X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SILLÓN OREJERO  

Igor Grom, estrella del cómic ruso: un policía enfrentado a magnates de redes sociales

En 2018 se estrenará el largometraje del comandante Grom, un personaje estrella de la editorial Bubble Comics rusa. Se trata de un policía muy violento que lucha contra el crimen en San Petersburgo, concretamente, contra un magnate fundador de una red social, 'Juntos'. En la última serie del cómic, el policía ha sido expulsado del cuerpo y sufre de esquizofrenia

2/04/2018 - 

VALÈNCIA. El comandante Grom es un personaje de ficción publicado por la editorial de tebeos rusa Bubble Comics. Se trata de un policía y detective muy inteligente, pero que mete yoyah que da gusto. Fue creado por el guionista Artem Gabrielian y el dibujante Yevgeny Fedotov en 2012. Los orígenes del personaje son los mismos que los de cualquier thriller anglosajón. Se parecen bastante. El pequeño Igor fue encerrado en el baño del colegio por un chaval que le acusaba de que por culpa de su padre el suyo había estado preso durante tres años. Un amigo de Igor le recomendó entonces que aprendiera karate en lo sucesivo para defenderse en este tipo de circunstancias y ahí empezó todo.

Es divertido que uno de los supervillanos a los que se enfrenta es el creador de una red social, «Вместе» (Juntos), un tal Sergey Razumovsky. Sus artes maléficas son evidentes, puede secuestrar a todos los amigos, colegas y novia del protagonista y matarlos ¡Tiene sus datos! Eso deprime al héroe, que se hunde y decide combatir la tristeza volcado en el trabajo y con exceso de celo, planifica asesinar al magnate de la red social.

Porque esas son las cualidades del protagonista. Es una excelente persona, un audaz detective, pero tiene un defecto que es que se le va la mano y acusa cierta tendencia a resolver las situaciones que se le plantean por la fuerza bruta. Muy ruso, en términos generales.

En la Comic-Con rusa de octubre de 2015 se anunció una película que fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de Berlín en febrero del año pasado. Era un cortometraje previo al largo que aparecerá este año. Toda la cinta transcurrirá durante el atraco a un banco que, al estilo Le llamaban Bodhi https://www.filmaffinity.com/es/film141786.html, pretendían robarlo llevando máscaras de famosos, en este caso de dibujos animados clásicos de la Unión Soviética sobre hockey goo.gl/gcMJKE . Es una producción de cinco millones, con banda sonora grabada en los Abbey Road Studios de Londres, con la misma orquesta que hizo la de El Señor de los Anillos o Star Wars. El primer corto se puede ver entero en YouTube desde su estreno.


El año pasado se cerró la serie de Grom como comandante y se inició Igor Grom, como hombre de la calle, tras su expulsión del cuerpo de policía. Esta vez el guionista es Alexey Zamskiy y los dibujantes Artem Bizyaev, Denis Popov y Natalia Zaidova.

Grom vaga por las calles, sin llegar a asumir que ha sido expulsado el cuerpo de policía. Pero como la cabra tira al monte, sigue impartiendo la ley en su barrio, en este caso, salvando viejecitas de mafias que quieren esquilmar a los ancianos y asesinarlos de mala manera. El protagonista ahora ya no es tan violento como se había caracterizado antes, está mucho más tranquilo. Entre otras cosas, porque tiene problemas mentales. Brotes esquizofrénicos. Y fue acusado de un asesinato múltiple en una de estas idas de olla, por lo que perdió la placa.

Un vagabundo más

Entre sus recuerdos de su estancia en Siberia, las alucinaciones que sufre por su enfermedad, el ex detective vaga por las calles y reflexiona. Sus pensamientos tienen cierto calado. Pinta una Rusia que se ha hundido y las calles están llenas de gente desvalida y empobrecida. Sobre todo los ancianos. Le molesta que a todo el mundo le dé igual su estado.

Los malhechores, sin embargo, van todos con traje y corbata. Esa dualidad es recurrente en la visiones contemporáneas sobre Rusia. Se plantea de algún modo que la gente civilizada es la que está en peor situación y, conforme sube la escala social, más desciende la moral del personaje del que se trate. Solo mediante el crimen puede uno mejorar su escala social.


Al protagonista le toman por loco, la gente a la que defiende está senil... Se puede interpretar como una muestra de que en una sociedad enferma la gente sana son los locos. El último número en inglés, el 11, ha aparecido este mes de febrero.

Lo único que diferencia las historias de Grom de las anglosajonas es que suceden en Rusia. Todo lo demás son clichés propios del género y del formato. Si bien merece la pena leer las historias dibujadas por Natalia Zaidova, la mejor del equipo sin ninguna duda.

Series muy femeninas

Del resto de personajes rusos de Bubble, destacan las series de Alena Kuznetsova, Meteora, una contrabandista del espacio. En Exlibrium los personajes de la literatura pueden escapar de los libros gracias a un sello mágico que marca la línea que separa el mundo real del imaginario. Y Danila, de Demonslayer, es una guerrera que extermina demonios.

 

Pero la más llamativa es Red Fury, también protagonizado por una mujer. El personaje de Nika Chaikina es agente secreta de un organismo de inteligencia internacional, la ICA; que fue creada en los años 4 con el objetivo de prevenir conflictos armados alrededor del mundo. Un ejemplo, señala la presentación de su historia, fue el desenlace exitoso de la crisis de los misiles de Cuba entre Jrushchov y Kennedy.

Al final es de agradecer comprobar cómo son los thriller, fantasía y tebeos de acción en otras latitudes, aunque desgraciadamente lo que subyace es que, pese a cuatro toques estéticos o socio-históricos, la estructura central argumental y la estética de los dibujos es igual que lo que se puede encontrar en el sobresaturado mercado americano. Es la uniformidad de lo global.

 

Noticias relacionadas

SILLÓN OREJERO

Enki Bilal, la ejemplaridad del paso de la viñeta de cómic al marco del Louvre

Por  - 

Le impulsó a contar historias ver que la sociedad francesa era un remanso de paz al lado del Belgrado de posguerra en el que había nacido y del que se marchó con su familia. Hijo de partisanos, si algo le obsesionó en sus creaciones fue expresar la contraposición de las dictaduras totalitarias del siglo XX con sus avances tecnológicos, el futurismo y la falta de felicidad análogas a esta serie de cambios contradictorios. Esa huella artística tuvo tanto calado que pudo pasar de los cómics a dirigir películas y alcanzar el millón de euros vendiendo originales en casas de subastas. Una prueba de la vigencia e importancia del arte de la viñeta

SILLÓN OREJERO

Sara, francotiradora soviética; un cómic sobre la mujer en la II Guerra Mundial

Por  - 

El cómic de Garth Ennis (Predicador) y Steve Epting (Capitán América) sobre una francotiradora soviética en la II Guerra Mundial, intenta recrear el esfuerzo de las mujeres soldado que lucharon contras los nazis con la esperanza de alcanzar una sociedad nueva en la que imperase la igualdad. Lo que ocurrió después, como documentó Svetlana Alexievich en una de sus obras, fue más prosaico

cómic

Sento Llobell: el maestro se jubila... un poco

Por  - 

Hace poco se rompió un brazo, pero como buen profesional, lo hizo dos días después de entregar. Y es que Sento Llobell es un señor formal, aunque haya dedicado su vida a los tebeos. Su padre pensaba que eso no era un arte suficientemente 'elevado', así que él, con su elegante trazo, lo elevó

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email