X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de enero y se habla de à punt CVMC bloc Compromís
GRUPO PLAZA

'Paper Flags' de Nathan Ambrosioni

Las historias de juventud invaden la sexta jornada de la Mostra de València 

24/10/2018 - 

VALÈNCIA. En su debut cinematográfico, la directora turca Banu Sivaci presenta en la Sección Oficial de Mostra de València The pigeon, una película delicada y sensible sobre un joven que existe en los límites de la sociedad y logra encontrar una fuerza interior para enfrentarse a quienes lo amenazan. The Pigeon, que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Berlín en febrero, retrata la vida al margen y apunta el nombre de Sivaci como una directora a seguir.

Yusuf (el actor Kemal Burak Alper) cuida a sus pájaros en la azotea de casa de sus padres en Adana (Turquía). Tiene un favorito, una paloma gris claro llamada Maverdi que, como él, es una especie extraña dentro del palomar. Reflejo de la posición de Yusuf como un joven que se siente incómodo con la vida en la ciudad. La película, según su directora Banu Sivaci, pone en evidencia la diferencia entre “lo que quieres ser y qué es lo que tienes que ser”.

Por la tarde se ha presentado en Sección Oficial Paper flags, la película del joven director francés Nathan Ambrosioni. El cineasta tenía solo 18 años cuando la rodó (ahora tiene 19) su primer largo "oficial" (ya había dirigido dos películas "caseras"), que se preestrenó en Francia en el Festival Internacional de Cine de La Roche-sur-Yon. El joven director llega a Mostra de València demostrando un sólido dominio narrativo en este relato sobre el complicado encuentro entre un hermano y una hermana, marcado por la dificultad de la reinserción tras una larga estancia en prisión."No estoy legitimado para hacer una película denuncia. Pero si quería mostrar que el problema existe" declara Ambrosioni. 

En el desarrollo de esta sencilla historia, para cuyo guión se inspiró en una noticia de sucesos, Nathan Ambrosioni logra abordar con mucha sensibilidad el tema de la reinserción de los expresidiarios en la vida civil  y describe con cuidado detalle el malestar, el temor, incluso, que despiertan en los demás, pero también la profunda angustia a la que se enfrentan. Paper flags traza además un retrato de la apertura y de los límites del afecto y la solidaridad familiar, jugando hábilmente con el suspense de la violencia explosiva que presentimos en el protagonista. Ambrosioni firma un primer largo de una madurez sorprendente para un cineasta tan joven.

Jueves 25 de octubre

Encuentro con el director  franco-tunecino Abdellatif Kechiche en los Cines Babel. Primero se proyectará La vida de Adele y a continuación un encuentro con el público. La obra del director franco-tunecino Abdellatif Kechiche (Túnez, 1960) es corta en cifra de largometrajes, pero larga en reconocimientos internacionales. Con La faute à Voltaire (2000), su ópera prima, ya obtuvo dos premios en Venecia, y desde entonces no ha rodado una película que no haya participado en los festivales más prestigiosos del mundo. Para Eduardo Guillot, director de programación de la Mostra: “Abdellatif Kechiche representa a la perfección el espíritu del festival: Un cineasta nacido en el norte de África que no se olvida de sus raíces, pero al mismo tiempo ha sabido hacerse un hueco en el panorama internacional abordando temas universales” 

Con L’Esquive (2004) Kechiche ganó el César a mejor director y película, Cuscús (La graine et le mulet, 2007) fue galardonada con el Gran Premio Especial del Jurado en Venecia, y la consagración definitiva le llegó gracias a La vida de Adèle (2013), merecedora de la Palma de Oro en Cannes y que se llevó además el Premio FIPRESCI de la crítica internacional.

Una película que conquistó a todos los públicos, e hizo que se otorgara, por primera vez en la historia, otras dos Palmas de Oro a sus dos protagonistas, Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos, recompensadas por escenificar su amor en carne viva a lo largo de los 180 minutos del film. Kechiche logra armar un drama amoroso apasionante.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email