X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

RESTORÁN DE LA SEMANA

Cocaloka

Ricard Camarena vuelve a triunfar con un concepto nuevo de restaurante que engancha

Por | 06/09/2019 | 1 min, 48 seg

Solo él es capaz de hacer que te comas un steak tartar sobre una masa que nos recuerda a la pizza pero que mira más hacia esas cocas valencianas muchas veces olvidadas. Solo él se atreve a montar un restaurante con fecha de cierre (dos meses, mientras se terminan las obras de Habitual). Solo él consigue que, pocos días después de su apertura, y con la ciudad todavía funcionando a medio gas, haya colas en la puerta.  El restaurante efímero que ha montado Camarena en el Mercado de Colón es otro éxito más en la carrera del cocinero de Barx. 

Cocaloka es un sitio para pasarlo bien. Un sitio divertido con una puesta en escena muy peculiar y un ticket más que popular (salimos a 16 euros en la última visita), lo que no significa que se pierdan los distintivos marca de la casa: calidad y sabor por encima de todo y un buen servicio.  De las cocas, todas tienen alguna particularidad que las hace irresistibles. La ya citada de steak tartar es un espectáculo, pero la de blanc i negre o la de pastrami son también una maravilla. No se asusten los que prescinden de comer animales, también las hay de verduras. La masa está compuesta por harinas ecológicas e integrales elaborada 100% con masa madre y son ligeras y adictivas.

“La idea es desarrollar un concepto creativo donde encima de la masa podamos encontrar las ideas e ingredientes que usamos en nuestros otros restaurantes. Así pues, estará presente tanto la huerta como el Pastrami pero en un contexto y un registro nuevos para nosotros hasta el momento. No pretendemos hacer cocas ni pizzas al uso, de manera purista. Coca Loca nace con la idea de indagar en nuestra visión personal del mundo de la pizza y la coca bajo un prisma
totalmente informal y un ticket popular”, explica el cocinero.  

Y nosotros, mientras, rezamos para que cambie de opinión y decida mantener abierto Cocaloka para siempre. 

Comenta este artículo en
next