X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

festivales, ferias y mercados

Juan Palomo: la autoedición gráfica se afianza a golpe de microevento

26/04/2017 - 

VALÈNCIA. ‘Do it yourself (DIY)’, ‘Háztelo tú mismo’ o ‘Juan Palomo’. Se diga como se diga, la posibilidad –por convicción o de forma forzosa- de controlar cada paso desde la idea a la formalización de la obra se presenta como una opción un tanto golosa que en el sector de la edición gráfica convive de manera natural con otras fórmulas para llegar al lector. Si los fanzines u otros formatos similares se han prestado históricamente de forma lógica a ser autoeditados, poco a poco València está generando una estructura estable de microeventos que invita a los ilustradores a llevar directamente sus obras al público, algo que la misma Fira del Llibre incluye dentro de la programación por el veinte aniversario de la Associació Professional d’Il·lustradors de València (APIV) la mesa de la autoedición en el espacio de editoriales valencianas, un mercado que tendrá su última jornada el próximo día 30 de abril entre las 17 y las 21 horas.     

Entre los “momentos de fantasía y pesadillas para el autor”, la ilustradora María Rodilla ha recuperado la marca ‘Guateque de ilustración (y otras cosas del montón)’ tras tres años para volver a generar un “sarao” centrado en la creación independiente que aterrizará el próximo 13 de mayo en el barrio de Benicalap, concretamente en la sede de la asociación Ultramarins 154 (Avenida de Burjassot, 154). “Hemos acudido a muchas ferias de ilustración y autoedición: enfocadas a distintos públicos, estilos diferentes… En uno de estos eventos acabamos debatiendo sobre qué aspectos se podrían mejorar, cómo lo hubiéramos hecho nosotras. Así es como surgió la idea de crear un festival acorde a nuestros gustos, con proyectos interesantes que veíamos que a veces se quedaban fuera. Además, vimos que una feria organizada por mujeres aporta una perspectiva distinta”, explica Rodilla.

Si en muchas ocasiones se habla de renacer o repunte, especialmente en el caso de València, la ilustradora indica que son la crisis económica e Internet dos de las claves –en el ámbito global- que ha impulsado el DIY entre sus contemporáneos. "Se trata de un auge global. Sin embargo, quizás en Valencia esta cultura se ha potenciado más con las ferias de autoedición, las librerías especializadas, y todos esos ilustradores afincados en la terreta que aparecen hasta debajo de una piedra", añade. Entre el deseo de libertad y la complejidad de tener que controlar cada parte del proceso, la autonomía (casi) total es una opción, como todo, de doble cara. "La autoedición significa la total libertad para producir sin tener que responder a nadie. Significa ser el responsable de tu obra en todo el proceso: desde que se tiene la idea en la cabeza hasta que alguien lo compra en una librería de otra ciudad. Por otro lado, obliga a los creadores a convertirse en su propio editor, economista, distribuidor, departamento de marketing... Unas tareas para los que en muchos casos la gente no tiene ni idea y tiene que aprender a base de ensayo/error".

Si la Fira del Llibre y APIV vuelven a apostar por dedicar un espacio expresamente para acoger obras autoeditadas, pocos días después de que las casetas de Viveros cierren hasta 2018 abrirán otras al otro lado del cauce del río Turia. El 6 y 7 de mayo la asociación Factoria d'Arts de Patraix (FAP) impulsa la segunda edición del festival urbano multidisciplinar FAP que, dentro de su programación integra la sección FIP -Factoria d'Il·lustració a Patraix-. El microfestival, que contará con mesas de diálogo y otras actividades y talleres, tendrá como una de las piezas principales el mercadillo de ilustración callejera, que se alargará el sábado de 11 a 21.30 horas y el domingo de 11 a 14 horas. De igual manera la programación contará con la presentación de los cómics autoeditados por Chris Stygryt y Carlos Maiques TITÚ y STYX, una segunda edición del festival que cerrará sus puertas con un guiño a uno de los referentes de la autoedición en València: Tenderete.

Tenderete, a por la edición 14

Antes de la fiesta de despedida de FIP y FAP, tendrá lugar una charla sobre el festival valenciano de autoedición gráfica y sonora, moderada por Álvaro Pons y con la participación de los organizadores del evento, Luis Demano, Elías Taño y Alejandro Álvarez. Será el próximo 16 y 17 de junio cuando Tenederete ponga en marcha su edición número 14 que, por primera vez, celebrará en el Teatre el Musical, volviendo a mirar al mar. "Es una expresión maravillosa de esa riqueza creativa que tenemos alrededor del fanzine y del nuevo cómic. Esas obras que veremos en Tenderete son las que están siendo expuestas de hace 40 años, en esos fanzines está el futuro del cómic, unos autores todavía por explotar", explicaba Álvaro Pons durante la inauguración de la muestra VLC. Línea Clara en el IVAM. Y es que, precisamente, de entre sus mesas salió Nimio (Nuez Ediciones), galardonado en el 34 Salón Internacional del Cómic de Barcelona como mejor fanzine de España.

Para Luis Demano, en resumidas cuentas, Tenderete supone dar un espacio de difusión, venta y distribución a publicaciones autoeditadas "cuyas características las hacen inaccesibles al circuito de la industria convencional", indica uno de los impulsores del festival. Efectivamente no se trata de que la autoedición sea novedosa, pero sí apunta a una mayor visibilidad, en parte, gracias a estas estructuras que aglutinan a un buen puñado de creadores valencianos. "Desde que llegué a esta ciudad hace casi dos décadas siempre hubo gente autoeditándose proyectos, lo que pasa ahora es que estamos más organizados y por lo tanto nuestra visibilidad e interés que despertamos en los medios es mayor".

Tal y como apuntaba María Rodilla, también Demano destaca la naturaleza doble de la autonomía: por un parte la golosa libertad absoluta de la que goza el ilustrador pero, por otra, el resultado de un contexto económico poco favorable. "Además de quebraderos de cabeza, y no pocos, la autoedición aporta autonomía a la hora de plantear proyectos con total libertad creativa. Por otra parte, siguen existiendo los muchos inconvenientes de financiación y distribución, más que nada porque vivimos inmersos en un contexto cultural sumido en la precariedad más absoluta".

Tenderete volverá a reunir a ilustradores, dibujantes de cómics y artistas gráficos del panorama nacional e internacional, un festival convertido en lugar donde intercambiar experiencias e ideas y con un programa formado por talleres, charlas, mesas redondas, exposiciones y feria de publicaciones, una edición que prevé sumar la celebración de conciertos en la plaza del Rosario durante los dos días que dura el festival. Tenderete abandona, al menos por ahora, Las Naves, que había acogido algunas de sus ediciones más recientes, un festival que también ha pasado por espacios distintos como La Llimera, Proyecto Mayhem, el Centro Social Adastra o Espacio Periférico, en Alboraya.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email