X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Cultura y Acción Cultural continuarán separadas

Maite Ibáñez, nueva concejala de Acción Cultural

Glòria Tello y Pere Fuset mantienen la gestión de Cultura y Cultura Festiva, mientras que el segundo asume la coordinación del área

12/07/2019 - 

VALÈNCIA. Las negociaciones entre PSPV y Compromís han dado -por fin- la configuración del nuevo gobierno local, que no varía la arquitectura del primer gobierno de La Nau, con Cultura y Acción Cultural separadas en distintas concejalías. En este segundo caso, tal y como ha podido saber este diario, será la socialista Maite Ibáñez quien tomará el relevo de María Oliver (València en Comú), gestora de la concejalía hasta ahora. También asumirá Ibáñez Educación, Juventud y Cooperación al Desarrollo. Este cambio de caras supone, así, también un cambio de partidos y da un respiro a los socialistas en Cultura, que en la pasada legislatura no tenían ninguna competencia en la ciudad (repartida entre Compromís y València en Comú) y que tampoco han rascado nada nuevo en la Generalitat, con una conselleria que sigue capitaneada por Vicent Marzà. 

“Hasta ahora, en muchas ocasiones, Cultura era la 'maría'. Esta es una apuesta decidida”, explicaba Ibáñez en una entrevista concedida a Culturplaza el pasado mes de marzo, poco después de anunciarse como número 3 en la lista encabezada por Sandra Gómez, en la que apuntaba los primeros proyectos que quería poner en marcha. Doctora en Historia del Arte por la Universitat de València y gestora cultural, su inclusión en las listas socialistas fue aplaudida por gran parte del sector cultural profesional, que veían en Ibáñez un perfil más cercano al sector y menos político. La socialista, que trabaja desde 2002 como técnico de gestión en el Centre Cultural La Nau y el Palacio de Cerveró de la Universitat de València, sonó hace tres años como candidata a gestionar el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, que finalmente recayó en José Luis Pérez Pont

Maite Ibáñez supone la novedad en un área que no cambia significativamente. Así las cosas, Glòria Tello continuará gestionando Patrimonio y Recursos Culturales y Pere Fuset hará lo propio con Cultura Festiva. El cambio, en este caso, pasa por la coordinación del área, que recae en Fuset.

Otra de las cuestiones no poco importantes es la estructura del área. Tanto Compromís como PSPV admitieron en campaña que la fragmentación de Cultura en distintas concejalías -con Glòria Tello, María Oliver y Pere Fuset como interlocutores- no había sido la más eficiente. “Hay que cambiar la estructura del Ayuntamiento y por supuesto puede haber habido disparidades entre un sector de cultura y otro”, explicaba Joan Ribó en el almuerzo con candidatos organizado por Valencia Plaza, cuando ya apuntaba al interés de generar una estructura unificada. También Sandra Gómez valoró está cuestión en campaña, aunque apuntó a la falta de entendimiento de Oliver y Tello como origen del problema. Finalmente no habrá cambios en la arquitectura cultural del Ayuntamiento. 

Los retos

Gran parte de los retos inmediatos se fijan en los contenedores: dar solución a la dramática situación del Palau de la Música -cerrado hasta nuevo aviso tras el desprendimiento de parte del techo- y una obligada reordenación de los espacios expositivos municipales. También en materia legislativa, por ejemplo, desatascar la situación de ‘alegalidad’ de los bares culturales. De hecho, este punto viene recogido en el programa electoral socialista, que apunta se quieren potenciar estos espacios “a través de fórmulas legales que faciliten su actividad sin perjuicio para el vecindario y que serán acompañadas de ayudas para la insonorización de locales”. Tocará también atender a las demandas de las artes escénicas, uno de los sectores más reivindicativos de las artes escénicas y especialmente críticos con las políticas del Ayuntamiento. De hecho, hace menos de un mes un buen puñado de salas privadas firmaban un escrito en el que criticaban con dureza las políticas municipales, apuntando a la paralización de las ayudas a espacios privados y el problema de las licencias de actividad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email