), de Miquel Navarro; Puerta de Thanatos II (2008), de Ramón de Soto; y Fragmentos (1990), de Vicente Ortí las piezas seleccionadas en un primer momento para el Pati Obert, que contará además con la recuperación la escultura que realizó en 1989 el artista danés Per Kirkeby para el IVAM, que actualmente se encuentra en el jardín del río Turia y cuyo mal estado ha sido objeto de no pocas críticas. Con esto se configurará la, aparentemente, única ampliación del museo de cara a su 30 aniversario. Si bien el propio director del IVAM, José Miguel G. Cortés, ha puesto el acento en distintas ocasiones en la necesidad de un mayor espacio expositivo para difundir los fondos, y hasta habló de una propuesta de ampliación de cara a febrero de 2019, lo cierto es que la realidad no va a acompañar sus deseos.

"De momento estamos en lo que estamos", afirmó ayer el conseller de Cultura, Vicent Marzà, preguntado por esa posible ampliación del museo. "La actuación es esta”, añadió, en referencia al jardín. Fue junto al alcalde de València, Joan Ribó, y al director del museo, que visitaron las obras que ya se están realizando en la parte trasera del museo, un solar custodiado por el mural de Escif que pronto se convertirá en un espacio con zonas verdes y juegos infantiles en el que el museo también presentará proyectos de carácter efímero. “En este nuevo espacio del IVAM se podrá disfrutar del fondo escultórico del IVAM, pero también se podrá dar acogida a actuaciones puntuales que se puedan llevar a cabo en el futuro”, indicó el conseller, mientras que el alcalde aplaudió que “la ciudadanía gana así una sala de exposiciones abierta a todo el mundo”. La apertura del jardín de las esculturas es una de las novedades de un museo que, aunque no crecerá, sí se deslocalizará con el objetivo de dar a conocer sus fondos más allá de la ciudad de València.

La plantilla del IVAM crece para hacer frente a la subsede de Alcoi

Será este mes cuando abra sus puertas, tal y como se anunció, el Centre d’Art d’Alcoi (CADA), un espacio que compartirá el ayuntamiento del municipio, la Fundación CAM y el IVAM, que contará con un espacio propio que funcionará a modo de subsede de la pinacoteca. Con este proyecto a punto de materializarse y distintas exposiciones cocinándose de cara a 2019, además de la programación específica del jardín, está claro que la actividad del museo aumentará considerablemente en el próximo ejercicio. “Lo que queremos es ir ampliando en la medida de las posibilidades. No tenemos la financiación que requerimos los valencianos y valencianas”, explicó Marzà preguntado por este diario al respecto de la ampliación de plantilla para atender los nuevos frentes del museo. Aunque todavía está por concretar el número de personas, desde el museo confirman a Cultur Plaza que la plantilla se ampliará con el objetivo de dotar al IVAM de personal dedicado específicamente a la subsede, siendo los perfiles que se buscan técnicos de exposiciones, de actividades culturales y educativas y administrativos. Por lo pronto, será con Eusebio Sempere que el IVAM abrirá las puertas del CADA.

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte ha adjudicado la obra del jardín por valor de 395.605,95 euros. Por su parte, el Ayuntamiento de València se ha encargado de los costes económicos derivados de las expropiaciones de terrenos necesarias para la apertura de la calle Hort d’en Cendra, así como el mantenimiento, la limpieza y la conservación del jardín de esculturas. Aparte de eliminar las vallas que circundan actualmente el solar y de acondicionar el espacio como jardín, una de las actuaciones que se llevarán a cabo consistirá en el derribo del muro que separa el IVAM y la Beneficencia para unir el barrio del Carmen con la ronda Interior, actuación que responde a una de las reivindicaciones históricas de los vecinos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email