GRUPO PLAZA

POLÍTICA INSTITUCIONAL

El Consorcio de Museos prepara su transición

El conseller Vicent Marzà anuncia el código de buenas prácticas para el 14, mientras que Garín muestra su predisposición a ceder el testigo

8/10/2015 - 

VALENCIA. Son tiempos de cambio, pero no todas las transiciones tienen porque ser problemáticas. La del Consorcio de Museos de la Generalitat, por ejemplo, está encarrilada con naturalidad. Al menos es lo que puede desprenderse del lenguaje no verbal y del verbal, de las frases que se dijeron y de los gestos que se dedicaron este jueves en el Centre del Carme el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, y el gerente de la institución, el catedrático Felipe Garín.

Garín ya había anunciado a sus allegados que tenía previsto irse, que quería dejar el cargo. Y desde la Conselleria se quiere reorientar la institución y sacar a concurso la plaza de gerente, una decisión que verbalizó Marzà durante la presentación de la exposición dedicada a la galería Cànem. Pero sin aspavientos. Sin conflictos. Así, Marzà aseguró que se llevará a cabo "una transición con toda la naturalidad y normalidad democrática", hasta que se convoque un concurso para ocupar la dirección. Por su parte, Garín recalcó que su cargo está "a disposición de la Conselleria y del consejo general del Consorcio". "Me imagino que, en su momento, habrá una transición serena, cuando convenga, y haya un concurso público; luego vendrá un sucesor y espero dar el testigo como me lo han dado a mí otros", afirmó el que fuera director del Museo del Prado.

Una transición en la que la actividad del Consorcio no se verá afectada, al menos no sensiblemente, porque el calendario de actividades para los próximos meses está más que cubierto. El Consorcio es el encargado de gestionar la programación de dos salas de museos, el Museo de Bellas Artes de Gravina en Alicante y el Museo de Bellas Artes de Castellón, además del Centre del Carme. Igualmente, periódicamente organiza exposiciones para el MACA de Alicante y La Lonja del Pescado de esta ciudad; la sala San Miguel en Castellón y la sala La Gallera en Valencia; itinera exposiciones por toda la Comunidad Valenciana; programa Los Baños del Almirante; mantiene convenios con fundaciones como la Chirivella Soriano... Garín bromeó con el hecho de que “las exposiciones no se compran en El Corte Inglés", y adelantó que las tres cuartas partes del calendario de 2006 está ya cerrado y aprobado por la comisión científica, aunque quedan algunos espacios libres. Entre las propuestas destacó por ejemplo dos exposiciones "importantes" en colaboración con la Caixa, si bien no quiso dar más detalles.

El kilómetro cero de la nueva política cultural

Hay un calendario para el Consorcio y para todo el área de Cultura, con un kilómetro cero en las agendas. En concreto el día 14 está previsto la presentación del Manual de Buenas Prácticas Culturales y Código Ético en un acto que tendrá lugar en el teatro Principal de Valencia. “Ha de ser el principal elemento que permita determinar las direcciones de los principales espacios que ese gestionan desde la Conselleria y, a partir de ahí, incidir en una nueva línea que apoyará el Plan Estratégico de la cultura", explicó Marzà.

Se está estudiando cambios en la estructura del Consorcio, pero no es la única entidad. Así lo comentó Marzà, quien recordó que en la avenida de Campanar, sede la Conselleria, están "mirando las diferentes instituciones". Sí fue una ocasión para agradecer públicamente los servicios prestados al actual gerente del Consorcio de Museos. "Nos gustan cosas concretas que se han hecho y ahí agradecemos a Felipe Garín lo que ha hecho y que esté comandando este momento de transición". "Estamos reformulándolo todo pero no queríamos entrar como si todo se hubiera hecho mal o estuviera por rehacer; estamos analizando lo que pensamos que ha funcionado y lo que es manifiestamente mejorable para que, desde un modelo participativo, se pueda reformular la industria cultural valenciana", añadió.

En este contexto, el conseller comentó que su intención es que salgan a concurso abierto el máximo número de plazas de dirección de organismos culturales "que legalmente sea posible" e "irán saliendo a medidas que los mecanismos legales lo permitan para que todo se haga bien y no haya una ruptura a nivel de programación". La voluntad, insistió, es que "se siga trabajando con normalidad mientras caminamos hacia ese modelo transformador porque no se puede romper todo y dejar en stand by el trabajo hecho hasta ahora".

Reunión con Hacienda

Queda el gran paso del Rubicón, que son los presupuestos para el año que viene. Las cifras se están empezando a manejar ahora y de hecho el propio Marzà mantenía este miércoles un encuentro a la hora de la comida con el conseller de Hacienda, Vicent Soler. Sobre la mesa, cómo reorganizar las cuentas públicas. Así, respecto al presupuesto del Consorcio para el próximo año, Marzà no quiso adelantar nada y dijo que aún se está en una "fase inicial" de su preparación, mientras que Garín bromeó aludiendo al chiste de Lourdes: "Virgencita, virgencita, que nos quedemos como estamos”. Para luego apostillar: “Hacemos lo que podemos y sin endeudarnos; cerraremos el año con cero deuda, lo cual no es poco mérito".

Por otra parte, al conseller se le planteó si se está valorando la posibilidad de que la Generalitat habilite una línea presupuestaria propia para el Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia, tal y como comentó en su momento el director provisional del museo, José Ignacio Casar Pinazo. "Es una propuesta que está encima de la mesa y seguiremos estudiándola; estamos en un momento inicial de los presupuestos, viendo qué hay que priorizar y, evidentemente, todas las propuestas que se hagan se tendrán en cuenta para mejorar la acción política".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme