Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

¿Por qué beber vinos naturales?

Rancapino

Ejemplo, hermano, sombra y sol, penumbra en el cielo, fatiga en el mar

Por | 20/11/2020 | 1 min, 48 seg

Maestro que a la alegría le da sentido, su sacrificio es siempre una gratitud impagada. Cortito mejor.

Alonso Núñez 'Rancapino', el más grande que será recordado, querido y soñado. Él, que es Confucio sin querer.

- Ranca, ¿te gusta este vino?
- ¿Este es de los de nosotros?
- Sí, claro.
- ¡Ohhhh! ¡Qué pedazo de vino! Este es muy bueno para el Rocío...

Tener la suerte de escuchar sus silencios, pasear de su mano y compartir tertulias, rutinas y café de media tarde. Cada día Alonso aconseja, sus palabras siempre van dirigidas a crear armonía y a regalar halagos. Ese aire que es tan nuestro y que es desaire sin el temple.

- Porrita, el gachó este nos está dando coba.
- ¿Qué pasa Ranca?
- Esta cabeza no es de este pescado... 

No sabría quedarme con un palo suyo. Su Malagueña del Mellizo quedará para siempre: una pausa torera. La Soleá de Alcalá interpretada por su adorado Juan Talega, pálpito gitano de tabernas romaníes. Alegrías de Aurelio Sellés, alma desnuda del compás y la dulzura. Arranque, pellizco: “¿Quién me va a entender a mí, si yo mismo no me entiendo?”.

Rancapino es capaz de doblar la fragua con unos martinetes clásicos y rotundos. Ronco de andar descalzo, sencillo transmisor de la bondad, interpreta sin rencor al molestar, con respeto a la realidad. Tanto tiene que ver con la pasión, tanto amar sin huecos ni desvíos, con esa pureza que sueña y sueña. Cada día.

- Desde Camarón que no hacía yo esto...

Quien exhibe con orgullo su gente y su espejo, familia transparente que te acoge sin dudarlo. Gitanos. Si desprecias la verdad, es que adoras la impostura. ¡Y qué difícil es un olé! ¡Y lo ligera que es la palma!

Quién dice mucho yo soy, es que no tiene quién le diga tú eres.

...

Soy viticultor y elaborador de vinos naturales: sin aditivos. No tengo internet. ¿Radical?

@misteriosanlucar

Comenta este artículo en
next