Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Las autonomías del PP rechazan pedir la alarma mientras las del PSOE se muestran indiferentes

Foto: EUROPA PRESS/R.Rubio - POOL
26/08/2020 - 

VALÈNCIA (EFE). La posibilidad de recurrir al estado de alarma y que el Ejecutivo lo apoye ha abierto una nueva brecha entre las comunidades que gobierna el PP y las que lo hace el PSOE, pues las primeras claramente la rechazan, en tanto que las segundas la han acogido con indiferencia, porque no la ven por ahora necesaria.

Varios presidentes autonómicos se han pronunciado este miércoles sobre dicha opción, apuntada por Pedro Sánchez.

El de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, del PP, ha abogado por una alternativa similar a la que promueve el líder nacional de su partido, Pablo Casado: modificar las leyes vigentes.

Ha anunciado que su gabinete enviará en breve al de Sánchez una propuesta para cambiar la Ley General de Salud Pública y con ella se gestionen las posibles privaciones o restricciones que deriven de las medidas de contención de la pandemia.

“Ante los cinco meses perdidos del Gobierno central, en Galicia hemos elaborado un texto de modificación a la Ley Orgánica de Salud como aportación leal de una comunidad autónoma preocupada y ocupada por la pandemia”, ha explicado.

En Castilla y León tampoco convence la oferta de Sánchez, que en realidad siempre estuvo encima de la mesa porque la propia ley que regula los estados de alarma la establece.

Si los supuestos por los que se estima que ha de aplicarse afecta a "todo o parte" de una comunidad, su presidente podrá solicitarlo al Gobierno.

El presidente castellanoleonés, Alberto Fernández Mañueco, prefiere un criterio técnico común a todas las autonomías, ya que la opción de recurrir al estado de alarma equivale a que Sánchez "se eche a un lado". "Debe ser eficaz", ha añadido.

En Madrid, donde los contagios por coronavirus mantienen una fuerte tendencia al alza (se han duplicado en las últimas 24 horas al contarse más de 1.200), su vicepresidente, Ignacio Aguado, de Cs, partido que gobierna junto al PP, ha dejado claro que a pesar de la evolución de la pandemia no se piensa en pedir el estado de alarma.

Su preferencia pasa por declarar confinamientos puntuales en poblaciones concretas, así como restringir "la movilidad insegura".

Así que en sintonía con Casado, los presidentes autonómicos del PP no ven claro el recurso al estado de alarma y critican abiertamente a Sánchez por lanzar la oferta, ya que la interpretan como dejación de responsabilidades en una coyuntura en la que no se aplana el crecimiento sostenido de contagios.

El portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha asegurado que la propuesta es sencillamente "una irresponsabilidad".

La restricción de la movilidad es una de las medidas más eficaces frente a la expansión del coronavirus, pero adoptar una medida así no es fácil para las administraciones.

La presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, ha considerado este miércoles, con ocasión de su asistencia a un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que sí se pueden adoptar restricciones de derechos o confinamientos parciales con "garantías", aunque convendría acometer reformas.

Entre los presidentes de las autonomías que gobierna el PSOE, la opción no se plantea de momento.

En Baleares, su presidente, Francina Armengol, quien este miércoles ha anunciado más medidas para detener la propagación de contagios, como la prohibición total de fumar en espacios al aire libre o la reducción de aforos en establecimientos de hostelería, ha subrayado que no baraja el estado de alarma, aunque sí limitaciones de movilidad.

Su homólogo en Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, tampoco lo sopesa, ya que "aplicar medidas excepcionales sin afectar a la movilidad entre regiones tendría poco sentido en este momento".

"Las medidas de este tipo o son de confinamiento integral o no merecen la pena", ha aseverado.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha dicho que en su comunidad "no se dan las circunstancias". "Sánchez expuso lo que ya sabíamos, que es poder ejercer esa posibilidad", ha añadido.

Y el socialista valenciano Ximo Puig, al tiempo que ha reconocido no entender las críticas a Sánchez y ha valorado la opción que ofreció desde la Moncloa, ha coincidido en que por ahora la Generalitat no lo pedirá.

El president de la Generalitat Valenciana ha reconocido que su Gobierno estudia todas las opciones porque la prioridad es la protección de la salud pública. En términos similares se ha pronunciado la consejera riojana, en donde también gobierna el PSOE.

"No habría ninguna circunstancia" actualmente para solicitar al Gobierno la declaración del estado de alarma en todo o en parte de Cantabria, ha afirmado el responsable de la Consejería de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez.

Navarra, por ahora, tampoco lo contempla, ha dicho el portavoz del Ejecutivo foral, Javier Remírez.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email