GRUPO PLAZA

de modas

La fórmula de moda de las canciones del verano

La moda es también uno de los ingredientes de la fórmula secreta capaz de convertir una canción cualquiera en éxito del verano, suene en todas partes y se cuele en nuestro cerebro irremediablemente. Analizamos la moda con menos ritmo de las canciones del verano 2017

4/07/2017 - 

VALÈNCIA. Cada verano se repite la misma historia, unas cuantas canciones suenan en todas partes y, aunque intentemos evitarlo y las odiemos, un día nos sorprenderemos con terror a nosotros mismos tarareando en voz alta, por ejemplo, "Despacito" o, en el peor de los casos, bailándola sin pudor en un lugar público. Es la maldición de las canciones del verano, no hay escapatoria posible y, tarde o temprano, acabamos cayendo en sus pegajosas redes untadas de protector solar y mojitos.
Muchos cantantes querrían conocer los ingredientes de la fórmula que convierte una canción cualquiera en un hit de chiringuito pero es un secreto solamente al alcance de unos pocos elegidos como Enrique Iglesias, Shakira o Ricky Martin, por citar a algunos. Sin embargo, todos ellos tienen un denominador común, un factor que parece determinante para alcanzar el éxito estival más allá de letras y acordes: la moda.
Basta con fijarnos en los estilismos que lucen en los videoclips los cantantes de los rompepistas de este verano 2017 para encontrar muchas coincidencias entre ellos y llegar así a la conclusión de que la moda juega un papel fundamental. Eso sí, las tendencias que exhiben carecen de todo ritmo y hay que evitar como sea que se nos peguen del mismo modo que los estribillos de sus canciones. Avisados quedan.


Cómo vestir para ser el cantante del verano

En el armario de cualquier artista aspirante a convertirse en el cantante del verano no pueden faltar algunas prendas y complementos que se repiten invariablemente y hasta la saciedad en los vídeos de los éxitos del verano. Desgraciadamente, no son piezas que nos gustaría ver con tanta asiduidad porque carecen de sentido más allá del mundo electrolatino/reggaeton/perreo o como quieran llamarlo. Una horterada, vamos.

En el uniforme del intérprete de la canción del verano 2017 no puede faltar -muy a mi pesar- una camiseta sin mangas, si es de lycra o queda bien ajustada puntúa doble. "Súbeme la radio que esta es mi canción", ruega a pleno pulmón Enrique Iglesias mientras presume de bíceps con su camiseta de cuello redondo y sin mangas. En algún momento opta por la variante sudadera pero ojo, también sin mangas que para eso estamos en verano llega el calor y las chicas se enamoran, como cantaban en otro hit veraniego hace ya unos años. La cuestión es mantener el “alerón” ventilado que con tanto perreo transpiran mucho y no es plan. Luis Fonsi es otro fiel a la camiseta sin mangas y la lleva en negro mientras baila despasito y nos descubre otra posible alternativa: la camisa de cuadros al estilo leñador sin mangas, -sí, el tema mangas es incuestionable-.


Sin embargo, el aspecto veraniego que puede aportar una camiseta que deja los brazos completamente al descubierto se contrarresta con unos jeans ceñidos con rotos a ser posible y unas botas contundentes. No importa que los bailoteos se ambienten en la playa, la calurosa Cuba o el sofocante Puerto Rico, el calzado estrella de los cantantes del verano son unas botas de gruesa suela a mitad camino entre montañero y motorista que completan este nada veraniego look. Ellos cantan al amor y al deseo de una noche de pasión pero son tipos duros que no temen a las altas temperaturas.

La sencillez es una palabra tabú para cualquier cantante del verano que se precie. Más, para ellos, siempre es más. Por eso los complementos son fundamentales y nunca suficientes. Gorra, muchas cadenas de oro, rosarios y gafas de sol modelo piloto y tamaño XL son imprescindibles para completar su estilismo de triunfador. Que no quede un espacio sin ornamentar entre el cuello y el cogote. El ejemplo perfecto del maximalismo es Wisin que en su tema “Vacaciones” hace alarde de kilates colgándose encima cadenas de oro de grueso eslabón sin miedo a partirse el cuello. Y que la gorra y las gafas de sol no falten. Otro aficionado a los collares poco discretos es Maluma que los luce a camisa partida. 

Si hay un cantante que representa a la perfección el "look Miami", otro básico entre los cantantes del verano, ese es Ricky Martin. El puertorriqueño es el manual de estilo del latino residente en Miami, entiéndase por ello un estilismo completo en blanco apostando por el lino y los pantalones baggy, camisetas de tirantes con estampado, camisas abiertas con cuello mao en colores pastel y gafas de sol con cristal de espejo de color. Y así vestido, Ricky es el rey de las fiestas en la piscina  y te dice "vente pa'cá". 

No solamente de camisetas sin mangas y estilo casual viven los intérpretes de los hits del verano, los hay que intentan sofisticarse complicándolo todo un poco más. Es el caso de Maluma que en el vídeo que acompaña su éxito "Felices los cuatro" se atreve con los trajes más imposibles: tornasolados, con un extraño estampado e, incluso, un traje rojo. Para rematarlo, una camisa negra que es otro de los fetiches de los latinos que nos animan los veranos desde antes de que Juanes triunfara con su tema dedicado a esta prenda que tantos disgustos estilísticos nos da. Y aunque sea de noche y Maluma no vea la luz del sol en todo el videoclip no puede prescindir, como sus colegas, de las gafas de sol. Otro que encabeza cada verano las listas de canciones más populares es Pitbull, gran aficionado como Maluma al look de narco de película de serie B con el combo: traje brillante+camisa negra/granate+gafas de sol enormes.

 
Shorts, crop tops y tacones imposibles para las reinas de la pista

Desde hace unos años, son más los intérpretes masculinos que consiguen colarse en las listas de éxitos cada verano. Sin embargo, son ellas las que crean más tendencia con sus arriesgados estilismos. Katy Perry, Thalia o Shakira son algunas de las artistas más imitadas y, con la llegada del verano y el lanzamiento de algún tema nuevo su popularidad alcanza las cotas más altas. Sus estilismos, al igual que su popularidad, deberían salir también disparados hasta la estratosfera y quedarse allí para siempre. Al igual que sus equivalentes masculinos, las reinas de la pista apuestan por el “todo o nada” en su vestimenta. 

Shorts siempre combinados con crop tops -para los no iniciados, camisetas que acaban antes de llegar al ombligo-, melena al viento y zapatos de tacón con plataforma en colores flúor. Todas ellas coinciden: en el ombligo se centra la clave del éxito y hay que enseñarlo como sea. Si los cantantes masculinos olvidaban que estamos en verano eligiendo prendas calurosas, ellas hacen lo propio maquillándose como si no hubiera un mañana. Mucha piel y mucho brillo, parece ser su lema.

Shakira declara su amor al mundo en su éxito de este verano “Me enamoré” y lo hace moviendo las caderas como solo ella sabe y dejando visible su ombligo que, en su caso, es uno de sus fuertes desde sus comienzos de bailes convulsos. Otra de las reinas del verano que hasta ahora era casi una desconocida para el gran público es Ana Mena que como buena intérprete de electrolatino hace de la exuberancia su bandera. No le falta de nada: transparencias, shorts, minifaldas, tops y el equivalente femenino a la cadena de oro, un colgante aguilucho enorme y dorado -firmado, por cierto, por una conocida marca de bisutería española-. “Ahora lloras tú”, es el título de su canción y no se equivoca porque viendo cómo viste en el videoclip lloraríamos amargamente. 

En otra liga o planeta, según se mire, está Katy Perry que se ha colado en la lista de éxitos entre tanto sonido latino con “Chained to the rythm” y una imagen que no sabes si viene del futuro para venderte un detergente o es una pin-up de Las Vegas. Ella es así y, en el fondo, se agradece la originalidad entre tantos cromos repetidos.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email