X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DEL 7 AL 13 DE ENERO

Agenda Hedonista. Bendita normalidad

¿Sueñas con comer fruta? ¿Suplicas por una ensalada? ¿Estás deseando volver al gimnasio? La rutina es tu refugio

Por | 07/01/2019 | 6 min, 12 seg

VALÈNCIA. Se acabó lo que se daba. Quítate la corona de Rey Mago y tira a la basura los restos del Roscón. Busca una nueva vida para el cava que sobró en Nochevieja y perdona las ofensas de tu cuñado en la comida de Navidad. Ahora puedes disfrutar de tu propio espacio. Es el momento de regresar a esas rutinas que te hacen feliz y, por un instante, te apetece madrugar para ir a trabajar, pedir la ensalada del menú y terminar el día sobre la cinta del gimnasio. Ay, ¡bendita normalidad! Por desgracia, se trata del clásico síndrome postfestivo. Los auténticos hedonistas no tardarán en volver a la andadas y necesitarán más: más fiestas, más vino, más comilonas. Que si catas, que si quesos, que si pizza. Y entonces... 

Entra en juego la Agenda. La primera de 2019.

Lunes. Un desayuno verde

Desde las 09 horas - Federal Café Valencia

Primer día laboral después de las vacaciones. Si te regalas un buen desayuno, el mundo será un poco mejor. En València hay varios templos del brunch, entre otras moderneces. Hemos hablado de Blackbird y de Los Picos en Ruzafa. Pero este lunes vamos a volver sobre un lugar que nos gusta, que es luminoso, y que tenemos un poco abandonado. En pleno centro de València está Federal Café, donde la repostería es pornográfica. Buenas tartas, huevos Benedict y mejor cruasán. Pero a lo que vamos, que son los desayunos verdes: tus opciones son múltiples, desde huevos con espinacas, a tostadas de aguacate o el (ya mítico) batido Tommy, que lleva manzana, pepino, apio, semillas de chía, espinacas y un toque de lima. El chute de energía es inmediato y te pone las pilas para lo que queda de 2019. Prometido.

¿Ya es Martes? Pues pizza

Desde las 21.30 horas - La Mandrágora

Como hemos arrancado la semana en modo healthy, ya podemos abandonarnos a nuestra verdadera naturaleza. Déjate de protocolos, vamos a la matraca. Los martes por la noche sirven pizza en La Mandrágora, que (por si esto te quita cualquier remordimiento) es un establecimiento vegano. Chorixo vegan, boloñesa, pesto, caramelo, frutos secos... ¿Qué te pensabas? Vienen bien cargadas, son muy sanas y se sirven recién salidas del horno.

Miércoles. Y ahora tacos

Desde las 20 horas - Monterrey Bar y Discos

Ya, ya, se nos está torciendo la semana... O arreglando, según se vea. Después de las fiestas, vuelven las noches de tacos al Monty, y como esto va de retomar las buenas costumbres, nosotros sencillamente te avisamos. Desde finales del año pasado, tienen lugar tanto los miércoles como los jueves. Ambos días, Bethy Garza y Michel Resendiz, amigas y oriundas de Monterrey y Michoacán, preparan sus mejores recetas tras la barra de este emblemático bar de El Carmen. Cazuelitas, totopos y tacos por 1'5 euros la unidad, que pueden ser de de cochinita pibl, chicharrón en salsa, carne al pastor, flor de calabaza, pollo en mole o lo que se les ocurra en el momento. Van cantando las comandas con un megáfono y el ambiente siempre es festivo. Se trata de cruzar el ecuador de la semana con el mejor de los ritmos.

El cocido de los jueves

Desde las 13 horas - El Ultramarinos

¿No pensarías que con la Navidad se terminaban las oportunidades de comerse un putxero? La cuchara no se suelta hasta que el frío no se vaya. Y eso bien lo saben en El Ultramarinos, bodega del Cabanyal que todos los jueves, para el servicio de mediodía, prepara un cocido completo. Conviene reservar mesa y hacer hueco en el estómago. Muy interesante resulta también su propuesta de los viernes, que en este caso se consagran al gazpacho manchego. Lleva pollo de corral, secreto ibérico, robellones, seta ostra y especias del monte; ahí es nada, tiene que estar bueno. Son gente de costumbres, sí, pero encima de las buenas.

Viernes. Hora de elegir

De 17 a 20 horas - Nutt Consejo nutricional -  24 euros

Contención y moderación, que dice un amigo. ¿Justo el viernes? Pues sí, el viernes también se puede ser sano. Así lo demuestra el taller de Nutt Valencia '7 días, 7 cenas', una de sus formaciones más populares, por cuanto sirve de gran inspiración. Durante tres horas, los participantes aprenden recetas muy socorridas, y nutricionalmente equilibradas, para aquellos días en los que llegas cansado del trabajo. La plaza se reserva por Internet

De 20.30 a 00.15 horas - Valencia Club Cocina - 60 euros

Si por el contrario ya te has rendido a la evidencia, y quieres levantar la copa entre amigos, quizá prefieras la propuesta de Valencia Club Cocina. Organizan un evento de temática clara y directa: pinchos y vinos. Consiste en una clase práctica, que incluye degustación, durante la que se prepararán tapas de tortilla, mini rollitos teriyaki, una brocheta de marisco, croquetas, baos o mejillones al vermut, entre otras exquisiteces. 

Yoga y Brunch para el sábado

De 10.15 a 14 horas - Kosmo Valencia -  30 euros

En esto de la reconexión con uno mismo viene muy bien el yoga. Si nunca lo has probado, una advertencia para los bravucones: puede ser duro. Por suerte, en el taller de meditación guiada que organiza Kosmo València, hay una doble recompensa: la satisfacción personal del ejercicio y el brunch crudi vegano que se ofrece al acabar. Es en ese momento de reunión, junto al resto de compañeros, y con comida nutritiva, cuando se alcanza el Nirvana.

Domingo. La primera calçotada

De 13 a 17.30 horas - Descubre L'Horta Borbotó - 35 euros (12 euros los niños)

Empecemos y acabemos en verde. Los catalanes tienen unas costumbres gastronómicas admirables, desde los galets que se comen en el día de San Estebán, a las calçotadas que a partir de estas fechas comienzan a proliferar. Una excusa para reunirse con los amigos en torno a la buena mesa y, por lo general, en plena naturaleza. Por suerte, los valencianos hemos sabido importar la costumbre, porque nuestra huerta no tiene nada que envidiar.

El colectivo Descubre L’Horta ofrece una actividad gastronómica para grupos cerrados que permite conocer las costumbres agricultoras y disfrutar de una comida en el entorno rural de Borbotó. Desde mediodía, incluye una visita al Jardín Mediterráneo y el huerto ecológico del que disponen, donde se recibe una breve explicación sobre el cultivo dels calçots. Mientras se preparan y cocinan, se sirve un aperitivo a base de embutidos, pa amb oli y cacau del collaret. Luego viene la teja de calçots con salsa Romesco y alcachofas a la brasa, además de la parrillada de carne. Una bacanal. Con mucho vino y cerveza. Y de postre (sí, hay postre)...

... calabaza asada, coca Cristina de Borbotó y mistela. 

¿Quién te dijo que la rutina
 no era disfrutona?

Comenta este artículo en
next