X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

NUEVO VINO VALENCIANO

Les Prunes, el último alumbramiento de Celler del Roure en Moixent

La bodega familiar lanza una bebida delicada y fina

Por | 19/07/2018 | 1 min, 45 seg

VALÈNCIA. Moixent acaba de alumbrar una nueva criatura: Les Prunes. Un vino fino y tranquilo, cuya delicada etiqueta corre a cuenta de Dani Nebot. Nace en Celler del Roure y evoca al Mediterráneo. Estará acompañada de otra variedad espumosa: Les Danses.

Para entender su origen, hay que fijarse en Les Filles d'Amàlia, un proyecto llamado así en honor a la madre de su creador, Pablo Calatayud. "Le prometí que haríamos un vino dulce y le pondríamos “Dolç d’Amàlia”, pero pasan los años y sigue en proyecto", relata el propietario. Así que, mientras llega el dulce, han impulsado esta gama fina y delicada, que se inspira en las flores que ella cuida en el jardín. El relato familiar continúa: "Les filles d’Amàlia también quiere decir las hijas de Amalia, mis hermanas, y la idea se relaciona con sus dos viñedos en El Bosquet y Casa Pitxó, desde donde también han contribuido".

Nos encontramos con un Blanc de Mandó, elaborado como un vino blanco con uvas tintas de esa variedad, injustamente olvidada. La contraetiqueta dice Vi Verge porque no lleva vino de prensa, sino únicamente mosto virgen. Sin embargo, es rosat, porque resulta que este vino blanco es de color de rosa. Las tinajas también tienen algo que decir aquí, ya que Les Prunes termina de fermentar y se cría durante seis meses en tinajas de barro enterradas de ciento cincuenta arrobas. 

Tendrá el mismo precio que Safrà, porque las uvas son las mismas y los costes de producción también. ¿Y por qué se llama Les Prunes? "Porque quiere ser la fruta pura y fresca que encuentras en un arbusto una tarde de verano, la delicada pruna silvestre que aún no ha terminado de madurar pero que ya huele tan bien que esta mañana se ha acercado un pájaro y a punto ha estado de darle un picotazo", concluye Calatayud.

Comenta este artículo en
next