X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

NUEVOS AGENTES CULTURALES

Jóvenes, bailarinas y empresarias: la ambiciosa puesta en escena de Marea Danza

5/11/2015 - 

VALENCIA. Los datos más actuales acerca del peso de la danza dentro de las artes escénicas en la Comunitat Valenciana son desalentadores. El volumen de facturación en los últimos cinco años se ha reducido a la mitad, pasando de generar 963.717 euros en 2009 a sumar 460.692 euros en 2014. Los datos que se recogen en el exhaustivo Anuario SGAE 2015 solo son la versión cuantitativa de una realidad en la que la destrucción de empleo y la diáspora de profesionales suponen la principal 'solución' para los profesionales de la danza.

Sin embargo, en ese hostil escenario, cinco jóvenes bailarinas valencianas deciden emprender con una compañía que lejos de buscar acomodo en escenarios off o producciones escalables, sube el telón de su propia aventura con un espectáculo de danza española muy alejado de la estética y concepto habitual del flamenco: Relieves. La obra, que hizo sold out en su estreno hace unos meses en el Espai Rambleta, está a punto de volver a agotar las entradas para su segunda representación este domingo.

La mujer, representada

En los ensayos junto a Manuel Serena

Conectar a cinco músicos en directo, una dramaturgia propia, el vestuario o la escenografía son solo algunos de los asuntos que Yolanda López, Elena Martínez, María José Mora, Lourdes de la Rúa y Paula Sebastián han resuelto en su primera producción como Marea Danza. Desde marzo de 2014 las cinco bailarinas, compañeras de formación y profesión durante años, investigan acerca de la mujer clásica para representar a la mujer contemporánea. Atenea, Afrodita, Deméter, Hestia y Artemisa se convierten en las fuentes de inspiración para transmitir la fuerza, la alegría, el amor, la determinación, la fertilidad o la sensualidad de su condición.

Ese es el punto de origen temático al que llegan ya como empresarias, decidiendo compaginar otras actividades laborales con la producción de Relieves. La combinación de labores provocó que tardaran un año en completar todos los aspectos deseados para la puesta en marcha de la obra: "al principio sí pensamos en la idea de ser cinco chicas y poder meternos en un coche, con el vestuario en el maletero, para poder actuar en muchos más sitios", apunta María José Mora a Valencia Plaza. Ella es la única con una experiencia empresarial previa, como autónoma, pero todas cuentan con una destacada formación en artes y gestión cultural.

No cabe pasarlo por alto, porque curricularmente las cinco suman muchos ingredientes a la compañía: Mora y Sebastián son historiadores del arte, la primera se ha especializado formativamente en la gestión cultural de artes escénicas y la segunda en la didáctica artística especialmente enfocada a museos. Yolanda Lopez, Lourdes de la Rua y Elena Martínez, además de igualar una prolongada formación como bailarinas, son graduadas superiores en Pedagogía de la Danza.

De la autoexigencia a la gestión de equipo


Con todo ello, la compañía se encuentra con el apoyo "esencial" del estudio de danza de María Carbonell. Liberadas de los gastos que supone ser compañía residente en este espacio, los ensayos empiezan en mayo de 2014, con un nivel de autoexigencia que se deja notar: "teníamos claro que había que contar una historia, elaborada y que aunque el hilo conductor fuera el flamenco estuviéramos muy lejos de encadenar 'palos' sin sentido". Tratando de que las bailarinas mantuvieran un peso repartido en escena, la música de Juan de Pilar fue parte esencial para que acabaran por activarse las ideas.

De Pilar, uno de los guitarristas más activos y presentes en los circuitos de flamenco, sumó buena parte de las canciones incluidas en su primer álbum Oro blanco, además de dos piezas inéditas para Relieves. En el recae un peso que solo es superado por las propias bailarinas en escena y por Manuel Serena, coreógrafo de la obra: "una cosa que tuvimos clara desde el principio es que nosotras no queríamos que todo el peso coreográfico recayera sobre nosotras", apunta Mora. A Serena le acompañan Elena Martínez, Ana Lloris y Abel Martí como coreógrafos invitados.

Saber delegar o separar sobre quién ha de recaer aspectos tan esenciales de la propuesta artística les ha liberado de algunas tensiones, pero las ha habido: "esto también es una empresa y eso es algo complicado. Hay gente a tu cargo. Hay gestiones no siempre entretenidas o artísticas para hacer y la clave ha sido saber situarnos cada una muy bien en un lugar, con unas funciones. Todavía seguimos posicionándonos internamente, pero hemos evolucionado bien". 

Las bailarinas, que ya habían trabajado previamente con de Pilar, no acuden a un flamenco tradicional. Esto, lo reconocen, no les abre muchas puertas y su espíritu, en el que es sencillo adivinar muchas otras inquietudes artísticas (escénicas, música, arte...) les dota de una identidad muy particular. Un generador de identidad propia a largo plazo pero que, en el momento actual, les mantiene alguna barrera para acceder a según que circuitos. Y no es el mal mayor: "movernos por nuestra cuenta y encontrar espacios adecuados para la obra está siendo complicado. Sobre todo, porque por la propuesta competimos a veces por espacios que solo ocupan compañías públicas, con una estructura muy superior y que pueden asumir unos riesgos distintos de manera distinta".

Los riesgos del empresario

Ellas asumen todo el riesgo y no esquivan quejarse cuando "en espacios públicos o que tienen una fuerte ayuda pública toda la oferta que recibimos es la de ir a taquilla". Relieves, lo reconoce Mora, "cabe en auditorios de cierta estructura, con una capacidad de atraer a un público que solo existe en municipios grandes o ciudades". La lucha por alcanzar esos otros lugares para circular con Relieves se combina con trabajos en paralelo, aunque ahora han recibido una ayuda a la producción de CulturArts que supondrá una pequeña inyección para Marea Danza cuando se haga efectiva. 

En el taller de Carmen Granell

El vestuario de Carmen Granell, la escenografía que combina piezas hexagonales con referencias muy arquitectónicas, o la propia forma en la que se han involucrado los músicos de flamenco en el directo, son los aspectos de los que estas jóvenes empresarias sacan pecho, más allá de la dramaturgia y la coreografía. No obstante, solo figuran en una invisible pero perceptible enumeración de tareas que van de la comunicación a las relaciones públicas pasando por la gestión de ayudas y financiación.

Cuando el domingo a las 19 horas se suban al escenario de la Rambleta serán cinco bailarinas profesionales, desarrollando una dramaturgia y una coreografía que, si olvidamos todo lo contado, siguen siendo lo suficientemente interesantes para el espectador al que no tiene por qué interesarle la historia tras esta compañía. Sin embargo, quien reconoce estos casi dos años desde que Marea Danza empezase a integrarse, también ha ido abriéndose hacia el mundo de la danza española y encontrando referencias culturales enriquecedoras que solo ellas, a través de sus propias inquietudes, saben comunicar y plasmar en toda la actividad que rodea a la compañía.

Dirección: Marea Danza

Idea original: María José Mora

Dirección coreográfica: Manuel Serena

Coreógrafos invitados: Ana Lloris, Abel Martí y Elena Martínez

Coreógrafa invitada: Ana Lloris (tangos)

Bailarines: Yolanda López, Elena Martínez, María José Mora, Lourdes de la Rúa y Paula Sebastián

Composición musical: Juan de Pilar

Músicos: Juan de Pilar (guitarra), Tomás de los Cariños (cante), David Gadea (percussió) y  Berta Benito (violoncel)

Soporte dramatúrgia: Josep Valero (CRIT Cia. Teatre)

Vestuario: Carmen Granell

Joyas y Tocados: Laura Barrachina

Escenografia: Facultat de Belles Arts UPV – Postgrau en Escenografia 2014

Iluminación: Ximo Rojo

Disseño gráfico: Jaime Sebastián / S&N

Producción audiovisual: Corinne Films / Carla Fuentes / Nacho Carrascosa

Producción: Marea Danza

Producción ejecutiva: María José Mora y Paula Sebastián

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email