X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entre ellos, el low

FACUA denuncia a seis festivales por no dejar entrar alimentos o bebida del exterior

25/07/2019 - 

VALÈNCIA (EP). La ONG FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a siete festivales de música, que se celebran entre los días 25 y 28 de julio, por prohibir el acceso a sus intalaciones con alimentos o bebida adquiridos en el exterior, según ha señalado la organización. Se trata de Cabo de Plata en Barbate (Cádiz), Atlantic Fest en Illa de Arousa (Pontevedra), Low Festival 2019 en Benidorm (Alicante), Bay of Biscay en Bermeo (Vizcaya), Reggaeton Beach Festival en sus ediciones de Barcelona y Santander, y Unite With Tomorrowland en Barcelona.

Tras la denuncia a estos siete eventos, ya suman 36 festivales denunciados por este motivo en lo que va de 2019, por FACUA y sus organizaciones territoriales. En este sentido, han explicado que las denuncias han sido presentadas ante las administraciones de consumo de las comunidades donde se celebran los eventos, y contra las promotoras de dichos festivales: Barbate Beach Festival SL (Cabo de Plata), New Life (Atlantic Fest), Emankor Sarea (Bay of Biscay), Cyclop2014 SL (Reggaeton Beach Festival), Blanco y Negro Music SA (Unite With Tomorrowland) y Producciones Baltimore SL (Low Festival 2019). Esta última ya fue denunciada anteriormente por este mismo motivo en el Spring Festival y la edición 2018 del Low Festival.

"Cláusulas abusivas"

FACUA ha recordado que el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios considera que no permitir la entrada con comida y bebida de fuera es una cláusula abusiva según el artículo 82.1, que establece como tales todas aquellas prácticas que causen "un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato".

De igual forma, han indicado que la Comisión de Cooperación de Consumo estableció en su consulta número cinco del año 2000 que "las cláusulas en las que se impone al consumidor limitaciones en orden a la adquisición de los productos sin fundarse en circunstancias objetivas, deben ser consideradas abusivas".

De este modo, la asociación ha pedido a los usuarios acudir a FACUA en caso de observar casos similares y a denunciar a las empresas responsables de las prohibiciones.

Los festivales se defienden

La Asociación de Promotores Musicales (APM) ha salido al paso de las denuncias reiteradas de Facua ante la prohibición en festivales musicales de entrar comida y bebida del exterior asegurando que la hostelería es una actividad económica principal de los festivales de música, "en muchos casos implicando la sostenibilidad del evento". En un comunicado, APM recalca que "no hay ninguna duda" de que un festival es en muchos casos una experiencia global, que trasciende a los conciertos.

En este sentido, APM defiende que las empresas promotoras que organizan festivales desarrollan más de una actividad económica principal a la vez y trabajan en una oferta de servicios interconectados para ofrecer una mejor experiencia que responda a los propias demandas del público. Para APM, es "evidente" que la oferta gastronómica es también uno de los principales atractivos de este tipo de citas, llegando a ocupar carteles propios y contando con reconocidos cocineros.

"La mayoría de festivales han ido adaptando su oferta a todas las necesidades del público, teniendo en cuenta desde alergias y enfermedades como la celiaquía hasta la oferta vegetariana y vegana, entre otros", aseguran. APM destaca incluso que por este motivo los festivales permiten la libre entrada y salida del recinto, de manera que no se impone la adquisición de comida ni bebida en el interior. Pero a la vez señala que una vez dentro hay que cumplir con las condiciones generales que van especificadas en cada entrada y/o abono.

Asimismo, argumenta que hay razones "de peso" en materia de seguridad. "Para muchos festivales, la oferta gastronómica es crucial para su sostenibilidad, pero además es una cuestión de seguridad y responsabilidad", apunta el presidente de APM, Albert Salmerón. Así, la prohibición es, a juicio de la asociación, una manera de evitar posibles intoxicaciones alimentarias, ya que muchos festivales cuentan con profesionales de la hostelería, espacios habilitados, garantías sanitarias y seguros de responsabilidad civil, haciéndose cargo de lo que sucede en el interior.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email