X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 7 de diciembre y se habla de caso mas mut sandra gómez EMT VALENCIA Impuesto de sucesiones
GRUPO PLAZA

PALMARÉS COMPLETO

Los Óscar encumbran a 'Spotlight' en el año de DiCaprio e Iñárritu

George Miller, a sus 73 años, logró seis estatuillas de categorías técnicas por 'Mad Max. Furia en la carretera', la más premiada. Ennio Morricone, a sus 87 años, recogió su primer Óscar de candidatura por 'Los odiosos ocho'

29/02/2016 - 

VALENCIA. La divertida 88ª edición de los Premios Óscar que otorga la Academia de la Cinematografía de Hollywood, en Los Ángeles, ha servido para encumbrar a la magnífica Spotlight (Tom McCarthy, 2015). La que pasa a ser Mejor película del pasado ejercicio para los académicos recoge las denuncias durante décadas y el trabajo de investigación periodística en torno los casos de pederastia acontecidos en la Iglesia de Boston, en Massachusetts.

El atemperado relato de los hechos, desdramatizando la labor periodística que a menudo Hollywood muestra como una gesta heroica o a partir de clichés televisivos, pero sobre todo los hechos, la denuncia de los abusos a partir de las estructuras católicas, son la principal marca por la que se recordará esta entrega de premios en un país donde los reconocimientos a Spotlight (producida por Michael Sugar, Steve Golin, Nicole Rocklin y Blye Pagon Faust) no han sentado nada bien entre los ciudadanos más conservadores.

Un año redondo para Iñárritu y DiCaprio

La película, que también se llevó el gato al agua gracias a su impecable guión original (firmado al alimón por el propio McCarthy y Josh Singer), 'robó' así los últimos reconocimientos que les quedaban por conseguir este año al equipo del realizador méxicano Ajeandro González Iñárritu (Mejor director), que con El renacido se ha convertido en la plataforma idónea para que Leonardo DiCaprio lograse la primera estatuilla de su extensa carrera (Mejor actor).

Con su segundo Óscar consecutivo como director, Iñárritu se cuela así en un particular hall of fame ocupado tan solo por otros dos directores, los imprescindibles John Ford y Joseph L. Mankiewicz. Con un año de distancia, la belleza y actualidad visual y técnica de El renacido deja en evidencia los también cuantiosos reconocimientos que el pasado año logró Iñárritu con Birdman. Aun así, a los más de 6.000 miembros de la Academia, los mismos que han excluido a los actores y actrices de raza negra en un país -y un cine- cuya presencia es obvia, no les ha temblado el pulso y han aupado a Iñárritu a ese particular olimpo. Cabe añadir que ambos, DiCaprio e Iñárritu, también han recibido cuantiosos galardones durante este inicio de año, como los correspondientes Globos de Oro que entrega la asociación de la crítica extranjera de cine en Estados Unidos.

El renacido también ha sumado el premio a la Mejor fotografía, otro récord más para la misma película ya que Emmanuel Lubezki ha sumado así su tercer Óscar consecutivo. Lo logró el pasado año con Birdman, el anterior con Gravity (qué trienio para el cine mexicano en Hollywood) y lo ha logrado con la última película de González Iñárritu. Aunque los tres trabajos son impecables, es posible que este último sea uno de los más sorprendentes dentro del propio espectro de nominaciones.

Por su parte, DiCaprio ha aprovechado el reconocimiento para ahondar en su particular campaña por la denuncia de la situación de un cambio climático: "el cambio climático es real, está sucediendo ahora mismo, y es la amenaza más urgente que enfrenta toda nuestra especie". Su discurso sólo ha sido uno más entre otros no menos combativos, pero que no han desmerecido el espectáculo comandado por un Chris Rock como maestro de ceremonias -su segunda ocasión- a un altísimo nivel.

El valor de 'La habitación'

Ninguna sorpresa en ninguna de las cuatro candidaturas citadas, ya que Spotlight sonaba con fuerza como película candidata a mejor film del año y mejor guión original. El Mejor guión adaptado fue a parar a manos de Charles Randolph y Adam McCkay por La gran apuesta, que también se sincronizó con todas las quinielas al igual que la bellísima y redonda interpretación de Brie Larsson (Mejor actriz) por La habitación. La pequeña película irlandesa no ha dejado de recibir parabienes en la misma alfombra roja y se ha mantenido entre las favoritas, pese a su distancia abismal de presupuesto con las anteriormente citadas.

'Mad Max' arrasa en categorías técnicas

Entre las películas con más nominaciones se encontraba Mad Max. Fueria en la carretera (George Miller, 2015). La cinta de acción y tercera entrega de la saga iniciada por el mismo director en los años 80 ha recogido nada menos que seis estatuillas, convirtiéndose en la más premiada de esta 88ª edición: Mejor Mezcla de Sonido (para Chris Jenkins, Gregg Rudloff y Ben Osmo), Mejor Sonido (Mark Mangini y David White), Mejor Montaje (Margaret Sixel) y Mejor Maquillaje y Peluquería y Mejor Diseño de Producción.

Una de las más gratas sorpresas fue el reconocimiento al trabajo en efectos visuales de Ex Machina (Alex Garland, 2015), realizado por Whitehurst, Paul Norris, Mark Ardington y Sara Bennett. La muy recomendable cinta de ciencia ficción se impuso así a favoritas como Star Wars: El despertar de la Fuerza, que se fue de vacío (como The Martian) de la entrega de premios.

Más esperado fue el Óscar a Ennio Morricone que a sus 87 años recogió su primera estatuilla. Visiblemente emocionado, con la sensación entre nominados e invitados de asistir a una suerte de premio honorífico (que recibió en 2007) para el que es uno de los compositores más influyentes e importantes la historia del cine. Su trabajo para Los odiosos ocho (Quentin Tarantino, 2015), aunque apenas cuenta con media hora de material inédito, ha vuelto a colocar una vez más a este romano al frente de la música de cine contemporáneo. Era su sexta nominación.

Más premios en una gala divertida y reivindicativa

Cosecha tímida en lo que se refiere a canciones originales que sirvió para que Sam Smith obtuviera el Óscar por su 'Writing's on the wall'. La obra compuesta junto a Jimmy Napes para la película de James Bond Spectre (Sam Mendes, 2015), que según Smith declaró hace unos meses le costó poco más que un rato de hilvanar, dio paso a un discurso de Orgullo, con lo que a la postre sumaría el reconocimiento a Spotlight y la arenga de DiCaprio sirvió para capitalizar las reivindicaciones en un gala que, por otro lado, fue especialmente divertida y ágil.

La dinámica de la gala dejó a otros premiados, como el reconocimiento a un año excepcional de interpretaciones femeninas, el de Alice Vikander que ganó el Óscar como mejor actriz de reparto por La chica danesa y a la que vimos brillar en su contenido papel protagonista en Ex Machina. Por otro lado, Mark Rylance logró la única estatuilla de la edición para Steven Spielberg, por la buena El puente de los espías. Este premio fue toda una sorpresa, ya que los corrillos críticos habían concedido el premio a Sylvester Stallone por su cuadriculado papel en Creed, la enésima entrega derivada de 'su' Rocky.

Por el camino, la excepcional Carol (Todd Haynes, 2015) no sumó ni una sola de sus candidaturas. Tampoco La chica danesa con el excelso trabajo de Paco Delgado en su vestuario, único representante español entre los nominados. Entre una cosecha de documentales cada año más difícil de sintetizar, triunfó Amy (Asif Kapadia, 2015), en la que sin desmerecer la marcada fórmula que el realizador ya mostró en Senna el peso de la artista londinense desaparecida en 2011 marcó el signo de los académicos. Más allá de otras candidaturas, Del revés (Pete Docter y Ronnie del Carmen, 2015) logró el Óscar al mejor largometraje de animación, en uno de los premios más cantados de la noche.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email