Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

¿POR QUé beber vinos  naturales?

Andalucía

Ni bufones de nadie, ni el gracioso sirviente. Trabajamos y nos esforzamos como nadie. Con arte, imaginación y aguante. ¿Ayudas al campo? ¿De qué y de cuándo?

Por | 27/03/2020 | 1 min, 17 seg

Tú, andaluz, sonriente. Creador del olé. El viajero valiente. En el mundo, por eso se nos comprende. Picasso, Murillo, Velázquez. Pintores proverbiales. Quietud irónica, pecados sin condena, insultos sin respuesta. Soportamos tópicos ardientes e hirientes. Levante traicionero. Son dos días, queda menos.

Tengo sed de tu alma y palabra
Tengo sed de esa cueva de escarcha
Tengo sed de ese agua tan clara
Sed de poemas, sed de baladas
Tengo sed de los campos al alba
Sed de escuchar su guitarra

Porque Lorca era de aquí. Porque Alberti escribía mirando al Atlántico, cuando era dejado. Injusto que fuera exiliado. Manuel Machado, mi poeta de siempre, el errante flamenco. Su hermano Antonio: mayores palabras. Juan Ramón Jiménez y su poesía sencilla, arraigada. Todos andaluces. ¡Levantáos!

Aleixandre, Bécquer, Cernuda, Góngora, Maimónides, Séneca...

Besaré por donde pisen tus tobillos
amaré tus pasos, tus andares, tus latidos
seguiré las huellas de tu piel
la sonrisa de tu ser
Tú eres todos mis sentidos

Manuel de Falla, Paco de Lucía, Camarón. Rancapino. Todos gaditanos. ¿Ha habido músicos mejores hasta nuestras supuestas fronteras?

Andaluces: ¡Pedid tierra y libertad!

Vicente Espinel, Giner de los Ríos, Pedro Romero. Allí habitó Hemingway. Cenizas de Orson Wells. Ronda: Ciudad soñada por Rilke. Goyesca.

Soy viticultor y elaborador de vinos naturales: sin aditivos. No tengo internet. ¿Radical?

@misteriosanlucar

Comenta este artículo en
next