GRUPO PLAZA

tras javier jaén

Isidro Ferrer, Premio Nacional de Diseño, firmará la falla de Corona en 2017

3/06/2016 - 

VALENCIA. Isidro Ferrer toma el testigo de Javier Jaén poniéndose al frente del proyecto de falla para la comisión Mossén Sorell-Corona. O, mejor dicho, fallas en plural, pues será el encargado de confeccionar tanto la grande como la infantil para el próximo ejercicio. La comisión se reafirma en su iniciativa para integrar referentes de la ilustración, el arte y el diseño en sus creaciones, confiando ahora el proyecto en quien fuera Premio Nacional de Diseño en 2002, uno de los nombres más destacados del sector. 

Con formación en Arte Dramático, Ferrer fue actor teatral antes de conducir su carrera profesional hacia el diseño. Su trabajo ha sido objeto de exposiciones individuales por todo el mundo, de Lisboa a Bogotá pasando por México D.F. y Turín. Miembro desde el año 2000 de la AIG (Alliance Graphique Internationale), fue ese mismo año cuando su obra fue recogida como parte de la exposición Signos del siglo en el Museo Reina Sofía.

Se trata de uno de los creativos más reseñados del cartelismo contemporáneo, la ilustración, el diseño de edición y gráfico, cuyo trabajo ha sido premiado con una decena de galardones internacionales como Chicago Good Design Awards (2015), Film Festival Posters (2012) y el más relevante en su trayectoria: Premio Nacional de Diseño de 2002. Considerado un poeta visual, su obra da siempre el protagonismo a la idea, estando las herramientas y técnica supeditadas a los versos de cada proyecto.  

Para la producción de ambas fallas, Ferrer confiará en el taller de Manolo Martín, un colaborador habitual del diseñador siempre que ha tenido que llevar a cabo piezas tridimensionales. El taller de Martín no es nuevo por lo que se refiere a la apertura al mundo del diseño y a colaboraciones con artistas externos. Desde hace décadas, padre e hijo trabajaron codo con codo con creativos como Sento Llobell, Ortifus, Chema Cobo, destacando especialmente la producción de dos fallas de Sigfrido Martín Begué; para Na Jordana en 2001, Pinotxada Universal, y la falla de la Bienal de Valencia de 2001, ambas muy emblemáticas y recordadas por el mundo fallero.

Quema de banderas en 2016

El también diseñador Javier Jaén, que ha trabajado para publicaciones tan prestigiosas como The New Yorker Time, fue el encargado de confeccionar el monumento de 2016. En Patrias de nailon reflexionaba sobre la identidad personal y como esta se relaciona con las nacionalidades y sus símbolos, formas que "nos dividen cuando el mundo real es mucho menos compartimentado", explicó a Cultur Plaza. Una gran bandera blanca reinaba frente a La Beneficència de día, enseña sobre la que cuando caía el sol se proyectaban las de todos los países del mundo. Finalmente esos muros de tela acabaron, como todo en Fallas, siendo pasto de las llamas. 


Aunque referente en la apuesta por proyecto de carácter innovador, fue en el año 2013 cuando la Mossén Sorell-Corona decidió abandonar la categoría de 'Fallas Innovadoras y Experimentales' con el fin de liberarse de los propios compartimentos de la fiesta. En los últimos años la comisión ha colaborado, entre otros, con el diseñador gráfico Ibán Ramón, que creó los monumentos de 2011 y 2012 junto a Dídac Ballester y que también ha confeccionado varios de los llibrets de su historia. También se ha vinculado al artista urbano Escif, que firmó Todo lo que sobra, instalación formada por coches, contenedores de basura y otros elementos de mobiliario urbano de apariencia real e integrados en la propia calle.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email