Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

CERVEZA VALENCIANA

Au Yeah! Tyris recupera una de sus IPA míticas

La receta clásica, decididamente lupulada y amarga, se adapta al nuevo mercado

Por | 29/06/2020 | 1 min, 52 seg

VALÈNCIA. Desde Cerveza Tyris han querido montar su particular fiesta remember recuperando y adaptando una de sus viejas recetas. ¡Vuelve Au Yeah! 

Esta cerveza es una India Pale Ale (IPA) decididamente lupulada y amarga, moderadamente fuerte, exhibiendo variedades de lúpulos americanos modernos. El balance es hacia el lúpulo, con un perfil de fermentación limpio, final seco y malta de soporte limpia, que permite a una creativa gama de carácter a lúpulo brillar a través de ella.


Han querido completar su gama de IPA, porque creen firmemente que este estilo viene para quedarse y quieren ser uno de los abanderados del lúpulo, desde su VIPA (Session IPA de 3,8% Vol.), pasando por su conocida IPA de etiqueta amarilla (6% Vol.), hasta su Amor Amargo (Imperial IPA de 7%Vol.), una de sus cervezas más complejas y ahora con Au Yeah (IPA de 6,5% Vol.) han construido una gama muy profunda. Así esperan hacer disfrutar a todos sus seguidores en cada uno de los momentos que les elijan para disfrutar de este estilo de cervezas. Se pueden encontrar en su tienda online, recientemente inaugurada.

Au Yeah es una cerveza de color dorado con reflejos ambarinos. Ligeramente turbia. Corona de espuma blanca, cremosa y persistencia media. Su aroma, denota en nariz un intenso olor a lúpulo, donde las variedades cítricas americanas recuerdan a la lima y el pomelo, y en segundo plano aparecen olores a frutas tropicales como mango y piña. Su sabor es potente a lúpulo cítrico y con carácter resinoso. Esta cerveza es de perfil maltoso, apareciendo ligeramente al final del trago un sutil tostado. Su sensación en boca es de cuerpo medio, apoyado por la carbonatación media-alta y su final seco.

Esta cerveza tiene un abanico de maridajes sin fin, desde los más comunes y de andar por casa como unos ricos torreznos, unas patatas bravas bien picantonas o una refrescante ensalada caprese. Hasta los más exóticos como un tartar de atún especiado, pasando por platos típicos valencianos como un arroz a banda.

Comenta este artículo en
next